Abren ruta para Meade y Nuño

Staff/GC
Posted on agosto 12, 2017, 10:58 pm

La posibilidad de una eventual fractura al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se desvaneció este sábado al concluir la XXII Asamblea Nacional de ese partido con las reformas a los estatutos aprobadas por consenso, sobre todo en lo que tiene que ver con los requisitos para quienes aspiren a la candidatura presidencial de este partido en 2018.

El Presidente Enrique Peña Nieto y el dirigente nacional Enrique Ochoa. Foto: PRI

Por unanimidad de todos los consejeros, se aprobó modificar y liberar los candados del artículo 166 de los estatutos que establecían como una obligación contar con una militancia mínima de diez años para quien aspire a la candidatura presidencial. Con ello, cualquier militante o simpatizante externo del partido, podrá competir por la candidatura con lo cual quedó libre el camino para que dos hombres cercanos al Presidente Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade y Aurelio Nuño que no cumplían con ese requisito, puedan disputar la candidatura.

Dos posibles «tapados». José Antonio Mead y Aurelio Nuño. Foto: PRI

Ante un abarrotado Palacio de los Deportes que reunió a poco más de 15 mil personas, la dirigencia nacional del PRI, se mostró satisfecha de haber logrado dirimir las diferencias entre los dos grupos de mayor peso al interior del partido y que se hayan logrado establecer las bases para el año electoral que se avecina.

En la primera fila se pudo ver al ex presidente del PRI en la CDMX, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, muy platicador con el ex gobernador de Sonora Manlio Fabio Beltrones; a la joven diputada local Mariana Moguel, actual dirigente local del tricolor en la capital, sonriente y conversadora con Beatriz Paredes y María de los Ángeles Moreno. Todos ellos, dibujando el rostro del «nuevo PRI».

Presente en el encuentro como militante del tricolor, llegó para cerrar el evento el Presidente Enrique Peña, quien sostuvo que su partido se presentará a la elección del 2018 con avances y los costos políticos que acarrea el cambio.

«Tenemos que dar la batalla por el futuro de México, porque México gana cuando gana el PRI».

Peña Nieto jugó con las principales figuras de la oposición, al comentar que mientras su partido asume con valor un mejor futuro, hay quienes pretenden regresar al pasado, le apuestan al caudillismo y a la subordinación de los aliados, esto en clara alusión a la conformación del Frente Amplio Opositor en el que trabajan el PAN y el PRD.

Discurso XXII Asamblea Nacional del PRI

En esta XXII Asamblea Nacional del PRI, los priistas asumimos, con valor y visión, un mejor futuro. Nuestro partido actúa con la mirada puesta en el México del mañana.

Posted by Enrique Peña Nieto on Saturday, August 12, 2017

Por su parte, Enrique Ochoa Reza, aseguró que su partido está consciente de las asignaturas pendientes y de los errores cometidos en el pasado.

La secretaria general del tricolor, Claudia Ruiz Massieu, expuso que ahora estarán más cercanos a la gente, más abiertos y competitivos porque “hoy más que nunca, el PRI debe refrendar una gran alianza con la ciudadanía, donde se reconozca que el ciudadano es el actor central de la vida pública y que son sus causas las que le dan sentido al partido”.

Cabe destacar que por mayoría se aprobaron todos los resolutivos de las mesas temáticas que se abordaron que se llevaron a cabo en el país.

Por su parte, el ex líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones aseguró que la agenda del priismo se encuentra en 2018, «en donde tenemos que ganar las elecciones para hacer viable esta agenda del futuro consensada por todos los priistas»

Recordó una  de sus principales banderas que es la de conformar gobiernos de coalición, pues la “visión del futuro del PRI es en un México con gobiernos efectivos, que den certeza de gobernabilidad, legitimados por su integridad y profesionalismo, sustentado en coaliciones formales que representen verdaderamente los intereses y aspiraciones de una mayoría real.

A su llegada a la XXII Asamblea Nacional del PRI, el Presidente Enrique Peña Nieto. Foto. PRI

A su llegada a la XXII Asamblea Nacional del PRI, el Presidente Enrique Peña Nieto. Foto. PRI

«Gobiernos éticos, abiertos, transparentes y capaces de articular los esfuerzos de los mexicanos para enfrentar los retos del presente que son la inseguridad, la impunidad, la corrupción, la desigualdad y la pobreza.

«De hacer efectiva la igualdad de todas y todos ante la Ley y el respeto a los Derechos Humanos y Sociales que la Constitución tutela y protege con organizaciones de la sociedad vigorosamente actuantes, participativas, efectivas para fiscalizar la acción pública y evitar sobre todo el abuso de los gobiernos en el ejercicio del poder”

Los trabajos de la Asamblea Nacional iniciaron desde el 9 de agosto en cinco mesas temáticas que se llevaron a cabo en los estados de Campeche (Estatutos), Coahuila (Declaración de Principios), Estado de México (Programa de Acción), Jalisco (Visión de Futuro) y Sinaloa (Ética y Rendición de Cuentas).

Los temas prioritarios en esta XXII Asamblea fueron ética, transparencia, rendición de cuentas por aquello de combatir los actos de corrupción en sus filas y las bases para elegir candidatos a los tres mil 447 cargos de elección popular que estarán en juego en los comicios del 2018.

Tras concluir la Asamblea, se supo que luego de una prolongada reunión con el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, algunos de los “tradicionales líderes del priísmo como Ivonne Ortega, aceptaron liberar los candados, pero solo a cambio de que se aprobara que la elección del abanderado presidencial se realice mediante consulta a la base y no mediante “dedazo”.

Además, se agregó como requisito que el aspirante a la candidatura presidencial ya haya ocupado un cargo de elección popular.

 

Leave a Reply

  • (not be published)