La DEA somete a México, ¿y los políticos? callados

Staff/GC
Posted on octubre 25, 2017, 5:47 pm

Las autoridades mexicanas se encuentran inmóviles ante las elevadas tasas de ejecuciones, secuestros, extorsiones y corrupción, todo por obedecer fielmente a la DEA.

El fundador dela organización Semáforo Delictivo, Santiago Roel, sostiene que el presidente, Enrique Peña, carece de iniciativa ante el incremento de la violencia en el país, que este año reporta cifras récord en el número de asesinatos, la gran mayoría a causa de justes de cuentas entre grupos del crimen organizado.

“México se encuentra inmóvil ante el gran fracaso de la estrategia de seguridad. El Presidente ya no tiene iniciativa al respecto, aunque en verdad, nunca la tuvo, sólo continuó el Plan Mérida, la misma guerra que había iniciado su antecesor; y todos los políticos de todos los partidos en un silencio cómodo o cómplice”, advirtió Santiago Roel al dar a conocer los resultados del Semáforo Delictivo al cierre del tercer trimestre del año, que arroja, a septiembre, 13,513 ejecuciones, un incremento de 53% en comparación contra el mismo periodo del año pasado.

“Seguimos enfrascados en una guerra estéril que nos han impuesto los Estados Unidos, una guerra que nada resuelve. Sólo hemos atomizado a los cárteles de la droga, son tantos, que ya no sabemos quiénes se compiten la plaza. El incremento de violencia a partir del Plan Mérida es muy claro. Todo lo malo se ha incrementado desde el inicio de este plan: ejecuciones, secuestros, extorsiones, corrupción de alto impacto y consumos de droga, y todo por obedecer fielmente a la DEA”, continuó Roel.

Una hoja informativa del año 2015 de la embajada de Estados Unidos establece que el marco estratégico para implementar “la gran variedad programas y actividades de la Iniciativa Mérida” se conoce como los Cuatro Pilares, cada uno de los cuales agrupa programas de la iniciativa bajo objetivos estratégicos.

El Pilar Uno tiene el objetivo de “afectar la capacidad operativa del crimen organizado y encarcelar sistemáticamente a sus líderes; reducir las ganancias del tráfico de drogas mediante el decomiso de narcóticos; frenar el lavado de dinero y disminuir la producción de drogas.

Para tales efectos, la Embajada establece que los Estados Unidos ha proporcionado a la Marina cuatro aeronaves de vigilancia marítima CASA 235, valuados en 50 millones de dólares cada uno, y a la Policía Federal una aeronave de vigilancia Dornier 32, valuada en 21 millones de dólares; además de nueve helicópteros UH-60M Blackhawk (tres a la Marina y seis a los federales).

Los Blackhawk, afirma la Embajada, “han sido una ayuda invaluable para confrontar a las organizaciones criminales que de otra forma habrían usado a su favor la poca accesibilidad del terreno para operar con impunidad”.

Sin embargo, para Roel el esquema de la Iniciativa Mérida es una tapadera para el fracaso de la política antidrogas de los EU:

“¿Cuál es el interés de la DEA en todo esto?” Roel, se responde “Culpar a México por el gran fracaso de su propia política de drogas. Atrapar a algún capo para acallar temporalmente a los críticos, utilizarnos de piñata. Todo para no aceptar que la gran corrupción es de ellos, al imponer una política de drogas y una guerra que saben que no funciona. Ellos mismos no aplican un Plan Mérida en su territorio porque se incrementaría la violencia y la corrupción. Ellos protegen a sus grandes mafias de drogas legales e ilegales.

“El año pasado tuvieron 64 mil muertes por sobredosis de opioides, heroína, cocaína y metanfetaminas, 5 veces más que el número de ejecuciones que nosotros vivimos. Los consumos se han desorbitado, ya no son sólo los jóvenes y las minorías las que consumen y mueren, sino los blancos de edad media y muchas de las drogas son medicamentos legales de sus farmacéuticas.

“Es una estrategia perversa y corrupta en contra de sus propios ciudadanos en la que desafortunadamente, nos han metido, y de la cual, nosotros no queremos salir”.

‘LOS MEXICANOS
PREFIEREN MORIR’

El fundador de Semáforo Delictivo afirma que los recursos deben ser empleados en prevenir y atender adicciones, en la paz, no en la guerra, y que la regulación de drogas en México es la única alternativa para bajar la violencia extrema que ocurre en el país.

