#ElPuntoG – BATEADOR DESIGNADO – Los Números de López-Gatell

Posted on mayo 25, 2020, 1:09 pm

EDUARDO MACÍAS*

Cada día que pasa crecen las dudas entre la población sobre los números, las curvas y algunas de las recomendaciones de Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Protección de la Salud del Gobierno Federal.

Y es que al médico epidemiólogo por la Universidad Nacional Autónoma de México pareciera que lo puede rebasar la realidad por la derecha en cualquier momento. No funcionó que un comunicador como Javier Alatorre -por órdenes de su jefe, Ricardo Salinas Pliego- invitara a la población a ya no hacerle caso a López-Gatell.

Tampoco han funcionado los constantes ataques de algunos periodistas nacionales y extranjeros, quienes pensaron legítimamente que las cifras no son verdaderas.

En sus conferencias diarias que, por cierto, ya le hacen la competencia a las mañaneras del presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha sabido capotear el temporal.

Le han puesto en la mesa las opiniones y recomendaciones de algunos exsecretarios de Salud de la talla de Julio Frenk y él, como decía el clásico, “yo respeto”. En otras ocasiones hasta se ha dado su tiempo de meterse de lleno a la grilla, mandándole de vuelta los dardos envenenados al exrector de su alma máter, José Narro.

Otro pasaje polémico es su posición sobre el uso del cubrebocas. El subsecretario ha insistido que no sirve, ya que el uso el uso de esta mascarilla no previene del contagio del Covid-19.

Es más, cuando Estados Unidos recomendó el uso masivo de mascarillas o cubrebocas, López-Gatell comentó que tal medida no estaba fundamentada en la ciencia, que podían servir como auxiliares en la prevención, lo cual resulta contradictorio.

El caso es que, independientemente de la guerra de información suscitada durante la crisis y la creación de bandos entre buenos o malos -al estilo de las películas de indios contra vaqueros-, seguramente llegará un momento en que la realidad alcanzará al flamante funcionario y se le juzgará a toro pasado.

Será la realidad -y sólo ésta-, la que nos diga si tuvo o no la razón, si la curva se fue aplanando en las fechas planteadas por él desde Palacio Nacional, si el número de contagiados y el número de muertos fueron verdaderos, o bien hay que multiplicarlo por 3 o 4, como sugieren algunos.

Por eso hoy la población se encuentra confundida, aturdida. Nos han venido informando que el pico de contagios ocurriría el 10 de mayo para luego cambiar la proyección al mes de junio. También nos han asegurado que la situación en los hospitales se encuentra todo bajo control, pero conocemos casos documentados de graves problemas. Esperamos que sean casos aislados y no sea una situación de caos generalizado en los hospitales.

Hay quienes cuestionan el método centinela aseverando que no sirve, dado que no está diseñado para enfermedades en donde no se conoce su comportamiento. Como consecuencia, no se pueden hacer proyecciones reales, y han argumentado que López-Gatell se equivocó al decir que hacer pruebas no es necesario, cuando fue una de las recomendaciones más enfatizadas por la Organización Mundial de la Salud.

En México se están haciendo 0.4 pruebas por cada 1,000 habitantes, y eso a coloca do a México como el tercer peor país en ese rubro. Islandia, por ejemplo, el país que más ha realizado, aplica 135 pruebas por cada 1,000 habitantes. La Organización Panamericana de la Salud ha señalado que la aplicación de pruebas es la única forma de tener bien entendida la pandemia y hacer proyecciones reales.

En fin, por el bien de todos y el de nuestro querido País, esperemos que López-Gatell no se equivoque y que nos hable con la verdad. Que recuerde que él no es un político y, dada la delicada posición que ocupa, no deberá de serlo y muchos menos debería a aspirar a ser uno de esos que abundan en el país, esos que mienten un día sí y otro día también, que el grueso de su agenda es el engaño. López-Gatell, por mucho que sea e funcionario de moda en el país, sigue siendo eso, un servidor público cuyas tareas deben estar fundamentadas en su formación científica y que está obligado a honrar su juramento hipocrático y dedicar su vida como médico al servicio de la Humanidad.

@116Gmail

***

 

* EDUARDO MACÍAS

ABOGADO

EDUARDO MACÍAS GARRIDO es abogado por la Escuela Libre de Derecho y profesor de Derecho Internacional en diversas Universidades. Es académico de la Universidad Panamericana por ya más de 15 años.

Se ha desempeñado como asesor político de diferentes agrupaciones, entre ellas la Unión de Voceadores y Expendedores de Periódicos y la Unión de Aseadores del Calzado, es especialista en materia de Publicidad Exterior, dedicándose a esta materia durante más de 20 años.

***