Cambio de régimen, objetivo de un gobierno de coalición

Staff/GC
Posted on agosto 02, 2017, 5:29 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 13 mins

La “máxima” “¡si está sufriendo… sacrifícalo!” fue aplicada al régimen político mexicano por Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Mancera y Gustavo Madero.

El régimen que impera en nuestro país está agotado (dijo Madero), y debe ser enterrado (Mancera) para dar paso a una nueva gobernabilidad que le de a México estabilidad, desarrollo y combate a la desigualdad con base en acuerdos modernos (Beltrones).

Los tres políticos se reunieron en un hotel de la colonia Juárez, a convocatoria de la corriente perredista “Galileos”, y defendieron la creación de un gobierno de coalición para alcanzar un cambio las estructuras políticas, económicas y sociales del país.

Un gobierno de coalición, afirmó Gustavo Madero, del PAN, permitiría desmantelar la actual cultura patrimonialista, “que sólo sirve para el control político y enriquecerse”.

De hecho, admitió que los panistas -cuando ocuparon el Ejecutivo del 2000 al 2012- quedaron a deberle a los mexicanos “el desmantelamiento de esa cultura clientelar y corruptora”.

El priista Manlio Fabio Beltrones afirmó que la clase política no se puede permitir que la población se decepcione de la democracia y que una opción es el gobierno de coalición.

“Estamos muy cerca de poder definir la nueva gobernabilidad que le de a este país estabilidad, desarrollo y combate a la desigualdad más allá de pactos políticos, que definan un gobierno compartido que acabe con los gobiernos divididos”, dijo durante el encuentro, moderado por el perredista Fernando Belaunzarán

Los políticos reconocieron que el actual sistema político del país está agotado. Foto: Tomada del muro de Facebook de Manlio Fabio Beltrones.

Los políticos reconocieron que el actual sistema político del país está agotado. Foto: Tomada del muro de Facebook de Manlio Fabio Beltrones.

Miguel Ángel Mancera apuntó que las transformaciones en nuestro país han ocurrido mediante métodos violentos, pero ahora se está convocando a una revolución impostergable para México por la vía del entendimiento y propuso poner al ciudadano en el centro del quehacer político.

“Si colocamos a las personas en la agenda central, estos partidos políticos –de los que todo mundo está hablando mal constantemente, de la parte política que la gente ya no quiere seguir- estarían al servicio de la sociedad”, aseguró el Jefe de Gobierno.

SISTEMA CADUCO

Mientras la corrupción está rampante, afirmó Madero, en muchos hogares al enojo del día se añade la angustia del futuro y la orfandad de liderazgos nacionales.

El sistema económico está agotado porque no crecemos o se tiene un crecimiento mediocre, y a la mayoría de la población no le alcanza el salario, dijo el ex dirigente panista.

“El sistema político está agotado porque los ciudadanos no se sienten representados ni considerados, porque el sistema presidencialista y centralista no construye mayorías estables ni combate la corrupción”, afirmó.

También, dijo, se encuentra agotado el sistema social con su ADN clientelar que surgió del sistema paternalista y que tiene una política social dispersa con muchos programas regresivos.

En la ruta del cambio de régimen político –planteó Beltrones- es necesario saber qué es lo que se va a construir.

“Si vamos a declarara agotado el régimen político, lo que tenemos que hacer con enorme claridad es definir el nuevo régimen. Y para definirlo no basta la voluntad en la Constitución de que vamos a un gobierno de coalición”, señaló.

De acuerdo con el priista, partidos, frentes y coaliciones están muy preparadas para el combate electoral, pero no se preparan para gobernar.

Ante este escenario, consideró importante frenar la arbitrariedad con la que se puede gobernar en la figura del régimen ya agotado y avanzar en el nuevo sistema.

Expectativa ante la reunión. Foto: Twitter de @ferbelaunzaran.

Expectativa ante la reunión. Foto: Twitter de @ferbelaunzaran.

Por su parte, Mancera puso varios ejemplos en los que las necesidades de los ciudadanos son ignoradas por la clase política.

“Tenemos una ley contra la portación de armas en la Cámara de diputados desde y los estados nomás no tienen un instrumento que están reclamando. Eso es frenar una iniciativa deliberadamente a través de una agenda que no es compartida con el país.

“En la ALDF se estableció diálogo con quienes quisieron sumarse. Ahí están los que siempre te dicen que no y además te plantean temas que se contraponen con las acciones previas de ellos mismos. Es un tema de oportunismo político muy acentuado. Eso es colocar la agenda de las personas, y la agenda de la Ciudad por debajo de la agenda partidaria”, señaló el Jefe de Gobierno.

