#MujeresBajoAsedio: Ellas viven con miedo en la CDMX

Staff/GC
Posted on febrero 16, 2019, 7:00 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Al salir de la estación Santa Anita de la Línea 4 del Metro, María Eugenia se enfiló por el Eje 2 Oriente Congreso de la Unión para abordar el camión que la llevaría a su casa, cuando fue abordada por un sujeto que la agredió con un golpe.

“Me vas a acompañar”, le dijo el tipo, mientras la tomaba por la muñeca y del cuello intentando someterla; sin embargo, la mujer de 46 años sacó de su bolso una máquina de descarga eléctrica con la que intentó defenderse con una primera descarga.

Forcejearon unos momentos hasta que la segunda descarga se fue al rostro del agresor, quien se desvaneció sobre el piso.

María Eugenia aprovechó el momento para escapar.

Por este caso no hubo ningún detenido y la única pista con la que cuentan elementos de la Policía de Investigación (PDI) es que el sujeto tenía una estatura de 1.90 metros, tez blanca, cabello castaño, ojos cafés, robusto, olía a loción y portaba camisa azul y pantalón azul marino.

En la Ciudad de México las mujeres viven con el temor a ser víctimas de la delincuencia. Se encuentran bajo asedio de ladrones, secuestradores y acosadores en todas las demarcaciones de la capital del país.

La sensación de inseguridad es mayor en el caso de las mujeres con 78%, mientras que los hombres se ubicaron en 68.6%, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) publicada por el INEGI el 16 de enero de este año.

Esa percepción de inseguridad se ha incrementado en la mitad de las demarcaciones de la CDMX. En la región norte (que incluye Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza) aumentó de septiembre a diciembre de 2018. De 87.7% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro pasó a 88.4.

En la Región Poniente (demarcaciones Azcapotzalco, Álvaro Obregón, Cuajimalpa de Morelos, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo) también se incrementó, de 75.5% a 86%.

Y aunque en el resto de las demarcaciones de la Ciudad existe un decremento sobre la percepción de inseguridad, durante el mes de febrero se ha expresado nuevamente la violencia extrema hacia las mujeres.

Estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro se han convertido en el teatro de operaciones de los criminales, quienes acechan a mujeres delgadas, veinteañeras y estudiantes con el propósito de secuestrarlas.

Los intentos de secuestro y casos de violencia contra las mujeres se han registrado en estaciones de las Líneas 1, 2, 3, 4, 7 y 8, en las estaciones Candelaria, Observatorio, Xola, Potrero, Hospital General, Coyoacán, Santa Anita, Martín Carrera, Consulado, Aquiles Serdán, UAM-I, Constitución de 1917 y Atlalilco.

Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera se repartieron silbatos a mujeres en el Metro, la medida fue objeto de burla en redes sociales. Ahora, vagoneros venden silbatos ante la ola de violencia contra las mujeres.

Durante la gestión de Miguel Ángel Mancera se repartieron silbatos a mujeres en el Metro, la medida fue objeto de burla en redes sociales. Ahora, vagoneros venden silbatos ante la ola de violencia contra las mujeres.

Mecanismos de defensa

Mujeres víctimas de acoso en el Sistema de Transporte Colectivo Metro han optado por no quedarse de brazos cruzados. El miedo las ha orillado a gritar y defenderse con objetos como máquinas de descarga, para evitar ser “levantadas”, mismas que quedaron asentadas en carpetas de investigación ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Víctor Caballero titular del Colectivo Aequus, que autoridades capitalinas no han reparado en aquellos testimonios en donde las víctimas señalan que los agresores han comentado que “las van a vender” y que, sin embargo, encuadran dicho modus operandi con intentos de secuestro.

“Hay que hacer una precisión, vamos, es una denominación común el decir: ´intento de secuestro´ y otra muy diferente si estamos en flagrancia con otro delito, porque hemos escuchado testimonios de chicas que señalan que, los perpetradores del intento de secuestro han comentado que las van a vender, no que pidan un rescate. Prácticamente cuando es privación de la libertad con fines de secuestro o extorsión, ahí si encuadra el concepto contemplado en el catálogo del Código Penal”, enfatizó el abogado.

Señaló que, hasta el momento, autoridades no han realizado un análisis del contexto en desapariciones de mujeres en la Ciudad de México en donde la mayor parte de estas se concentran en el oriente de la ciudad, Iztapalapa, Iztacalco y Venustiano Carranza, las cuales colindad con zonas de mayor riesgo para las mujeres como Ecatepec y Nezahualcóyotl, Estado de México.

La Procuraduría de la CDMX ya cuenta con retratos hablados, señas particulares como tatuajes, entre otras filiaciones, que Agentes de la Policía de Investigación (PDI) trabajan, además de las placas A-3893C de un vehículo que ocupan como taxi en donde, de acuerdo con testimonios proporcionados a las autoridades, un hombre entre 60 años estaría implicado.

A días de que fueran instalados los Ministerios Públicos (MP) móviles, usuarias del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro dijeron no sentirse protegidas ante la amenaza os presuntos intentos de secuestro que en los últimos días han sido denunciados al menos 10 casos ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Sin embargo, para Mayra la colocación de dichos módulos no la hacen sentirse segura, pues, comentó, ya es “alarmante” la situación que se ha generado.

“Segura, como tal no me siento, porque no nada más es adentro o fuera del Metro, ya es en todos lados (la inseguridad), desde una persona que puede subirse (al Metro) hasta llegar a la puerta de tu casa”.

En este contexto, en parabuses, espectaculares, y mobiliario urbano se impulsó la campaña #MeEstánLlevando que tenía el propósito de frenar los intentos de secuestro que se están cometiendo contra la mujeres en la Ciudad.

“Grita, me están llevando para ayudarte” y “Detengamos el secuestro de mujeres” fueron frases que colocadas en mobiliario administrado por Clear Channel y que tuvo repercusión en redes sociales.

La respuesta de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, fue que dicha campaña eran parte de una campaña en su contra.

“Seguramente es parte de algunos adversarios que no les gusta que la ciudadanía nos esté apoyando”, aseguró la mandataria.

Sin embargo, Clear Channel aclaró que la campaña tenía un carácter social “que en un carácter de solidaridad con las mujeres pretende establecer una frase que sea reconocida por los ciudadanos cuando una mujer esté viviendo una situación de riesgo.

No obstante, la campaña fue interrumpida.

Ivonne Acuña Murillo, académica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, señala que los delitos perpetrados contra las mujeres realizados a la luz del día de debe a “los altísimos niveles de impunidad y la complicidad de los diversos niveles de gobierno en aquellos delitos que afectan directamente a las clases medias y a los sectores más desprotegidos de la sociedad”.

***

Leave a Reply

  • (not be published)