México, tan lejos de Islandia y tan cerca de Somalia

Staff/GC
Posted on julio 27, 2017, 4:21 pm

México se encuentra en la “liga” donde Nigeria, Somalia, Siria, Burundi, Palestina y Turquía ocupan un lugar destacado por sus índices de violencia y alejados de la paz interna.

El fracaso en la política de seguridad en México se refleja en los índices de paz, así como en estudios internos y externos.

Nuestro país se encuentra en el lugar número 142 en el Índice de Paz Global 2017, realizado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), muy lejos de Islandia que ocupa el primer lugar como el país más pacífico.

El estudio del IEP clasifica a 163 estados y territorios independientes de acuerdo a su nivel de paz.

En el ránking, México se codea con Venezuela, que ocupa el lugar 143, Israel (lugar 144), Palestina (145) y Colombia (146), y es superado por países como Azerbayán, que ocupa el lugar 132, República del Congo (124), Angola (100), Haití (83) y Sierra Leona (39).

México descendió dos lugares, dice el informe, “debido al efecto de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos sobre sus relaciones con los países vecinos y, en menor medida, al deterioro del terror político”.

No obstante, México se encuentra sólo detrás de Siria, como uno de los países que registró un incremento de muertes debido al conflicto interno.

De acuerdo con el Índice de Paz México (IPM), también elaborado por el IEP, la paz en nuestro país se deterioró 4.3% en 2016, cuando se cumplieron 10 años de la guerra contra las drogas.

 

Incremento de muertes en México, sólo detrás de Siria.

Incremento de muertes en México, sólo detrás de Siria.

“El año menos pacífico fue 2011, cuando la actividad de las fuerzas armadas alcanzó su punto máximo y la tasa de homicidios se duplicó con respecto a la de 2006. Para 2012, el país empezó a mostrar mejoría, cuya tendencia se mantuvo durante los siguientes cuatro años. Sin embargo, en 2016, la tasa de homicidios aumentó 18% y se incrementó el uso y la disponibilidad de armas de fuego, lo cual redujo los niveles de paz”, señala el informe difundido en abril de 2017.

El estado más pacífico en 2016, señala el IPM, fue Yucatán, seguido por Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo y Coahuila; mientras que el estado menos pacífico fue Guerrero (por cuarto año consecutivo), seguido por Colima, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.

Un estudio realizado por la Universidad sueca de Uppsala ubica a México como uno de los países que más decesos ha arrojado su conflicto interno derivado de la guerra contra las drogas.

“Desde 2006, el gobierno mexicano ha atacado agresivamente a los cárteles de la droga mexicanos usando fuerzas civiles y militares. Entre 2006 y 2011 se produjo un aumento dramático en los niveles de conflicto, principalmente en forma de poderosos cárteles criminales luchando entre sí por el dominio de las rutas del narcotráfico hacia Estados Unidos”, dice el estudio.

De acuerdo con el Programa de Datos de Conflictos, México –que ocupa el noveno lugar- registra 17, 914 muertos en el periodo de la guerra del narco de 2006 a 2016.

Siria ocupa el primer lugar con 280,466 muertes en el mismo periodo; Afganistán ocupa el segundo lugar con 104,073 muertos; Irak suma 59,600, Nigeria 32,348, Pakistán 38,035, Sri Lanka 23,615, Sudán 21,534, Somalia, 20,088.

La República del Congo también está mejor que nuestro país en este estudio, pues registra 16,463 muertes.

Vaya, hasta Ruanda y Uganda están mejor que México. El estudio registra 19 muertes en Ruanda en los últimos 10 años y Uganda 639.

DESDE EL INTERIOR

Hasta antes de mayo de 2017, el récord de violencia lo tenía mayo de 2011, con 2 mil 131 homicidios dolosos.

El Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) ha revelado que el pasado mes de mayo fue el mes más violento del que se haya tenido registro.

A nivel nacional se iniciaron 2,186 investigaciones por homicidio doloso, en tanto que en el caso de secuestro se iniciaron 100.

En 17 entidades federativas fue donde éste delito creció.

Entre los estados más violentos se encuentran Chihuahua, que pasó de 100 en abril a 140 en mayo; Colima, que pasó de 33 a 52, y Ciudad de México, de 91 a 103 casos; Guerrero, de 189 a 216; Nuevo León, de 54 a 75; San Luis Potosí, de 24 a 44; Tamaulipas, de 45 a 72; y Veracruz, de 116 a 137 casos.

Esta violencia tiene un costo.

De acuerdo con el Índice de Paz México el impacto económico total de la violencia en 2016 fue de 3.07 billones de pesos, lo cual representa un aumento de 79,000 millones de pesos en el último año.

“Se estima que esto equivale a una cifra anual total de 18% del PIB, lo que equivale a 25,130 pesos per cápita, monto que representa más de un mes de ingreso para el trabajador mexicano promedio. En algunos estados, el impacto es mucho mayor; por ejemplo, en Colima es de casi 66,500 pesos.

“Aunado a lo anterior, las empresas en México señalaron a la inseguridad y la delincuencia como su principal preocupación, muy por arriba de otros temas, como los impuestos y la corrupción”, dice el IPM.

Santiago Roel, director de la iniciativa Semáforo Delictivo afirma que el primer semestre del año marca el fracaso contundente de la estrategia de seguridad en México con el incremento de los delitos de mayor impacto como homicidio, secuestro, extorsión y robo de vehículos.

“En el primer semestre se reportan 12,155 homicidios, cifra que rompe récord histórico. Representa un incremento de 31% respecto al mismo semestre del año anterior y 16% más que el primer semestre del 2011, el peor año de la administración de Felipe Calderón”, difundió Semáforo Delictivo.

Treinta estados reportan incrementos en este delito, la mitad de ellos, con incremento superior a 30%. Los estados con las tasas más altas, son Colima, Guerrero, las dos Baja California, Sinaloa y Chihuahua.

Operativo de la Marina en la delegación Tláhuac.

Operativo de la Marina en la delegación Tláhuac.

A nivel nacional, 72% de estos homicidios son ejecuciones de crimen organizado, pero hay estados en donde se rebasa el 80% como Guanajuato, Nayarit, Veracruz, Baja California Sur, Colima y Michoacán.

“La atomización de cárteles y su lucha descarnada van colapsando a la autoridad. Las mafias se extienden a otros mercados y a otros delitos, las autoridades locales no pueden contener este fenómeno y la autoridad federal insiste en la estrategia equivocada, es momento de reconocerlo”, indicó Santiago Roel.

De acuerdo a la encuesta en línea del Semáforo Delictivo, 81% de los mexicanos opina que la seguridad ha empeorado en el último año y 88% que el Presidente Enrique Peña Nieto no está comprometido con la seguridad del país.

“El deterioro es muy marcado este año, pero no es nuevo, pues se inicia en 2008 con el Plan Mérida, un plan de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, la DEA, que se impone a México con el fin de reducir la oferta de drogas al mercado norteamericano. Es un plan absurdo, que los mismos EUA no siguen en su país, pues provoca atomización de cárteles de droga e incremento radical de violencia y corrupción de alto impacto. Todo esto es una simulación muy peligrosa”, enfatizó Roel.

 

***

Leave a Reply

  • (not be published)