¡“Estoy lista para comenzar …»!

Staff/GC
Posted on agosto 16, 2020, 4:55 pm

“Cuando Gopalan Harris, una investigadora contra el cáncer de mama, se mudó a Berkeley, California, en Estados Unidos desde Nueva Delhi en 1958, participó activamente en manifestaciones y protestas pacíficas contra la guerra de Vietnam junto a su marido, Donald Harris, un jamaicano que acabaría siendo catedrático en la Universidad de Stanford. Gopalan se casó a los pocos meses y decidió llamar a sus dos hijas con nombres de diosas hindúes: la primera, Maya Lakshmi, una abogada y activista por los derechos humanos que se convertiría en directora de la Union Estadounidense por las libertades civiles y asesora de Hillary Clinton en la campaña presidencial de 2016, y Kamala (con acento prosódico en la primera ‘a’) quien se convertiría en la primera mujer con ascendencia asiática y no blanca en ser candidata a la vicepresedencia de los Estados Undios por el partido demócrata junto con Joe Biden en 2020.

La cita corresponde al titular de la sección “feminismo” del diario español El País que esta semana dedicó su portada para hablar de una mujer que ya hizo historia en la política del país más poderoso del mundo.

Kamala Harris nació el 20 de octubre de 1964, en Oakland, California, de madre india tamil y padre jamaicano. Su madre, Shyamala Gopalan Harris, fue una científica especialista en cáncer de mama que emigró a los Estados Unidos.​ Su padre, Donald Harris, es un profesor de economía de la Universidad de Stanford que emigró de Jamaica en 1961 para cursar estudios de posgrado en economía en la Universidad de California en Berkeley

La familia de Kamala Harris vivió en Berkeley, California, donde sus padres asistieron a la escuela de posgrado. De niña, recuerda que fue muy cercana a su abuelo materno, P. V. Gopalan, un diplomático indio quien a menudo visitaba a su familia que vivía en Besant Nagar en Chennai, Tamil Nadu. India. Harris creció asistiendo tanto a una iglesia bautista negra como a un templo hindú con su hermana menor, Maya Harris.

En 2010, Kamala fue elegida Fiscal General de California, siendo la primera mujer de raza negra en ocupar ese cargo y desde ahí, supervisó el segundo Departamento de Justicia más grande del país, solo detrás del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Trabajó para proteger el programa de salud Obamacare, ayudó a lograr el matrimonio igualitario para todos, defendió la histórica ley de cambio climático de California y luchó por las comunidades migrantes del estado.

Desde que fue elegida senadora en 2016, impulsó iniciativas para ayudar a la clase media como la del incremento directo al salario a $ 15 dólares, defender los derechos legales de los refugiados y los inmigrantes. Ha favorecido además una reforma migratoria y garantizar la protección a los llamados dreamers, la legalización nacional de la mariguana, una moratoria contra la pena de muerte, mayores restricciones sobre armas de fuego, y la reducción de la encarcelación masiva.

También forma parte del Comité Selecto de Inteligencia del Senado, el cual se ocupa de evitar amenazas internacionales a la seguridad nacional y se desempeña en el Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado, donde supervisa la respuesta del gobierno federal a desastres naturales y emergencias, como ha sido la pandemia por Covid-19.

El pasado martes 11 de agosto, la senadora Harris fue seleccionada por el candidato presidencial demócrata Joe Biden como su compañera de fórmula en el partido demócrata para alcanzar la presidencia y vicepresidencia respectivamente en las elecciones de noviembre próximo.

Harris, fue rival de Biden para la candidatura presidencial demócrata y su perfil será clave durante la campaña que ha sido marcada por el movimiento de protesta social contra el racismo: “the black lives Matter.

Tras anunciar su elección, Biden dijo: “necesito a alguien trabajando conmigo que sea inteligente, firme y lista para ser líder. Kamala es esa person. Necesito alguien que entienda que estamos en una batalla por el alma de esta nación. Y si vamos a superar estas crisis tenemos que unirnos por un Estados Unidos mejor. Kamala entiende eso”.

Sin embargo, las bases de izquierda dentro del partido demócrata no se han pronunciado con tanto respaldo para Harris, a quien ven como parte de la cúpula centrista del partido. Adicionalmente, ha enfrentado críticas por su largo historial como fiscal cuando no se atrevió a promover cambios y reformas del sistema judicial que continúa castigando de manera desproporcional a sectores minoritarios.

Su efímera precandidatura presidencial. 

Desde que se registró como aspirante a la candidatura del partido demócrata, Kamala Harris fue identificada como una mujer ruda, algo indecisa para definirse como una líder de la izquierda moderada o izquierda centrista.

Pero eso no fue impedimento para que Harris se mostrara como una mujer firme y ruda para señalar los graves problemas de la nación.

En junio del año pasado y durante el primer debate entre los precandidatos, desafió violentamente a Biden, su amigo y le recordó sus antecedentes como un político indeciso para pronunciarse en contra del racismo.

