#ElPuntoG – BATEADOR DESIGNADO – Avaricia y Poca Empatía

EDUARDO MACÍAS
Posted on agosto 17, 2020, 4:37 pm

EDUARDO MACÍAS*

El ciclo escolar 2020-2021 iniciará el 24 de agosto a distancia, ya que debido a la pandemia no hay condiciones para hacerlo de manera presencial en los diferentes planteles del país, y por ello muchos padres de familia se preguntan qué pasará con las reinscripciones y colegiaturas.

La Secretaría de Educación Pública, a cargo de Esteban Moctezuma Barragán, notificó a la Ciudad de México que las escuelas no harán las actividades previas al inicio escolar, lo que incluye reuniones del Consejo Técnico Escolar, las jornadas de limpieza y, desde luego, las inscripciones.

Esto es totalmente lógico si tomamos en cuenta que continúa la propagación del Covid-19, lo que hace necesario mantener las medidas de distanciamiento social.

El 10 de agosto era la fecha oficial de inicio del ciclo escolar de manera presencial, ahora ocurrirá aparentemente el 21 de septiembre. Esto no significa que las clases no comiencen a través de diversos medios tecnológicos, en una sana distancia, como ya se informó.

¿Y ahora qué pasará con las colegiaturas en el nuevo ciclo escolar? Al respecto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) pidió que las escuelas y padres de familia se pongan de acuerdo en cuanto a los pagos de colegiaturas e inscripciones, de conformidad con el mecanismo bajo el cual se impartirán las clases. En verdad, ¿se lograrán poner de acuerdo?

La Profeco establece que la contraprestación económica debe ser proporcional a la calidad y naturaleza de la enseñanza recibida, a la diversidad de los servicios y a las instalaciones y recursos académicos que las escuelas utilizan para el cumplimiento de su objeto.

El problema es que los dueños de muchas de estas escuelas son unos verdaderos mercaderes de la educación. No tienen el menor compromiso con la sociedad, solo les interesa generar más recursos para sus bolsillos.

De por sí antes de la pandemia hacían lo que querían, cobrando una reinscripción año con año, seis meses antes de terminar el ciclo escolar. ¿A título de qué?

Piden despensas y ayudas a los padres de familia, año con año, para solventar prestaciones de sus empleados, responsabilidad que es de ellos, como patrones, y de nadie más.

Los salarios que pagan a los maestros y a su personal administrativo son injustos y, en la mayoría de los casos, desproporcionados a las responsabilidades asignadas. Además de que son explotados con horarios fuera de su jornada contratada inicialmente y asignándoles responsabilidades fuera de lo pactado.

La Profeco invita a los padres de familia a que comparen precios con escuelas que ya desde hace tiempo dan clases virtuales, para apoyarse y llegar a un acuerdo con las escuelas de sus hijos.

Habrá que estar atentos, para evitar que muchos de estos comerciantes de la educación no se pasen de vivos y sigan enriqueciéndose a costa del sacrificio de padres de familia y bajo la complacencia de la autoridad.

Secretario Moctezuma, sería bueno que se pusiera las pilas y ayudara junto con la Profeco a evitar y, en su caso, sancionar a quienes cometan abusos en el cobro a los padres de familia al inicio del presente ciclo escolar, dañando más su ya de por sí mermada economía familiar.

Como que el Secretario se quedó acostumbrado al ritmo de su anterior chamba en Fundación Azteca, o será que sigue atendiendo los asuntos de su exjefe, el fundador y presidente del Grupo Salinas.

eduardomacg@icloud.com

@116Gmail

***

* EDUARDO MACÍAS

ABOGADO

EDUARDO MACÍAS GARRIDO es abogado por la Escuela Libre de Derecho y profesor de Derecho Internacional en diversas Universidades. Es académico de la Universidad Panamericana por ya más de 15 años.

Se ha desempeñado como asesor político de diferentes agrupaciones, entre ellas la Unión de Voceadores y Expendedores de Periódicos y la Unión de Aseadores del Calzado, es especialista en materia de Publicidad Exterior, dedicándose a esta materia durante más de 20 años.

***