‘La Quebradora’, un galardón para Iztapalapa

Staff/GC
Posted on febrero 03, 2018, 7:00 am

En cuatro hectáreas de la colonia Citlalli, en la delegación Iztapalapa, se construye el primer parque hídrico del país, el cual ha sido objeto de reconocimiento a nivel internacional.

El parque hídrico “La Quebradora” -se le llama parque hídrico porque al lado de los servicios de esparcimiento, de recreación, de actividades deportivas, de convivencia social y talleres que se van a llevar a cabo- va a desempeñar funciones hídricas fundamentales para la ciudad; por ejemplo: filtración de agua de buena calidad al acuífero, la mitigación de las lluvias e inundaciones, así como captación de agua de lluvia, tratamiento de aguas residuales por medio de una planta y humedales para que los visitantes conozcan el ciclo hidrológico del vital líquido.

“La Quebradora” contará con un museo, corredor comercial, biblioteca, cafetería, área deportiva y la capacidad de infiltrar al subsuelo 68 millones de litros agua al año; además, desempeñará funciones como la mitigación de inundaciones principalmente en la avenida Ermita Iztapalapa y la colonia Santa María Aztahuacán.

Así se tiene proyectado el parque hídrico.

Así se tiene proyectado el parque hídrico.

El plan arquitectónico de “La Quebradora” –que se presentó el 13 de agosto de 2016 ante vecinos de las colonias que se beneficiarán directamente- fue desarrollado por el especialista de UNAM Manuel Perló Cohen y Loreta Castro Reguera, es un complejo de infraestructura diseñado para aprovechar el agua de lluvia, por lo que ha sido distinguido con el LafargeHolcim de Oro 2017 en la región Latinoamérica en la quinta edición celebrada en Costa Rica el pasado 5 de octubre.

La obra ya va al 50 por ciento de su construcción.

La obra ya va al 50 por ciento de su construcción.

Con ello, también se logró ser el primer proyecto del país en recibir este reconocimiento internacional.

Para este proyecto el jurado determinó que por la atención a los aspectos técnicos del manejo del agua, al uso social del espacio público, a los aspectos económicos de la construcción y al mantenimiento a largo plazo, fue elegido sobre otros trabajos.

La obra es ejemplo de recuperación de espacio público y de sustentabilidad que aporta a crear una ciudad cada vez más resiliente, consideró el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, al realizar una visita de supervisión por el lugar la semana pasada.

Este proyecto comenzó en febrero de 2016 con una inversión inicial de 250 millones de pesos.

“La Ley de Reconstrucción lo que marca en uno de sus apartados es hacer cada vez más resiliente a la Ciudad de México y este proyecto de “La Quebradora” va a venir a darle fuerza a esta tarea”, señaló el mandatario capitalino.

Dione Anguiano, Miguel Ángel Mancera y Manuel Perló durante la visita de supervisión.

Dione Anguiano, Miguel Ángel Mancera y Manuel Perló durante la visita de supervisión.

El investigador de la UNAM Manuel Perló refirió que se lleva un 50 por ciento de avance en el parque, donde la primera etapa fue hacer los estudios correspondientes, mismos que se realizaron durante un año.

“Necesitamos muchos espacios de este tipo que nos ayuden a complementar las funciones recreativas, de esparcimiento, con las funciones hídricas”, dijo.

El investigador señaló que se requirió un equipo de trabajo especializado de 50 personas, por el convenio entre la delegación Iztapalapa y la UNAM, a través del Instituto de Investigaciones Sociales, las facultades de Arquitectura, Química y de Ingeniería, entre otros, para concretarlo.

“Es un proyecto que le va a servir 500 años a la ciudad. No es un proyecto para que se descomponga en poco tiempo, no. Es un proyecto sustentable para las próximas generaciones. Iztapalapa merece proyectos de primer mundo como este. Este parque puede ser un ejemplo en toda la ciudad y en todo el país. Necesitamos muchos proyectos de este tipo”, puntualizó Perló Cohen.

Durante las primeras cuatro fases de la obra, en las que se invirtieron 134 millones de pesos, trabajadores del gobierno delegacional retiraron 115 mil toneladas de escombro, 14 mil metros cúbicos de azolve, colocaron 72 mil metros de tepetate para relleno y construyeron muros de piedra braza para delimitar los reservorios, lugar donde se almacenará el agua y se filtrará al subsuelo.

Hasta ahora se han invertido 134 millones de pesos.

Hasta ahora se han invertido 134 millones de pesos.

Para las siguientes fases y la consecuente culminación de la obra, se requiere una inversión de 205 millones de pesos, que serán destinados a la edificación, instalaciones, el concepto urbanístico y la construcción de una planta de tratamiento de agua residual.

La jefa delegacional de Iztapalapa, Dione Anguiano, destacó que será una obra pionera, no solamente en la Ciudad de México, sino a nivel nacional, por la recuperación del espacio público, el tema de la cultura del agua, y por poder involucrar a la ciudadanía en temas tan importantes, pues –aseguró- 28 mil habitantes de colonias como Citlalli, Santa María Aztahuacán, Santiago Acahualtepec, Palmitas, Xalpa, Teatinos, Parajes y Santa Cruz Meyehualco, reconocieron la importancia de contar con este espacio.

Mancera añadió que es un proyecto de gran soporte y alcance porque en sus cuatro hectáreas habrá convivencia, espacio cultural, se recuperó urbanísticamente el entorno y hay un beneficio de sustentabilidad para el medio ambiente.

En septiembre pasado, el Jefe de Gobierno presentó la Estrategia de Resiliencia CDMX, que trabajará la metrópoli de manera permanente para estar mejor preparados y enfrentar los efectos del Cambio Climático, la globalización y urbanización.

El parque hídrico “La Quebradora” forma parte de la estrategia.

***

Leave a Reply

  • (not be published)