Afirmó que si se rompe esa inercia de los partidos en la que la energía no es canalizada hacia la gente, entonces existiría un planteamiento efectivo de metas.

LA ENCRUCIJADA DEL AÑO QUE VIENE

Para Beltrones, es preocupante que México se encuentre tan cerca de la crisis política que existió en 2006.

“2006 fue una crisis porque ya no estábamos viendo si el candidato ganador lo hacía con la mitad más uno de los votos. La toma de posesión fue dramática… estuvo a punto del rompimiento constitucional por la falta de habilidad en todos esos años para hacer las transformaciones al régimen político”, expuso.

Ante ello, Madero planteó que es necesaria la innovación para el cambio democrático de la estructuras con un gobierno de coalición “para construir un sistema basado en la participación ciudadana, eliminando el fuero, impulsando las figuras de democracia directa como la iniciativa ciudadana y la revocación de mandato”.

La fórmula de Gustavo Madero para el 2018. Foto: Tomada del muro de Facebook del panista.

La fórmula de Gustavo Madero para el 2018. Foto: Tomada del muro de Facebook del panista.

El próximo año, añadió, el gran reclamo que enfrentará la clase política es por el elevado índice de corrupción.

“La gente está hasta el gorro de la corrupción, pero vivimos en el país de la simulaciones. Simulamos que hacemos grandes cosas pero para que no funcionen porque a la hora de los trancazos ni al fiscal nombramos en el Senado. De eso es de lo que está harta la gente; estamos desgastando la paciencia de los ciudadanos porque no estamos resolviendo los problemas”.

Son tiempos –dijo- de incertidumbre, pero también de audacia para construir lo que no existe, partiendo del agotamiento del régimen.

“Nadie quiere que esta cosa continúe. Queremos un frente amplio para un gobierno de coalición; tenemos por primera vez el instrumento, ya lo podemos usar, antes o después de la elección”.

Mancera puso de ejemplo a la Constitución de la Ciudad de México en la que el Jefe de Gobierno puede optar por conformar un gobierno de coalición.

“Ahí está el ejemplo de que se puede enterrar un régimen para crear un régimen diferente, que México lo está exigiendo; porque si no, o se va a pulverizar la votación y vas a tener el triunfo de uno o dos puntos o aquellos resultados de 100 mil votos de diferencias o aquellos otros que alguien se va a encargar de que se vaya la luz y luego se caiga el sistema”.

El Jefe de Gobierno tuvo tiempo de lanzar un par de dardos a Andrés Manuel López Obrador:

“Destruir las reformas estructurales no le vendría bien al país; tenemos un beneficio en varias acciones y muchos nubarrones en ellas mismas que debemos despejar”, planteó y censuró que exista una iniciativa que destruya todo el proyecto del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México:

“Como habitante de la Ciudad me sería muy lamentable que alguien hiciera eso, porque lleva invertido 40 o más miles de millones, porque perderíamos la oportunidad de que ahí se haga una planeación de ciudad”.

El gobierno de coalición –dijo Mancera- nos da la oportunidad de enterrar ese régimen y poder construir algo que puede ser muy diferente para México, que le puede dar un beneficio sustancial y un despegue que todo mundo está esperando en lo económico, en lo social y en la seguridad misma.

Los políticos tuvieron tiempo para practicar “esgrima política” durante la reunión. Foto: YouTube.

Los políticos tuvieron tiempo para practicar “esgrima política” durante la reunión. Foto: YouTube.

Ante el 2018, añadió, es muy importante “dejar tu saco de candidato y entrar a una construcción verdadera por México.

“Porque lo primero que se va a decir es que no se puede mezclar agua y aceite, puros e impuros en todo este ejercicio”.

Apuntó que el país debe tener garantizada la gobernabilidad, “eso es lo peor que nos podría pasar en el 2018, que no tuviéramos gobernabilidad; que fuéramos el reflejo de lo que está pasando en otras latitudes. Estamos frente a una gran oportunidad que ya tiene mucho terreno andado”.

Manlio Fabio Beltrones coincidió en que se está ante la oportunidad de utilizar un instrumento que existe en la Constitución y se descartó para contender por la Presidencia.

“A mí me interesa más el cambio de régimen político que lo que puedan ser las ilusiones o las ambiciones personales. Estaré viendo lo que acontezca, pero sobre todo acompañando políticamente la búsqueda de cambio de régimen”.

***

Leave a Reply

  • (not be published)