#ElPuntoG – BATEADOR DESIGNADO – Antídoto contra el Covid-19

Posted on marzo 23, 2020, 5:39 pm

EDUARDO MACÍAS*

El único antídoto que hoy tenemos a la mano ante la pandemia del coronavirus Covid-19 que azota a la humanidad se llama solidaridad, tenemos que sacar lo mejor de todos nosotros.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y otras agencias de la Organización de las Naciones Unidad han subrayado la importancia de la solidadridad para hacerle frente al desafío global.

No obstante, el mismo director de la OMS ha advertido que en crisis como esta se tienden a sacar lo mejor y lo peor de la humanidad.

“Estamos juntos en esto”, ha dicho el Director de la OMS y ha llamado a los líderes a proteger a los ciudadanos del mundo.

Pero algunos empresarios están preocupados porque van a ganar 10 o 15% menos con respecto al año anterior. La capacidad empresarial también está marcada por liderazgos y estos empresarios enfermos del virus de la avaricia y la especulación están preocupados porque las cajas registradoras no van a sonar al ritmo que a ellos le gusta. Ricos ya son muchos de ellos, un 10% menos de ganancia, incluso un 20% menos no los va a llevar a vivir abajo de un puente. Ellos tienen sus arcas lo sificientemente llenas como para vivir 10 o 20 vidas; es decir, nos les va a alcanzar su vida actual para acabarse el dinero que han amasado.

Este tipo de empresarios son la cara de lo peor de la crisis.

Y es por eso que ahora es tiempo del liderazgo político y de una contundente intervención del Estado; no es tiempo para temas menores o superfluos. Este tipo de catástrofes es el escaparate para que los líderes muestren de qué están hechos, por eso es necesaria la fuerza estatal para sancionar y castigar a especuladores, a quienes abusen de la necesidad de la gente, a quienes, aprovechándose de la crisis, quieran sacar ventaja de la situación, lo cual es por demás mezquino y denigrante.

El Estado y los líderes deben actuar mediante la instrumentación de programas para la gente que vive al día. Vendedores en calle, taxistas, microempresarios, dueños y trabajadores de restaurantes y gimnasios, por ejemplo, son las personas más afectadas en esta crisis que nos invade.

Por ello debemos repudiar y señalar a empresarios avaros y mezquinos que no quieren dejar de ganar ese 10% o ese 20%, a costa del dolor y sacrificio de sus trabajadores, como algunas empresas que han mandado a sus trabajadores a casa sin goce de sueldo.

Esos, mis amigos, son empresarios especuladores, sin conciencia de la crisis, egoistas para los que la palabra solidaridad no se encuentra en su diccionario.

Habrá qué cuidar el dinero que va a fluir para apoyar a los contagiados con el Covid-19 y a los afectados por los daños colaterales de la pandemia. Que esto no sea un “Mancera parte 2”, donde desde el Congreso de la Ciudad de México y desde la Secretaría Particular del ex Jefe de Gobierno y algunos Secretarios, hoy prófugos de la justicia, se especuló y no se transparentaron los recursos destinados para la reconstrucción después del sismo de 2017.

Por cierto, en este caso siguen sin ser citados los verdaderos operadores y beneficiados de semejante fraude, mismos que hoy son diputados federales o locales, y a los hermanos Serna, quienes son investigados por las autoridades de la Ciudad de México.

Hoy son momentos de solidaridad, de aprender de los errores y aciertos cometidos por otros países en la atención de esta pesadilla llamada coronavirus, son tiempos de confiar en la capacidad y experiencia de nuestros especialistas mexicanos.

No son tiempos para mostrar lo peor en medio de la tragedia, no son tiempos de hacer politiquería, de dividir y polarizar, de golpetear al Presidente democráticamente electo; eso no va a resolver el problema, es tiempo de que todos nos unamos, de que juntos nos preparemos para lo que viene y lo enfrentemos con éxito. Cuidemos a nuestros adultos mayores, cuidémonos todos, dejemos los cubrebocas y guantes para los enfermeros o enfermeras que nos van a acuidar en caso de ser contagiados.

Ojalá y los grandes empresarios entren en razón. Estos empresarios usureros y egoístas que apelan a una ganancia menor de 10 o 20%, el día de mañana pueden necesitar una cama para ser atendidos en caso de ser contagiados y, cuando no puedan respirar, lo que menos les va a importar es su cuenta bancaria.

México saldrá adelante como lo ha hecho en otros momentos difíciles, porque somos guerreros, somos una raza que se une y pelea ante la adversidad.

México somos todos y nos necesitamos todos.

@116Gmail

***

* EDUARDO MACÍAS

ABOGADO

EDUARDO MACÍAS GARRIDO es abogado por la Escuela Libre de Derecho y profesor de Derecho Internacional en diversas Universidades. Es académico de la Universidad Panamericana por ya más de 15 años.

Se ha desempeñado como asesor político de diferentes agrupaciones, entre ellas la Unión de Voceadores y Expendedores de Periódicos y la Unión de Aseadores del Calzado, es especialista en materia de Publicidad Exterior, dedicándose a esta materia durante más de 20 años.

***