SCREWBALL – ‘LA TÍA’

Posted on mayo 15, 2018, 7:59 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

ERNESTO OSORIO

Dicen que, “para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo” y quizá esta frase resuma  la estrategia que la candidata de la coalición “Por La Ciudad de México Al Frente” para gobernar a la futura Alcaldía de Iztapalapa, Karen Quiroga, pretende implementar en esa demarcación para abatir los elevados de inseguridad y violencia que la afectan.

Iztapalapa no es una Delegación como cualquier otra. Es la joya de la corona de cualquier proceso electoral de la Ciudad. Los y las candidatas que se disputan el privilegio de gobernar a los casi dos millones de habitantes que tiene esta demarcación, saben que el resultado electoral que se de aquí, puede definir no solo la elección del Jefe de Gobierno, sino también la presidencial.

Y así lo entiende Karen, quien en una entrevista con Gaceta Ciudadana que se publica esta semana, expone por primera vez los ejes de su propuesta para abatir la inseguridad y la violencia en Iztapalapa, una de las más peligrosas regiones a nivel nacional.

Según la Dirección General de Política y Estadística Criminal de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX, del total de delitos que ocurren en Iztapalapa diariamente, 19.9% son con violencia, esto es, dos de cada 10 son de alto impacto, tales como homicidio doloso, secuestro y robo, en todas sus modalidades.

En esos datos coincide la más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública del INEGI que ubica a Iztapalapa como uno de los municipios más peligrosos a nivel nacional, superada solo por Chilpancingo, Guerrero.

Diariamente, agrega el Observatorio Nacional Ciudadano, en Iztapalapa se cometen de 50 a 60 delitos en promedio, siendo los más comunes el robo, el homicidio y el feminicidio.

Para revertir esta tendencia, Karen ofrece, primero, buscar a las personas que salieron de la cárcel luego de la implementación del nuevo Sistema Penal Acusatorio para capacitarlos, ocuparlos y ofrecerles trabajo o créditos para que puedan iniciar un negocio.

“Vamos a buscar a todos los que salieron en externación en esta ciudad que son 24 mil. De ellos, en Iztapalapa residen 14 mil, más del 50 por ciento, a ellos los vamos a buscar, vamos a ver que están haciendo”, nos dijo.

Del mismo modo, creará una conserjería al interior de la Dirección de Seguridad Pública; se certificará a los policías y se creará un Grupo de Élite para combatir la violencia de género que se llamará la Patrulla Rosa.

“Parada Segura” será otro programa que consiste en colocar cámaras de seguridad y elementos de la SSP encubiertos para protección del ciudadano, en paradas de camiones, microbuses y ocasionalmente a bordo del transporte público.

Se incrementarán los cuadrantes para la policía de barrio, se revisará el sistema actual de Base Plata para verificar que todas las cámaras de vigilancia funcionen y estén conectadas al C-4 de la capital y se impartirán cursos de prevención del delito en escuelas de educación media.

¿Que sí tendrán éxito estas propuestas, en caso de ganar la elección? No lo se de cierto, pero me atrevería a concederle el beneficio de la duda.

Karen no es una mujer que se haya forjado a la sombra de su tía o algún otro familiar; ella tiene su sello propio, creció con problemas como los de cualquier otro muchacho en Iztapalapa, sufrió violencia y de otros males que aqueja a la juventud en toda la Ciudad, según cuentan quienes la vieron crecer.

A sus escasos 20 años, aprendió el oficio de la política, de la mano de René Bejarano y fue con Andrés Manuel López Obrador con que aprendió a ejercer la política territorial en zonas de elevada marginalidad y violencia. No le gustó mucho el estudio, y quizá por eso dejó la carrera de Derecho trunca.

Su carácter es fuerte y virulento y hasta en ocasiones explosiva, como sucedió en el 2011 cuando recuperó un predio en la colonia La Joya, o durante su paso por San Lázaro cuando en las discusiones de la reforma energética, abofeteó a una diputada del PRI que se interpuso en su camino.

Se le ha acusado de crear grupos de choque en colonias como El Hoyo o San Lorenzo; de presionar a su tía para condicionar la entrega de agua por pipas, y de disfrazar la compra del voto a través de los programas sociales que diseñó su tía.

Pero nada se le ha comprobado.

Así es Karen, “la Tía” -como muchos jóvenes la bautizaron cuando tuvo a su cargo el Programa “Prepa Sí”- la mujer que sabe hablar el idioma de muchos jóvenes de Iztapalapa que por circunstancias diversas se vincularon a la delincuencia.

Hasta ahora, la estrategia de escritorio no ha funcionado; quizá valga la pena darle la oportunidad al trabajo empírico de esta mujer, al trabajo que se hace en la calle, sin títulos, fueros o jerarquías, al del barrio, para que la cuña en verdad apriete.

***

*  ERNESTO OSORIO GONZÁLEZ Es fundador y Director editorial CDMX de los portales digitales: www.discursoydebate.com y www.gacetaciudadana.com.
Cuenta con 25 años de trayectoria periodística trabajando la fuente política y social de la Ciudad de México.
Su columna “Screwball” se publica en www.gacetaciudadana.com
@Brosorio, @Gaceta_C y @discursoydebate

Leave a Reply

  • (not be published)