Más casos azules a República Centroafricana

Staff/GC
Posted on noviembre 15, 2017, 6:04 pm

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el aumento de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Misión en la República Centroafricana y prorrogó el mandato de la misión hasta el 15 de noviembre de 2018.

En una resolución aprobada unánimemente este miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el envío de 900 militares adicionales a la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA) “con el fin de aumentar la flexibilidad y la movilidad” de la fuerza.

Con estos nuevos contingentes, la dotación máxima autorizada se eleva a 11,650 efectivos militares y 2,080 efectivos policiales.

Patrullaje en Bangui. Foto: ONU/Eskinder Debebe.

Patrullaje en Bangui. Foto: ONU/Eskinder Debebe.

Al concluir su visita al país africano a finales de octubre, el Secretario General, Antonio Guterres, recalcó la importancia del mandato de la misión de mantenimiento de la paz en el país.

“Las operaciones de mantenimiento de la paz salvan vidas, a veces salvan a países enteros”, declaró.

El Consejo insistió en la importancia de que los países contribuidores de tropas aporten contingentes que tengan las “competencias, educación, experiencia laboral y conocimiento de idioma necesarios para llevar a cabo sus tareas” de mantenimiento de la paz.

La República Centroafricana se encuentra sumida en un conflicto armado desde 2013, luego de un golpe de Estado del grupo insurgente Seleka que provocó la salida del país del presidente François Bozizé.

La crisis política derivó en una crisis humanitaria en la que, de acuerdo con Oxfam, uno de cada cinco centroafricanos permanece fuera de su hogar y más de la mitad de la población pasa hambre.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) señala que aunque la República Centroafricana posee grandes riquezas minerales, ese país es uno de los más pobres del mundo y los brotes de violencia han empeorado aún más la situación.

El 41% de los niños menores de cinco años sufren malnutrición. Foto: ACNUR.

El 41% de los niños menores de cinco años sufren malnutrición. Foto: ACNUR.

“Las personas que han huido a zonas más seguras sufren diariamente la escasez de los recursos básicos como, por ejemplo, el agua, la electricidad y unas condiciones de alojamiento dignas. Los campos en los que se asientan son improvisados y precarios; quienes han tenido más suerte han cruzado la frontera para recibir atención en campos instalados en países como Chad, Camerún y el Congo.

“En dichas travesías, los niños se ven especialmente afectados por la falta de alimentos. Los desplazados no cuentan con recursos suficientes para costearse la movilidad de un sitio a otro y muchos de ellos son víctimas del agotamiento físico y las enfermedades asociadas a los largos desplazamientos”, señala la ACNUR.

La ONU suma más de 13,000 elementos en la República Centroafricana.

La ONU suma más de 13,000 elementos en la República Centroafricana.

Agrega que las mujeres son víctimas de violaciones y acoso sexual, mientras los niños son reclutados forzosamente por los bandos en conflicto y, sin otra alternativa, se convierten en niños soldados.

El 6 de noviembre de este año, el responsable de la MINUSCA, Parfait Onanga-Anyanga, informó al Consejo de Seguridad sobre la difícil situación humanitaria que sufre esa nación africana.

La situación en el país “sigue constituyendo una amenaza para la paz y la seguridad internacionales en la región”, aseveró el Consejo.

Najat Rochdi, la coordinadora humanitaria y representante especial adjunta para la Misión de las Naciones Unidas en el país, afirmó que “el acceso a la ayuda humanitaria marca la diferencia entre la vida y la muerte”.

La situación actual es similar a la de 2014, en el momento más crítico de la crisis. Se estima que el 41% de los niños menores de cinco años sufren malnutrición crónica, pero solo una tercera parte de la asistencia alimentaria se encuentra disponible.

***

Leave a Reply

  • (not be published)