A ti también te puede seducir el cerdo

Staff/GC
Posted on agosto 11, 2017, 8:04 pm

Cerdo para todos: para los enfermos, para los niños, para adultos mayores y deportistas… y los especialistas lo saben.

Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, afirma que la carne de cerdo es un alimento imprescindible en todas las etapas de la vida, pues contiene un alto contenido en proteínas de alto valor biológico y aporta diversos minerales como potasio, fósforo, zinc y hierro, además de que es fuente de vitaminas del grupo B como la B1, B3, B6 y B12.

De acuerdo con una nota difundida por el Instituto Tomás Pascual Sanz de Madrid, Villarino resaltó que durante la infancia la carne de cerdo aporta proteínas de alto valor biológico necesarias para el crecimiento y el desarrollo de los huesos en los niños.

María Salud Rubio Lozano, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM, afirmó que la carne de cerdo mexicana es fuente importante de proteínas, vitaminas, aminoácidos y minerales; además, su contenido de grasa intramuscular es similar o más bajo al de otras carnes.

Con las mejoras genéticas a la raza, el cerdo de hoy en día tiene menos grasa que otras especies.

Con las mejoras genéticas a la raza, el cerdo de hoy en día tiene menos grasa que otras especies.

La académica puma afirmó que es preciso desmitificar su consumo, pues, incluso, se ha demostrado científicamente que la grasa de cerdo es mejor en comparación con la de otros animales (res, cordero, cabra y aves), pues es la más insaturada y, por lo tanto, la más benéfica para el organismo porque no aumenta los niveles de colesterol malo.

Fuente: U.S. Meat.

Fuente: U.S. Meat.

Afirmó que el menosprecio por este producto deriva de la mala información, aunque las confederaciones nacionales de porcicultores llevan años trabajando con la población y los médicos, pues en buena medida son ellos quienes han satanizado el consumo, agregó.

Tampoco, enfatizó, existe sustento científico para prohibir la carne de cerdo a enfermos, niños o adultos mayores; cualquiera puede consumirla sin riesgo porque cumple con las normas de calidad necesarias.

“Otro mito en torno a la carne de puerco es creer que por sí sola transmite cisticercosis, y no es cierto, porque para ello tendría que estar contaminada con materia fecal que contenga huevos de Taenia solium (solitaria)”, aseguró la universitaria.

Al respecto, la Confederación de Porcicultores Mexicanos (CPM), con base en información del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, planteó que existen dos formas de adquirir la enfermedad:

La más común es la infección externa. El hombre tiene huevecillos del parásito en sus heces fecales y contamina sus manos. La otra forma es la auto infección interna. Cuando una persona tiene el parásito, algunos huevecillos llegan al estómago por los movimientos intestinales.

“Nuestras buenas prácticas evitan el contagio. Los cerdos son confinados en instalaciones diseñadas para su propósito productivo, por lo cual no tienen acceso a heces fecales humanas.

“El agua, los alimentos e insumos para la formulación de raciones a suministrar a los cerdos, son sujetos a programas de control de calidad encaminados a salvaguardar la salud de la piara”, informa la CPM.

La Confederación agrega que, por su bajo contenido de grasas saturadas, el consumo de 100 gramos de lomo de cerdo cocido representa la ingestión de menos del 10% de la cantidad máxima diaria de grasa saturada recomendada por la Asociación Americana del Corazón.

Fuente: Profeco.

Fuente: Profeco.

“Una porción de 100 g de los principales cortes primarios de carne de cerdo (pierna, lomo y paleta), tiene un contenido promedio de colesterol de solo 61 mg, que representan no más del 20.3 % de la Ingesta Diaria Recomendada (IDR) en los Estados Unidos de América”.

Antonio Villarino señala que durante el embarazo y la lactancia se incrementan los requerimientos nutricionales, por ello la carne de cerdo es idónea para ayudar a las mujeres a cubrir estas necesidades nutricionales ya que es rica en proteínas, minerales y vitaminas que ayuda a regular la actividad hormonal.

En personas mayores, agrega, sus proteínas ayudan a conservar la masa muscular y el mantenimiento de los huesos, además la carne de cerdo es de fácil masticación y altamente digestible, lo que ayuda en esta etapa de la vida.

