México siente y canta… con voz de mujer

Por: ERNESTO OSORIO
Posted on marzo 19, 2018, 12:15 am

Dice el vox populi que nadie es profeta en su propia tierra.

El programa de mano…un clásico. Foto: Ernesto Osorio/Gaceta Ciudadana

Es el caso de la soprano mexicana Olivia Gorra, quien a pesar de ser una de las voces de ópera más reconocidas a nivel mundial  sigue siendo olvidada por las grandes esferas de la cultura nacional.

Olivia Gorra a lado de su inseparable compañero al piano, James Dester. Foto: Twitter

La gala para celebrar 30 años de una brillante carrera como cantante fue en el Palacio de Bellas Artes, pero ni la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes Lidia Camacho, o algún enviado por la Secretaría de Cultura tuvieron la más mínima atención para acompañarla en una fiesta, donde al final… nisiquiera hicieron falta.

Considerada por especialistas como una de las voces más bellas del mundo, Olivia Gorra realizó sus primeros estudios de canto en su ciudad natal, Coatzacoalcos, Veracruz.

Luego continuó en la Escuela Superior de Música, con Enrique Patrón de Rueda y James Demster, y en Estados Unidos asistió a la Manhattan School of Music.

La biografía de Olivia Gorra fue un obsequio para los asistentes al concierto.

Gracias a la supervisión especial de la soprano estadounidense Jessye Norman, The Rolex Mentor and Protégé Arts Initiative la eligieron como una de las mejores cantantes del mundo, y Lorin Maazel, Licia Albanese y Tito Capobianco la designaron triunfadora en el Concurso Internacional Traviata 2000.

La sobriedad del escenario hizo lucir la inigualable voz de la soprano. Foto: Ernesto Osorio/Gacera Ciudadana

Se ha presentado en el Metropolitan Opera House y el Carnegie Hall en Nueva York, además de salas de Francia, España, Italia, Rusia y en casi toda la República Mexicana y el mundo.

En esta ocasión, y arropada por el patrocinio de la iniciativa privada, principalmente por la Fundación Alfredo Harp Helú, Estudio 13, Musbi, Eje ejecutantes y Vive Cultura Viva A.C, entre otras, la artista originaria de Coatzacoalcos Veracruz integró un repertorio de poco más de 120 minutos que incluyeron las árias clásicas de la Opera y una segunda parte de música mexicana que arrebató el corazón y lo hizo vibrar hasta las lágrimas, con el acorde del mariachi.

El Palacio de Bellas Artes lució sobrio. Una cortina roja con un display que al centro identificaba la firma de la intérprete y la sencilla presencia de un piano al extremo izquierdo fueron el marco idóneo para que James Dester recibiera a la homenajeada que lució un vaporoso vestido color rojo con el que abrió la noche.

Las páginas más hermosas de la literatura musical de los siglos XVIII al XX, debidas a autores como Pietro Mascagni, Léo Delibes, Jacques Offenbach, Enrique Granados, y Federico Chueca, fueron interpretadas por Olivia Gorra y sus invitados.

La música mexicana fue el platillo principal para la gala por sus 30 años. Foto: Ernesto Osorio/Gaceta Ciudadana

Caballería Rusticana, El amigo Fritz, LAKME, Las cortes de Hoffman, Goyescas y la Gran Vía, fueron las composiciones que lucieron en las voces de la maestra Gorra y sus invitados: Claudia Sierra y Encarnación Vázquez.

El público disfrutó de los atributos que han hecho a la maestra Olivia Gorra formar parte de las primas donnas del Metropolitan Opera House y el Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York, que fueron las mismas que le valieron el reconocimiento del Conservatorio de las Artes de Perm, Rusia que instituyó el concurso nacional de ese país Olvia Gorra´s stars en 2014, donde se forman los nuevos talentos de la ópera en ese país.

Vino el intermedio, y junto con él, la liberación del corsé que la música culta impone para dar paso al huipil, la falda de china poblana y el rebozo de Santa María.

El Palacio de Bellas Artes tuvo un lleno total. Foto: Ernesto Osorio/Gaceta Ciudadana

Iniciaron los agradecimientos, quizá los diez minutos que menos se disfrutaron por el desfile de “representantes” que distintas instituciones gubernamentales y sindicales de la cultura en el país enviaron para obsequiar a Olivia un ramo de flores, palabras y su aplauso….pero nada más.

Especial reconocimiento se llevó la escritora Silvia Cherem, quien regaló a Olivia un cuadernillo en el que se resume la trayectoria de la gran “diva”.

El repertorio de la segunda parte de esta gran gala, inició con un potpurrí de canciones del inolvidable Agustín Lara en un solo por parte de James Demster que hicieron recordar al “flaco de oro”

De pronto se apagaron las luces y un sencillo puente que simulaba la entrada a un pueblito tradicional que sirvió como escenografía, enmarcó al mariachi “potros” que inició con los acordes de “Collar de Perlas” de Alfonso Esparsa Oteo, y vinieron otras como «El Cascabel», «No Volveré», «Cien Años», «Mi cariñito» y «Dime que sí»

Majestuoso lució el escenario para la gran Diva. Foto: Ernesto Osorio/Gaceta Ciudadana

La maestra Gorra concedió también un espacio del concierto para dar a conocer los nuevos valores de su Centro de Formación de cantantes de Ópera, todos ellos jóvenes, dos de esta Ciudad, uno de Sonora, una de Oaxaca y una más de Sinaloa.

El momento más emotivo llegó cuando a lado de su hijo Ambar Cantú interpretó el tema “Recuérdame” de la película “Coco”, recién galardonada con un “Oscar” por ser la mejor canción del cine en 2017.

Un popurrí mexicanísimo fue la cereza del pastel que durante dos años degustaron los asistentes a la celebración musical de 30 aniversario, tanto que hicieron a los asistentes a pedir a la homenajeada una, dos y hasta tres piezas más.

“Son tres décadas de lucha y brillo, de batallas y sonrisas, de lágrimas y éxitos, no míos solamente, sino de quienes me acompañan. Aún hay mucho por hacer, porque esta es solo una etapa”, dijo segura de que vienen muchas cosas todavía mejores, “porque tengo una familia, alumnos y compañeros; todos juntos, vemos hacia un futuro más hermoso”

Leave a Reply

  • (not be published)