¡Aguas con la depresión post fin de año!

Staff/GC
Posted on enero 01, 2018, 6:33 am

Navidad y Año Nuevo, son motivos para festejar y convivir alegremente junto a las personas que más queremos. Pero existen algunos factores externos que te pueden generar un cuadro depresivo, que de no manejarse adecuadamente pueden ocasionarte una tristeza muy grande.

Así lo considera la psicóloga de la Universidad Iberoamericana Salud Cavia Esteinou en un artículo publicado por esa casa de estudios.

La depresión, como cualquier otro padecimiento explica la especialista, puede presentarse en diferentes momentos de la vida. Sin embargo, existen factores externos que pueden provocar o detonar su aparición. En este caso, las presiones, el estrés e incluso la ansiedad que pueden provocar los múltiples festejos navideños, así como la cercanía con el final del año, para algunos de nosotros intensifican sentimientos de soledad, tristeza, decepción o melancolía.

A veces se requiere de ayuda profesional para aliviar la tristeza. Foto:OMS

A veces se requiere de ayuda profesional para aliviar la tristeza. Foto:OMS

Entre los factores externos más comunes que pueden afectarnos en estas fechas, están el generarse expectativas poco realistas acerca de la temporada de las fiestas: como por ejemplo, con quién estaremos, dónde estaremos, incluso, cuánto dinero tendremos para gastar, qué cosas podremos o no comprar, qué regalos recibiremos, etcétera.

Otros son las añoranzas y recuerdos: pensar en las personas que ya no están con nosotros, cómo eran los festejos cuando éramos pequeños, o cambios que experimentamos en nuestra situación de vida o de trabajo, terminar una relación, concluir la licenciatura, mudarnos de ciudad, entre algunos otros.

El alcohol y su consumo excesivo, también puede detonar la depresión, pues aumenta la incidencia de peleas, situaciones violentas o de riesgo, así como un elevado número de accidentes asociados con manejar en estado de ebriedad.

La soledad y aislamiento, ya sea por no tener posibilidad de estar con nuestras familias o amigos en esta temporada (como cuando nos mudamos de ciudad por estudios o trabajo) o si estamos experimentando dificultades en nuestras relaciones de amistad o pareja, son otros factores.

La tristeza es una de las emociones que "Intensamente" personificó en un personaje azul. Foto: Cinemex.

La tristeza es una de las emociones que «Intensamente» personificó en color azul. Foto: Cinemex.

Finalmente la tendencia a pensar constantemente qué metas logramos alcanzar y cuáles no, si estamos donde nos imaginamos al inicio del año que concluye o si tenemos proyectos para el año que inicia, son otras formas de pensar que no ayudan mucho.

¿Quieres conocer algunos síntomas?

Algunos que puedes identificar fácilmente son: sentimientos de vacío, tristeza, soledad o melancolía; Llorar con facilidad o tener ganas de llorar gran parte del tiempo; Disminución del interés o del placer que experimentabas en casi todas tus actividades.

Pérdida o aumento del peso corporal (sin tener la intensión de perder o ganar peso);Insomnio o hipersomnia (dormir de más); Fatiga o pérdida de energía; Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos.

Evita automedicarte en caso de que te sientas triste. Busca ayuda. Foto: OMS

Evita automedicarte en caso de que te sientas triste. Busca ayuda. Foto: OMS

Dificultad para concentrarse, sentir que no puedes pensar de forma clara; Preocupación o pensamientos recurrentes de muerte.

Si experimentas cinco o más de estos síntomas durante al menos dos semanas, podrías estar ante la presencia o el inicio de un cuadro depresivo.

Aquí compartimos contigo algunos consejos y recomendaciones para evitar que te agobie la trisiteza.

Si consideras que esta caída de estado de ánimo, tristeza o desgano es seria, o consideras que no la puedas manejar solo, busca el apoyo de algún profesional de la salud mental (psicólogo o psiquiatra) de manera inmediata.

Practica comportamientos de autocuidado como son comer sano, dormir de manera regular y tratar de realizar alguna actividad física (30 minutos generan una mejora inmediata en nuestro estado de ánimo).

Fija límites personales, estos podrían ayudarte a controlar tus gastos, salidas sociales, así como evitar sentirte obligado a ceder ante presiones sociales; “no es necesario acudir a todos los eventos que te inviten si no sientes que quieres hacerlo. Se vale decir no”, comenta la experta.

Modera tu consumo de alcohol; Evita funcionar sobre expectativas poco realistas respecto a ‘cómo’ deberían ser estas temporadas festivas y enfócate en disfrutar los momentos que vivas de la forma más presente posible.