Por último, agrega, los deportistas también necesitan requerimientos nutricionales específicos y la carne de cerdo magra, por su contenido proteico, asegura el suministro de aminoácidos esenciales, además su destacado aporte de vitaminas del grupo ‘B’ que ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga y los minerales como el hierro, el zinc y el potasio contribuyen al adecuado funcionamiento de los músculos. Además su contenido proteico tiene un efecto saciante, lo que la hace un alimento perfecto para personas con obesidad.

De acuerdo con estimaciones de OCDE-FAO -retomados en el Panorama Agroalimentario/Carne de cerdo 2017 de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA)- el consumo de carne de cerdo por persona es de 12.43 kilogramos por año.

“El consumo per cápita de carne de cerdo en México ha aumentado de manera consistente durante la última década. Entre 2006 y 2016, creció a una tasa promedio anual de 3.1 por ciento, para ubicarse en 18.6 kilogramos por persona por año. En dicho periodo, el consumo per cápita de carne de cerdo creció a un ritmo mayor que el consumo per cápita de la carne de ave, que registró una tasa de crecimiento promedio anual de 1.9 por ciento, al ubicarse en 33.4 kilogramos en 2016. Por el contrario, el consumo per cápita de carne de res se redujo a una tasa promedio anual de 1.7 por ciento, al ubicarse en 14.8 kilogramos.

“Para 2017 se estima que le consumo per cápita de carne de cerdo se ubique en un nivel récord de 19.0 kilogramos”, dice el informe.

El Panorama Agroalimentario refiere que la producción nacional de carne de cerdo registró una tendencia creciente durante la década reciente para ubicarse en 1.38 millones de toneladas en 2016 y prevé que la producción nacional durante 2017 se ubique en 1.43 millones de toneladas, su nivel más alto desde 1984.

POR SI SE TE ABRIÓ EL APETITO, 3 RECETAS:

Costillas de Cerdo con Salsa Agridulce 

— Ingredientes

8 costillas de cerdo medianas

¼ de taza de vinagre de manzana

4 cucharadas de azúcar

4 cucharadas de salsa de tomate

½ cucharada de chile rojo seco en hojuelas

½ taza de jugo de naranja

1 cucharadita de fécula de maíz

1 clavo de olor

Aceite para sellar

Sal y pimienta

— Preparación

Sazona las costillas y ásalas en la plancha.

Calienta en una olla el vinagre, el azúcar, la salsa de tomate, las hojuelas de chile seco, el jugo de naranja y el clavo de olor.

La fécula de maíz se diluye en un poco de agua fría y se añade a la mezcla sin dejar de mover hasta que espese.

Baña las costillas con esta mezcla y sírvelas acompañadas de arroz blanco mezclado con nuez.

Cubos de Pierna de Cerdo con Tocino para Botana 

– Ingredientes

500 grs. de pierna en cubos medianos de aproximadamente 3 x 3 cms. cada uno

200 grs. de tocino ahumado rebanado

Queso chedar para untar

125 grs. de yogurt natural sin azúcar

¼ de taza de pimiento rojo cortado en cubitos

Sal y pimienta c/n

– Preparación

Enrolle los cubos de carne en las tiras de tocino, sujetándolas con palillo de madera, sazónelos.

Ase los cubos en una sartén sin aceite hasta que doren por todos sus lados, reserve.

Mezcle vigorosamente el queso con el yogurt y los cubos de pimiento hasta obtener una mezcla homogénea.

Adorne con perejil picado y pimienta.

Sirva los cubos como botana con palillos, y acompáñelos con el queso como dip.

Cubos de Lomo de Cerdo en Salsa de Chile Morita

– Ingredientes

800 grs. de lomo cortado en cubos

10 chiles morita

1/2 cebolla

2 dientes de ajo

2 cucharadas de aceite

Sal y pimienta c/n

– Preparación

Se remoja con anterioridad los chiles y se los licua con cebolla, ajo y sal, la salsa resultante se refríe y se reserva caliente.

Los cubos de carne se sazonan con sal y pimienta y se fríen con una pequeña cantidad de aceite. Se sirven sobre la salsa y acompañan de frijoles bayos o negros.

***

Leave a Reply

  • (not be published)