#SiTeVienenAContar – TE PARECES TANTO A MÍ

Posted on noviembre 27, 2017, 3:54 pm

En México, dicen, diiicen, hasta los ateos son GUADALUPANOS. En política todos los partidos y los políticos de TODOS los colores tienen algo o mucho de priista en su corazón.

Esa INDOLENCIA ante la desgracia social, ese DESGANO por servir, esas ganas por tomar lo que está mal puesto, esos discursos de democracia para preservar la DEMAGOGIA, esos oídos SORDOS ante la exigencia de cambio, esos postulados que sólo sirven para cosechar votos, ese entramado de reglas para que prevalezca el RITO, esos actos de TLATOANIS bajo el maltrecho disfraz de hombres de Estado, esos inventos de procesos internos para que todo se resuelva en un DEDAZO.

Por eso los ciudadanos están decepcionados de la democracia, cara lectora, cuantioso lector.

Los priistas realizaron asambleas aquí y allá, crearon comisiones, seleccionaron representantes, elaboraron manuales, acuerdos, convocatorias, todos esos artificios para que quedara claro que QUIQUE PEÑA es el jefe de jefes de la franquicia tricolor, reviviera el rito del dedazo, manejara el misterio del tapado y destapara a PEPE TOÑO (voz de las empresas) Meade.

Los morenos también llevan su priista dentro. No es lo mismo, pero es igual. De raíces priistas, AMLove anunció que mediante una ENCUESTA se sabrá que ÉL es el candidato a la Presidencia. Faltaba más, por algo es el dueño de la casa, presupuesto incluido.

En el Frente no es igual, pero es lo mismo. Mucho discurso de cambio y apertura, pero están más cerrados que burócratas en lunes y cargan con las mañas de tener bien establecidas las indefiniciones para preparar el MADRUGUETE, otro clásico priista.

Los tres TRISTES tigres, Alejandra, Ricardo y Dante, pasean y placean su discurso convertido en petate del muerto. Como los priistas, hablan de democracia, pero sin competencia; son una cúpula que no tiene ACCIÓN ni es NACIONAL, ni arma REVOLUCIÓN, ni es DEMOCRÁTICA y su MOVIMIENTO ni es CIUDADANO. Toda una pantalla patentada por el Partido Revolucionario Institucional.

Por eso, caro lector, cuantiosa lectora, en México la modernidad democrática huele a DINOSAURIO.

***

Leave a Reply

  • (not be published)