INFIELDER – LA 4T USA LOS MEDIOS PÚBLICOS PARA TRANSMITIR PROPAGANDA

Posted on junio 07, 2019, 7:55 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO

El poder siempre tiene la tentación de usar todos los recursos que tiene a la mano para silenciar a sus críticos y empoderar a sus defensores. Eso es justamente lo que ha sucedido desde que López Obrador asumió la Presidencia de México, pero lo que agrava la situación es que esa estrategia mediática se hace con dinero público, por un lado, controlando a los medios con la publicidad oficial y, por otro, utilizando los medios públicos.

En todos los países existen medios de comunicación con enfoques distintos, unos con un tono político e ideológico más marcado que otros, pero es el consumidor el que tiene la libertad de decidir qué medios leer para mantenerse informado; un ejemplo de ello en nuestro país es “La Jornada”, un medio que data de 1984, se convirtió en la “bandera de la izquierda”, según palabras del locutor mexicano Héctor Martínez. Basta con ingresar al sitio de internet para encontrar la publicación de las “Reflexiones de Fidel Castro”.

Pero el Presidente de México dice que “la prensa se regula con la prensa” y aunque su argumento lo acompaña de una tediosa retórica sobre la libertad de expresión, parece que en los hechos su plan es invertir dinero público para empoderar a un grupo de periodistas que le sean leales, que mantengan una línea editorial condescendiente, que alaben a su gobierno y, al mismo tiempo, riñan con los periodistas críticos haciendo una defensa de la administración morenista.

Prueba de ello es que nombró como titulares de los organismos de comunicación estatal a perfiles muy cercanos a él como Jenaro Villamil al frente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano y a Sanjuana Martínez encabezando la agencia de noticias “Notimex”.

El presidente afirmó que su intención es “coordinar todos los medios para que haya una orientación editorial que tenga como propósito informar con objetividad”; además, señaló que pretende reunir las agencias informativas públicas en una sola, emulando a la empresa británica British Broadcasting Corporation (BBC) o a Radiotelevisión Española (RTVE). Lo que el tabasqueño ignora es que tanto la BBC como la RTVE han sido acusadas de dar coberturas parciales, la británica al tema de Brexit y la española durante las campañas para las elecciones generales del 28 de abril, por lo que no son modelos a seguir en cuanto a independencia editorial se refiere.

Pero parece que justo eso es lo que busca López Obrador, lo que nos hace suponer que la llamada “Cuarta Transformación” no busca acabar con la corrupción y el uso de medios de comunicación públicos para fines políticos, sino que sus comentaristas y apologistas se hagan de esos espacios para ser un soporte de su movimiento político.

Un ejemplo es el programa “La Maroma Estelar” transmitido en Canal 11 y conducido por Hernán Gómez, un férreo defensor del gobierno morenista que, si bien han llegado a ser tendencia en las redes sociales como Twitter, sus contenidos dejan mucho que desear de la televisión pública que necesita nuestro país, pues utilizar el humor y la sátira para lanzarse contra las voces críticas del gobierno no hace sino convertir la nueva programación en un instrumento más de la propaganda oficial.

El humor es un arma de dos filos que debe usarse con precaución. Según el Foro de Asociaciones de Guionistas Audiovisuales, la parodia de la persona débil nunca es comedia pues ésta debe enfocarse hacia el poder con el objetivo de desmitificarlo y hacerlo humano, de lo contrario será abusivo; el humor político debe ser “liberador de nuestros traumas individuales y colectivos”.

Así, los nuevos programas financiados con dinero público son una mala copia de formatos importados de YouTube cuyas características son muy distintas por lo que la adaptación no está bien lograda. Además, tiene un evidente conflicto de intereses, por ejemplo, el esposo de la titular de la Secretaría de la Función Pública ya cuenta con su programa en cuya primer transmisión entrevistó a la esposa del Presidente de México; es decir, se usa la infraestructura de comunicación del Estado para darle espacio a Beatriz Gutiérrez, la autora intelectual de la tensión diplomática con España por el tema de la Conquista que no fue más que una cortina de humo para tapar el episodio del abucheo en la inauguración en el estadio de los Diablos Rojos.

López Obrador debe dejar de politizar las instituciones del Estado mexicano y ocuparse en construir un sistema de radio y televisión de calidad para todos los ciudadanos que se utilice para difundir la ciencia y la tecnología, más que sus posiciones ideológicas.

***

* MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA actual Secretaria de Asuntos Internacionales del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional, es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Anáhuac del Norte; tiene una Maestría en Gobierno y Políticas Públicas por la Universidad Panamericana, y realizó estudios en Derecho Parlamentario en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, así como de Comunicación y Marketing Político por la Fundación Konrad Adenauer.

Leave a Reply

  • (not be published)