¡Haaaay tamaleeees!

Por ERNESTO OSORIO
Posted on enero 27, 2018, 6:20 am

Si en la Rosca de Reyes te tocó el muñequito seguramente ya estas alistando el pago de los tamales para tu familia o amigos; bueno pues aquí te recomendamos un lugar donde existen 42 sabores distintos de tamales ya sean dulces o salados.

Pero antes de pasar al menú,  ¿tú sabes por qué se comen tamales el 2 de febrero, Día de la Candelaria?

De acuerdo con los ritos de la Iglesia Católica, el día de la Candelaria recuerda la fecha en que Jesús siendo niño, es levantado del pesebre para ser vestido y presentado por José y María ante Dios en el Templo. Con los paralelismos que los conquistadores  emplearon para la evangelización de los indígenas utilizando sus propios ritos religiosos, el 2 de febrero se celebra el primer día del año azteca en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcoatl y a quienes los mexicas ofrendeban productos de maíz.

Los tamales, una ofrenda que se entregaba a las deidades prehispánicas. Foto: México Desconocido.

Los tamales, una ofrenda que se entregaba a las deidades prehispánicas. Foto: México Desconocido.

De ahí que los tamales elaborados de harina de maíz, acompañados por el atole que se prepara también con la fécula se presentaban a los Dioses como ofrenda. Aunque en esa época los tamales se elaboraban sólo con chile y frijol, la evolución de la gastronomía mexicana le ha dado un realce a este delicioso platillo de nuestra cultura nacional, hasta convertirlos en un platillo gourmet.

Y vaya que doña Hilda Cifuentes, una vecina y mujer emprendedora de la colonia Jardín Balbuena ha contribuido para incrementar las recetas de los tamales con su negocio “Los Tamalitos de Balbuena”

Hace más de 20 años Doña Hilda Cifuentes tuvo la idea de iniciar su propio negocio de Tamales. Hoy, son famosos a nivel internacional. Foto: Ernesto Osorio/GC

Con más de 20 años de tradición, doña Hilda comparte con Gaceta Ciudadana su secreto para hacer de los tamales, algo más que una alternativa para el desayuno.

“A mi siempre me gustó la cocina y aunque no pude estudiar porque en mis tiempos no teníamos cómo estudiar esto, pues me puse a crear recetas con vegetales. Yo soy vegetariana y un día un amiga, vecina me sugirió hacer tamales para vegetarianos y vender.

Una delicia el tamal de zarzamora con queso crema. Foto: Twitter

“Pensé que era una buena idea, pero los tamales los comencé a preparar con la receta original de nuestros antepasados. Con manteca de cerdo, caldo de pollo y verduras bien cocidas. Mi primer receta fue la del tamal Xóchitl que lleva flor de calabaza, calabacitas, elote y queso y gustó mucho. De ahí en adelante y hasta ahora pues hemos ido incrementando nuestra carta que incluye no solo los vegetarianos, sino también los de carne de pollo, res, cerdo y dulces o con frutas. Actualmente nuestra carta es ya de 42 sabores distintos y también 23 diferentes recetas de atoles” comenta doña Hilda en conversación con Gaceta Ciudadana.

Los Tamales de Balbuena no tienen local y puedes disfrutarlos en el mismo lugar donde inició hace más de 20 años. Foto: Ernesto Osorio/GC

Entre los sabores tradicionales que mayor demanda tienen están los de mole, rajas y salsa verde, pero también de verdolagas, cochinita pibil, Nutella, Carlos V, Gansito, de Galleta Oreo y de zarzamora con queso crema.

Pero si hay uno que sobresale de entre todos y que ha obligado a los paladares más exigentes trasladarse hasta esta esquina en la colonia Jardín Balbuena, es el tamal de Gansito.

Si eres fán del dulce y chocolate, el tamal de Gansito te va a atrapar. Foto: Ernesto Osorio/GC

“Pues en una ocasión mi hija me platicó que había visto que un muchacho se tomaba un licuado de Gansito, de este pastelito y me comentó que sería curioso que un tamal pudiera tener dentro este pastelito y lo preparé y desde entonces, la gente queda muy conforme; les gusta mucho ha venido gente de muy lejos, sólo para probarlo y hasta se llevan muchos para su casa o su trabajo”, dice.

Para el día de la Candelaria, Doña Hilda prepara una receta especial, y es el tamal navideño que se prepara con frutos secos, cereza y nuéz. Su sabor, es inigualable.

Aunque en el pasado el negocio se extendió a distintos puntos de la Ciudad de México, incluyendo dos locales establecidos, la elaboración de los guisados hizo que el sazón fuera distinto. Doña Hilda prefirió no poner en riesgo el éxito de sus recetas y por ello cerró las sucursales y desde hace dos años sólo mantiene el puesto original, ubicado en el Retorno 24 de Fray Servando Teresa de Mier número 8, en la Colonia Jardín Balbuena.

Y para acompañar el tamal, nada mejor que un buen atole y para ello, el menú 2018 tiene para ti entre otros, el de cajeta, el de champurrado, arroz, guayaba, pinole y fresa.  Pero también puedes aventurarte a probar el de coco, de amaranto, de café y de ron antillano.

Si para este dos de febrero deseas hacer un pedido a domicilio, Doña Hilda nos ha dicho que sólo podrás hacerlo este fin de semana, 26 y 27 de enero pues son seis días los que se toman para elaborar los pedidos. Por lo pronto, te dejamos este video que te ayudará a conocer más de los Tamalitos de Balbuena, que es nuestra sugerencia para este fin.

Leave a Reply

  • (not be published)