Un salvavidas en la cabeza

Por CRISTIAN NÚÑEZ
Posted on enero 27, 2018, 7:00 am

En el futbol americano, ante un choque de gran magnitud, una serie de focos LED se enciende en el casco, dando la señal a entrenadores y árbitros de un posible riesgo de conmoción para comenzar el protocolo de evaluación sobre la condición del jugador.

Además de la función al momento del choque, el casco cuenta con un circuito interno con un sistema de registro, el cual se almacena en una tarjeta SD, como la de los teléfonos celulares o cámaras de video, con la finalidad de crear un expediente de golpes en la cabeza a lo largo de la carrera de un usuario del casco.

El casco ha sido desarrollado por el ingeniero egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) Eduardo Chang Alejandre, quien demandó medir el impacto de choques de casco a casco en el futbol americano para prevenir lesiones físicas y mentales.

Chang Alejandre presentó el casco que alerta sobre golpes de gran intensidad durante el foro “Seguridad en el Fútbol Americano Infantil (¿Regulación o no?)”, organizado por la diputada local Abril Trujillo en la Asamblea Legislativa.

La NFL se ha enfrentado a acusaciones por parte de jugadores retirados, quienes dicen que la liga no ha hecho lo posible para evitar que los jugadores sufran daño cerebral, lo que ha llevado a un fuerte debate que acusa a la NFL de esconder información y casos de jugadores que han muerto por enfermedades relacionadas con daños cerebrales.

Ante estos estudios, que han desarrollado investigadores de la Universidad de Boston y el encuentro de nuevas enfermedades como la Encefalopatía Traumática Crónica implementados en niños y adolescentes, la diputada Trujillo Vázquez realizó el encuentro con especialistas, médicos, entrenadores, investigadores y periodistas para obtener su opinión sobre la regulación de este deporte en México en categoría de menores de 12 años.

Eduardo Chang expuso que es necesario medir constantemente el número de golpes que puede sufrir un jugador que práctica este deporte, sacar estadísticas, fuerza de impactos por juego y analizarlos, junto con un médico especialista en neurología para saber si el jugador puede seguir realizando este deporte.

Y una herramienta es el casco inventado por el ingeniero, “el sistema medidor digital de impactos para casco de futbol americano”.

El sistema del ingeniero en comunicaciones y electrónica, funciona con acelerómetros dentro del casco, los cuales miden la fuerza de las colisiones en esta área del portador.

“Mi idea fue implementarle un sistema electrónico a los cascos de futbol que mida la intensidad de estos impactos para tener una base de datos y el médico tenga de dónde revisar si el jugador ha recibido demasiado daño en la cabeza”, comentó Chang Alejandre.

Sobre las ligas de este deporte en el que espera que se utilice su circuito, apuntó que ONEFA, CONADEIP y LFA son las ligas más importantes de México, “pero lo que busco es que este tipo de tecnología se lleve desde nivel infantil, no solamente en liga mayor”, señaló.

Durante su presentación, el creador sugirió realizar mejoras a este prototipo, como la conectividad de un dispositivo con comunicación inalámbrica a teléfonos inteligentes, computadores y tabletas.

«El casco tiene dos acelerómetros o sensores de aceleración (como los que usan en los teléfonos celulares de última generación para detectar movimiento), y estos están colocados en la parte frontal y en la parte parietal del casco», comento el ingeniero egresado del IPN.

Eduardo Chang compartió que su gusto por el futbol americano, deporte que practicó desde niño, una conmoción cerebral que sufrió un compañero durante un partido y otra que tuvo él mismo, además de su tesis para recibir su título de educación superior, fueron los factores que alentaron a concretar una investigación para mejorar el casco.

“El deporte en la Ciudad de México es prioritario para fortalecer el pleno desarrollo de las niñas, niños y adolescentes; por ello es de vital importancia definir los mecanismos de seguridad para proteger la integridad física de los menores que practican el futbol americano, una disciplina que además tiene un carácter formativo”, argumentó la diputada Abril Trujillo.

La legisladora consideró que más allá de prohibir u obstaculizar el desempeño de este deporte, lo que se requiere es generar planes de trabajo que protejan a quienes practican esta actividad y que además fomenten lazos familiares.

***

Leave a Reply

  • (not be published)