Esa firmeza fue algo que sus asesores buscaron aprovechar a su favor pero parecía no contar con una base ideológica política y en ocasiones batalló para presentar una plataforma coherente, sobre todo en temas de salud.

Luego de ese debate, los expertos anticipaban un rompimiento de la amistad de años entre ambos, pero un día después, Biden hizo público un documento sobre Harris que incluía una sección sobre la “sociedad” entre ambos políticos, al hacer notar que ella había servido como fiscala general de California cuando un hijo de Biden, Beau, fue fiscal general de Delaware.

“Los dos se hicieron amigos mientras luchaban para enfrentarse a la industria bancaria”, decía un punto. “Gracias a su amistad con Beau, conoció a Joe Biden”.

Durante su campaña presidencial, Harris atrajo a los demócratas más moderados y a los que encontraban interesantes. Ella podría reforzar el interés en Biden entre las mujeres negras, las mujeres suburbanas y las mujeres que en general anhelan verse reflejadas en el liderazgo del país.

No obstante, lo más probable es que la izquierda progresista, incluidos algunos simpatizantes de Sanders, esté decepcionada con la selección de Harris, porque considera que apoya más un cambio progresivo que el tipo de propuestas amplias y revolucionarias que defienden. Además, su larga carrera en la procuración de justicia podría repeler a algunos votantes, en especial a los más jóvenes, quienes están impacientes por ver un movimiento que reforme la policía con un respaldo incondicional de la Casa Blanca.

Su presentación 

Joe Biden elogió a Kamala Harris como la hija de la «historia de Estados Unidos» que luchó por la clase trabajadora y está lista para enfrentarse a sus oponentes en una «elección que cambiaría la vida». Harris presentó a su vez a Biden como un líder desinteresado y preparado para desterrar rápidamente al presidente Donald Trump en noviembre.

“Kamala sabe gobernar. Ella sabe cómo tomar las decisiones difíciles ”, dijo Biden, mientras Harris escuchaba desde un asiento detrás de él. «Ella está lista para hacer este trabajo desde el primer día», agregó.

Joe Biden, el presunto candidato presidencial demócrata, y su compañera de fórmula Kamala Harris celebraron su primer evento de campaña juntos el pasado miércoles en Delaware.

Los candidatos usaron máscaras y mantuvieron la sanadistancia durante sus discursos.

La senadora de California Kamala Harris utilizó sus comentarios de apertura durante su primera aparición en la campaña como la elección de Joe Biden para vicepresidente para honrar a las mujeres que ayudaron a allanar el camino para ella y reconocer el trabajo necesario para frenar la pandemia de coronavirus.

«Después de la primaria más competitiva de la historia, el país recibió un mensaje rotundo de que Joe era la persona que nos guiaría hacia adelante y, Joe, estoy muy orgullosa de estar contigo. Y lo hago consciente de todas las mujeres heroicas y ambiciosas ante mí, cuyo sacrificio, determinación y resistencia hace que mi presencia aquí hoy sea incluso posible «, dijo Harris.

La demócrata dijo que estaba «increíblemente honrada por esta responsabilidad» y que estaba «lista para empezar a trabajar».

Harris caracterizó 2020 como un «momento de consecuencias reales para Estados Unidos».

«Todo lo que nos importa, nuestra economía, nuestra salud, nuestros hijos, el tipo de país en el que vivimos, está en juego. Nos recuperamos de la peor crisis de salud pública en un siglo. La mala gestión de la pandemia por parte del presidente ha hundiéndonos en la peor crisis económica desde la gran depresión «, dijo.

Por su parte, el exvicepresidente Joe Biden le pidió a Kamala Harris que siempre le dijera la verdad y que también debería prometerle ser la “última voz en la sala».

«Cuando acepté servir como compañero de fórmula del presidente Obama, él me hizo una serie de preguntas muy importantes, me dijo, me preguntó qué era lo que más quería . Le dije que quería ser la última persona en la sala antes de que tomara decisiones importantes. Eso es lo que le pregunté a Kamala. Le pedí a Kamala que fuera la última voz en la sala».

Biden calificó estas próximas elecciones presidenciales como un «momento serio para nuestra nación».

«Tuve una gran elección, pero no tengo ninguna duda de que elegí a la persona adecuada para que se uniera a mí como el próximo vicepresidente de los Estados Unidos de América y esa es la senadora Kamala Harris», dijo Biden. «Kamala, como todos saben, es inteligente, es dura, tiene experiencia, es una luchadora comprobada por la columna vertebral de este país. La clase media. Para todos aquellos que luchan por ingresar a la clase media. Kamala sabe cómo gobernar , sabe cómo tomar las decisiones difíciles. Está lista para hacer este trabajo desde el primer día «.

Desde su cuenta en Facebook, la senadora por California escribió:

«Hoy vengo a ti con una gran noticia: Me siento honrada de unirme a Joe Biden en la lucha por rescatar el alma de nuestro país siendo nominada a la vicepresidencia demócrata. Joe es un líder que puede unificar al pueblo estadounidense, porque ha pasado su vida luchando por ello. Como presidente, construirá una América que esté a la altura de nuestros ideales»