Incapaces ante el plástico

Staff/GC
Posted on junio 05, 2018, 4:47 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

El Mundo está perdiendo la batalla contra el plástico. Las sociedades de todo el planeta han demostrado que su incapacidad para hacerle frente a este tipo de desechos.

“Solo se ha reciclado 9% de las 9,000 millones de toneladas de plástico que se han producido en el mundo. La mayor parte ha terminado en vertederos, basureros o

en el medio ambiente”, dice el informe “El estado de los plásticos”, elaborado por el Programa de las Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

La ONU alerta que si no se toman medidas, para el año 2050 existirán cerca de 12,000 millones de toneladas de desechos plásticos repartidos en vertederos y en el océano, entre otros espacios naturales.

La gente de Watamu, en Kenya, trabaja en la conservación del océano recogiendo plástico de la playa cada viernes. Foto: PNUMA/Cyril Villemain.

La gente de Watamu, en Kenya, trabaja en la conservación del océano recogiendo plástico de la playa cada viernes. Foto: PNUMA/Cyril Villemain.

Advierte que si mantiene su ritmo de producción, la industria del plástico consumirá 20% de la producción global de petróleo.

Actualmente, señala, alrededor de 13 millones de toneladas de plástico son vertidas en los océanos cada año, afectando la biodiversidad, la economía y potencialmente nuestra salud.

“Tenemos una situación en la que cinco billones de bolsas de plásticos se utilizan cada año y un millón de botellas de plástico son compradas cada minuto. Casi 70% o más van al medio ambiente o a vertederos y más de 13 millones llegan al mar cada año”, explica Leo Heileman, el representante regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para América Latina y el Caribe (PNUMA).

Desde 2015, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente emprendió la limpieza de la playa Versova, en Bombay, India. Foto: PNUMA.

Desde 2015, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente emprendió la limpieza de la playa Versova, en Bombay, India. Foto: PNUMA.

Los estudios sugieren que las bolsas de plástico y los contenedores hechos de espuma de poliestireno pueden tomar hasta miles de años en descomponerse y contaminan suelo y agua. Además, con el paso del tiempo los plásticos se dividen en fragmentos más pequeños llamados micro plásticos que al ser consumidos por animales marinos pueden entrar en la cadena alimenticia humana.

Una taza de café en las remotas islas del noroeste de Hawái. Foto: NOAA.

Una taza de café en las remotas islas del noroeste de Hawái. Foto: NOAA.

“La información científica todavía no ha determinado el impacto, pero seguramente en los próximos años tendremos esos estudios. Estamos jugando con una situación en la que nuestra propia salud está en peligro, no solamente en términos del mar, pero también de la tierra, porque cuando la gente quema los plásticos, se expiden gases nocivos que nos impactan a través de la contaminación atmosférica. Y sabemos que en la región una cantidad grande de gente muere por esto”, agrega Heileman.

Los microplásticos han sido detectados en la sal de mesa comercial y algunos estudios aseguran que el 90% del agua embotellada y en el 83% de la de grifo, contiene partículas de plástico. Esto es preocupante, ya que poco se sabe del impacto de este material en la salud humana.

A finales de febrero de 2017, la ONU declaró la guerra contra el plástico en los océanos, lanzando la campaña #Mareslimpios, durante la Cumbre Mundial del Océano organizada en Bali por The Economist.

La iniciativa insta a los gobiernos a aprobar políticas de reducción de plásticos, urge a las industrias a disminuir los empaques que utilizan este material y a rediseñar productos y llama a la gente a cambiar sus hábitos.

También tiene el objetivo de eliminar para el año 2022 las principales fuentes de basura marina: las microperlas utilizadas en productos cosméticos y el uso excesivo de plásticos de un solo uso.

En mayo de 2017, el PNUMA informó que para 20150 habrá más plásticos que peces en los océanos a menos que la gente deje de utilizar artículos de un solo uso elaborados con este material, como bolsas y botellas.

Según el PNUMA, la contaminación plástica está presente en todas partes, desde las playas de Indonesia hasta el fondo del océano en el Polo Norte y está ascendiendo por la cadena alimenticia hasta llegar a nuestras mesas.

Este 5 junio de 2018, el secretario general de la ONU, António Guterres difundió un mensaje con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente en el que demandó vencer la contaminación plástica.

“Nuestro mundo está inundado por desechos plásticos nocivos. Cada año, más de 8 millones de toneladas terminan en los océanos. Los microplasticos en los mares ahora superan a las estrellas en nuestra galaxia. Desde islas remotas hasta el Ártico, ninguna parte está intacta. Si las tendencias actuales continúan, para 2050, nuestros océanos tendrán más plástico que peces.

“En el Día Mundial del Medio Ambiente, el mensaje es simple: rechazar el plástico de un solo uso. Rechace lo que no puede reutilizar. Juntos, podemos trazar un camino hacia un mundo más limpio y ecológico”, dijo Guterres.

La basura puede convertirse en desechos marinos cuando no se descarta de manera adecuada, como por ejemplo, cuando se agrega a un bote de basura que se desborda. Los vientos y las lluvias pueden llevarlo fácilmente a las aguas cercanas. Foto: NOAA.

La basura puede convertirse en desechos marinos cuando no se descarta de manera adecuada, como por ejemplo, cuando se agrega a un bote de basura que se desborda. Los vientos y las lluvias pueden llevarlo fácilmente a las aguas cercanas. Foto: NOAA.

***

Leave a Reply

  • (not be published)