Evita estar constantemente evaluando tu vida; en especial no la compares con las de otras personas.

Agradece lo que tienes en tu vida en lugar de enfocarte en lo que no tienes.

Realiza actividades que te hagan sentir bien, como el ejercicio. Foto: Twitter.

Realiza actividades que te hagan sentir bien, como el ejercicio. Foto: Twitter.

¡Actívate! Haz planes interesantes o divertidos; busca alguna exposición, visita algún sitio cultural, asiste al cine o teatro, o visita a algún amigo o familiar que no hayas visto en algún tiempo. Evita en la medida de lo posible quedarte solo o aislado por periodos prolongados.

Las fiestas decembrinas, así como el cierre del año en curso, pueden representar una gran oportunidad para romper con nuestro pasado, identificar los comportamientos que no nos han funcionado, establecer nuevas metas y tomar acciones en el momento presente hacia el cambio, para regalarnos la posibilidad de disfrutar desde una nueva perspectiva un año nuevo.

El 15 de enero, el día más triste

Conocido como el ‘Blue Monday’ , el tercer lunes de enero se identificó por primera vez en 2005 como el día más triste del año, de acuerdo a una fórmula matemática ideada por un investigador de la Universidad de Cardiff. Cliff Arnal, quien llegó a esta conclusión tras estudiar las variables del clima, su escasa liquidez para pagar algunas deudas y su decepción por haber incumplido los propósitos del nuevo año.

Para la psicóloga del deporte y de la salud de esa Universidad, Patricia Ramírez, «emociones como la tristeza y la ansiedad surgen cuando las personas se sienten amenazadas», como por ejemplo afrontar el pago de las compras realizadas con tarjetas de crédito, o «en desequilibrio».

“Si una persona dirige su foco de atención a todo lo que resta (invierno, frío, inicio de la rutina, volver al trabajo, dormir menos, más responsabilidades) y no tiene en cuenta todo lo que suma (ser afortunado por trabajar, tener capacidad económica para responder al gasto de la tarjeta, tener calefacción para vencer el frío, reencontrarte con compañeros de trabajo con los que compartir los momentos vividos en vacaciones), lo normal es que se encuentre triste».

Este 2018 el blue monday cáe en quincena. Foto: Twitter

Este 2018 el blue monday cáe en quincena. Foto: Twitter

«Si damos más valor a lo que nos falta que a lo que tenemos, nos sentimos mal. El valor, lo que apreciamos, aquello de lo que hablamos y compartimos con los demás, es una elección. Tú decides si sumas o restas», ha concluido la psicóloga.

Datos y cifras

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a más de 300  millones de personas. La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave, y puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares. En el peor de los casos puede llevar al suicidio. Cada año se suicidan cerca de 800 000 personas, y el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años.

Un cuadro de depresión en adolescentes puede derivar en impulsos para el suicidio. Habla con tus hijos. Gráfico INEGI

Un cuadro de depresión en adolescentes puede derivar en impulsos para el suicidio. Habla con tus hijos. Gráfico INEGI

Aunque hay tratamientos eficaces para la depresión, más de la mitad de los afectados en todo el mundo (y más del 90% en muchos países) no recibe esos tratamientos. Entre los obstáculos a una atención eficaz se encuentran la falta de recursos y de personal sanitario capacitados, además de la estigmatización de los trastornos mentales y la evaluación clínica inexacta. Otra barrera para la atención eficaz es la evaluación errónea. En países de todo tipo de ingresos, las personas con depresión a menudo no son correctamente diagnosticadas, mientras que otras que en realidad no la padecen son a menudo diagnosticadas erróneamente y tratadas con antidepresivos.

La carga mundial de depresión y de otros trastornos mentales está en aumento. En una resolución de la Asamblea Mundial de la Salud adoptada en mayo de 2013 se abogó por una respuesta integral y coordinada de los países al problema de los trastornos mentales.

La depresión es una de las afecciones prioritarias en el Programa de acción para superar la brecha en salud mental (mhGAP) de la Organización Mundial de la Salud, cuyo objetivo consiste en ayudar a los países a ampliar los servicios para personas con trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias mediante la prestación de la asistencia por profesionales sanitarios que no son especialistas en salud mental.

Al llegar la primer quincena, el calcular trus pagos puede ser molesto. Foto: OMS

Al llegar la primer quincena, el calcular trus pagos puede ser molesto. Foto: OMS

El Programa parte del principio de que con una atención adecuada, ayuda psicosocial y medicación, decenas de millones de personas con trastornos mentales, entre ellos la depresión, podrían tener una vida normal, incluso en entornos con escasos recursos

Leave a Reply

  • (not be published)