“Sabemos que la prohibición de drogas no resuelve nada y sí complica todo, al crear una economía informal con promoción libre de drogas en manos de las mafias. Sube todo: violencia, corrupción y consumos. El pequeño maleante ahora se vuelve el gran capo que ahora controla a la sociedad y al gobierno. No hay nada que una autoridad estatal pueda hacer al respecto. Lo único que puede reducir radicalmente esto es la regulación de las drogas, que el estado tome el control de las mismas para quitarle el negocio y reducir los daños sociales. Pero México se aferra al prejuicio, al fracaso y a algo más grave, la sumisión ante los Estados Unidos. Es patético ver al Ejército mexicano destruyendo plantíos de amapola de campesinos pobres.”

Sin embargo, plantea Roel, los prejuicios sociales y la desinformación se erigen como uno de los obstáculos para la regulación de las drogas:

“Los mexicanos prefieren morir, prefieren soportar la agresión permanente de las mafias y de sus políticos; prefieren que las drogas se les vendan con toda libertad a sus hijos que entender el tema de la regulación.

“La tarea no es fácil con tantos prejuicios y tanta desinformación de por medio; no son los políticos los que no entienden el tema, son los ciudadanos los que no lo quieren entender”.

Para Roel, los ciudadanos confunden “regulación” con “promoción” de drogas, “democracia” con “buen gobierno” y “causa” con “efecto”.

“Hoy creen que por cambiar de partido o de Presidente se va a resolver la violencia y la corrupción. No entienden que nada va a cambiar si no cambian las estrategias. No entienden que el mercado de drogas es la principal causa de corrupción y violencia. No entienden que sus hijos estarían mucho más protegidos con la regulación”, advirtió.

Roel añadió que si no se le quita el dinero a las mafias los mexicanos seguiremos en un Estado fallido.

Ninguna droga debe estar en manos de las mafias, añadió, pero se debe comenzar por regular la marihuana recreativa y el cultivo de la amapola con fines médicos.

Disponible en https://www.dea.gov/index.shtml.

Disponible en https://www.dea.gov/index.shtml.

LA MIRADA DE LA DEA

Un día antes de la conferencia de Santiago Roel, el 23 de octubre la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos publicó la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas (NDTA) 2017, en la que alerta sobre el abuso de opioides en EU.

«Este informe subraya el alcance y la magnitud de la crisis actual de opiáceos en los Estados Unidos», dijo el administrador interino de la DEA, Robert Patterson. «La información en el informe representa los datos recopilados durante el año pasado, pero de importancia crítica es la información en tiempo real que obtenemos todos los días de nuestros socios. Nunca ha sido un momento más importante para usar todas las herramientas a nuestra disposición para luchar contra esta epidemia, y debemos permanecer firmes en nuestra misión de combatir todas las drogas peligrosas».

De acuerdo con un comunicado de la DEA, en los últimos 10 años, el panorama de las drogas en los Estados Unidos ha cambiado, y la amenaza de los opioides, incluidos los medicamentos con receta controlada (CPD), el fentanilo y otros opiáceos sintéticos y la heroína, alcanza niveles epidémicos e impacta en partes importantes de los Estados Unidos.

“Los CPD se han relacionado con la mayor cantidad de muertes por sobredosis de cualquier clase de drogas ilícitas desde 2001. Aunque el abuso ha disminuido en algunas áreas, los CPD siguen siendo utilizados por más personas que la cocaína, la heroína, la MDMA (éxtasis), la metanfetamina y el PCP (Fenciclidina) combinados”, informó la DEA.

La amenaza de la metanfetamina prevalece, añadió, “las incautaciones de metanfetamina desde México han aumentado todos los años desde 2010, pero la producción nacional ha disminuido”.

Añade que los cárteles mexicanos siguen siendo la mayor amenaza criminal de drogas en los Estados Unidos:

“Los cárteles son las principales fuentes de drogas al mayoreo para las pandillas locales responsables de la distribución a nivel de calle. El Cártel de Sinaloa mantiene la huella más expansiva en los Estados Unidos, mientras que el Cártel Jalisco Nueva Generación ha aumentado su presencia en EU.

“En los últimos años, las organizaciones criminales transnacionales mexicanas han expandido su esfera de influencia a diferentes regiones de los Estados Unidos, incluida la zona de Nueva Inglaterra. Estas organizaciones buscan expandir su presencia en el mercado, especialmente de heroína y metanfetamina”, dice la NDTA 2017.

***

Leave a Reply

  • (not be published)