Sin datos precisos, la desaparición forzada en México

Por KEVIN RUIZ
Posted on noviembre 06, 2017, 6:45 am

El año pasado, el predio de Colinas de Santa Fe, Veracruz, recibió la atención pública e internacional al ser el centro de la mayor fosa clandestina en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Madres de desaparecidos y activistas que conforman el Colectivo Solecito han localizado 125 “cementerios clandestinos”, ubicado a 249 personas y alrededor de 14 mil restos óseos que aún no han podido ser identificados.

Un lugar común: la muerte. No se sabe quiénes son, por qué están ahí, quiénes los pusieron en fosas, lo que sí, es que entre el periodo de 2007 a 2016 se han contabilizado mil 143 fosas clandestinas con 3 mil 230 cadáveres en el país.

En un comparativo informativo de los documentos realizados por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (UIA), Violencia y terror, hallazgos sobre fosas clandestinas en México, que abarca el periodo de 2009 a 2014, así como el de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México, con periodo del 1 de enero de 2007 al 30 de septiembre de 2016, se puede concluir que el número de fosas clandestinas podría ser indeterminado, ya que existen zonas en donde el miedo, la corrupción y el encubrimiento impiden la localización.

Ambos documentos utilizaron metodologías similares con la finalidad de completar las solicitudes de información; realizaron muestreos hemerográficos para lograr advertir las cifras mencionadas de fosas clandestinas y cuerpos exhumados, con ligeras diferencias.

Para la UIA las fosas clandestinas ascienden a mil 75 con 2 mil 14 cuerpos; en tanto la CNDH contabilizó mil 143 y 3 mil 230 cadáveres exhumados, una diferencia de 68 fosas y mil 216 cuerpos.

La UIA contabilizó de manera oficial con las informaciones de las procuradurías estatales y federal,  390 fosas clandestinas con mil 418 cuerpos y 5 mil 786 restos, en 23 estados.

Las entidades federativas con mayor registro son Guerrero con 59, seguido de Jalisco, 53, Chihuahua con 47, Coahuila, 45, y Tamaulipas 40, este último tuvo registros desde 2011, en específico en el municipio de San Fernando, donde se presentó la masacre de 72 migrantes (58 hombres y 14 mujeres).

Una de cada tres fosas clandestinas en el periodo de seis años provienen de dichas entidades, las cuales concentran 62.56% del total.

Guerrero ha tenido fosas clandestinas en esos seis años: 2 en 2009, 4 en 2010, 8 en 2011, 3 en 2012, 22 en 2013 y 9 en 2014. Por su parte, Jalisco presentó casos en todos los años, menos en 2009; 1 en 2010, 8 en 2011, 3 en 2012, 22 en 2013 y 19 en 2014.

Entre las dos entidades se concentran el 28.71% de las fosas contabilizadas.

En este periodo la casa de estudios no recibió registro alguno de fosas clandestinas en Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala y Yucatán.

2011 es el año con más reportes de fosas clandestinas, con 143, mientras que en 2012 la cifra baja a 61 y, 43 durante 2013. Aunque en 2014 el repunte es considerable con 74.

Al sumarse los años 2011 y 2014, se tiene que el 55.64% de las fosas clandestinas se concentran en esos dos años.

En contraste, el reporte de la CNDH considera del 1 de enero de 2007 al 30 de septiembre de 2016, mil 143 fosas, 855 de manera oficial de acuerdo a los reportes emitidos por 16 entidades y el resto arrojado en un conteo hemerográfico.

Las fosas clandestinas entre 2009 y 2014, según informe UIA.

Las fosas clandestinas entre 2009 y 2014, según informe UIA.

Cuerpos exhumados

Son 30 mil 942 las personas reportadas como desaparecidas en México hasta 2017, según los datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas. También son 30 mil familias que se mantienen en la constante búsqueda, que se agrupan en asociaciones civiles o esperan a que las investigaciones fluyan por sí mismas.

La estadística de la CNDH y la UIA muestran cifras dispares, pero coinciden en que Guerrero es la entidad con mas casos reportados.

La estadística de la CNDH y la UIA muestran cifras dispares, pero coinciden en que Guerrero es la entidad con mas casos reportados.

De 2009 a 2014, de acuerdo a la UIA, mil 418 cuerpos fueron exhumados. La lista la encabezan Durango con 321, seguido de Guerrero con 258; Tamaulipas, 173, Jalisco, 152 y Chihuahua con 103.

Tan sólo Guerrero, Tamaulipas, Jalisco y Chihuahua concentran 71.01% del total de cuerpos exhumados en las 23 entidades federativas con registro.

Los 321 cuerpos exhumados en Durango representan el 22.63% del total. De 2010 a 2014, Guerrero es la entidad con mayor número de cuerpos, 64 en el primer año y 101 en el segundo, respectivamente. 2013 significó para Jalisco su mayor año de cuerpos exhumados al registrar 81.

Los estados que siguen con mayor número son Nuevo León, 94, Michoacán con 73; Veracruz, 69, Estado de México con 41 y Sinaloa con 39.

Los cuerpos recuperados por familiares es mínimo y representa el 22.28%.

Por su parte, la CNDH de manera oficial registró mil 584 cadáveres. 152 mujeres, mil 53 hombres, en donde 343 casos no se proporcionó por parte de la instancia de procuración de justicia, el sexo. De estos se desprende que, 621 son mayores de edad y 28 menores de 18 años.

La CNDH destaca que el total de los cadáveres hallados son 796, debido a que diversas instancias de procuración de justicia consultadas hicieron referencia a cadáveres y por separado a restos humanos, aspecto que la comisión los considerara como cadáver.

 

Leave a Reply

  • (not be published)