Ahora el Metro se impulsará con basura

Staff/GC
Posted on septiembre 04, 2017, 6:45 pm

El gobierno de la Ciudad de México presentó formalmente la maqueta del proyecto para crear una planta generadora de energía a partir de la basura.

La Planta de Termovalorización bautizada como “El Sarape” será la más grande del mundo, estará en la Delegación Iztapalapa y procesará diariamente cerca de 4 mil 500 toneladas de basura inorgánica, y la energía que genere (cerca de 965 mil kilowatts por año) servirá para movilizar a las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México.

La maqueta se presentó en el Museo Interactivo de Economía. Foto: GCDMX.

Al explicar los beneficios de la estrategia, Basura Cero, el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera explicó que la planta, no tendrá ningún costo adicional para la capital, pues los recursos que se emplean actualmente para trasladar y disponer la basura en rellenos sanitarios, se reorientarán para pagar a la empresa que obtuvo el contrato de construcción, lo mismo que el presupuesto que el Metro paga a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Además se crearán 3 mil empleos directos y 150 cuando inicie operaciones.

La planta será un espacio totalmente cerrado para evitar la emisión de olores hacia el exterior y con capacidad para recibir 20 camiones con cajas de transferencia.

Al Jefe de Gobierno le acompañó el titular de la Semarnat Rafael Pacchiano . Foto: GCDMX.

Al Jefe de Gobierno le acompañó el titular de la Semarnat Rafael Pacchiano . Foto: GCDMX.

Los residuos depositados serán transportados de forma automática mediante grúas hasta la tolva conectada con un horno de parrilla, donde se producirá su combustión de manera controlada a más de mil grados centígrados.

Como resultado, se generará vapor que alimentará la turbina para la generación de electricidad. El ciclo concluye en los condensadores, donde el vapor de agua se enfría, utilizando aire para el intercambio de calor.

Esto permitirá que se dejen de emitir 700 mil toneladas de dióxido de carbono, con lo cual se contribuye a reducir las emisiones de gases efecto invernadero.

Con la construcción de esta planta, cuya inversión será cercana a los 12 mil millones de pesos, el mandatario capitalino dijo, que se reafirma el rumbo que ha emprendido para hacer de la Ciudad de México un lugar más sustentable.

“El Gobierno de la Ciudad ha tomado con mucha seriedad las acciones de combate al cambio climático, mediante diversas estrategias para la mejor disposición de los residuos sólidos, transportes más limpios y eficientes y la generación de energías limpias”.

La basura, ya procesada, será trasladada a los generadores de energía. Foto: GCDMX.

La basura, ya procesada, será trasladada a los generadores de energía mediante un tren. Foto: GCDMX.

La planta – a construirse en terrenos del actual Bordo Poniente- traerá, además de estos beneficios, autonomía de gestión en el manejo de los desechos sólidos y, como medida de mitigación que deberá cubrir el consorcio adjudicado, la construcción de un parque ecológico en las inmediaciones de la estación Tláhuac del Metro.

La inversión se ejecutará a través de la figura de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS). El gobierno local empezará a pagarlo una vez que comience a recibir la energía que produzca la planta.

El procesamiento de la basura a través de la termovalorización, es una práctica que funciona de manera eficiente y es amigable con el medio ambiente; es una tecnología probada desde hace más de 20 años por países de Europa y Asia, como Finlandia, Suecia, España, Portugal, Francia, Alemania, Holanda, Japón y China. A nivel mundial operan mil 880 plantas de este tipo.

El Bordo Poniente tendrá un nuevo rostro. Foto: GCDMX.

El Bordo Poniente tendrá un nuevo rostro. Foto: GCDMX.

La tecnología de termovalorización es un proceso con alimentación continua, combustión controlada, con recuperación energética y con medidas tecnológicas en el control de emisiones contaminantes medibles.

El consorcio que resultó adjudicado acreditó su experiencia en la construcción, como en la operación y puesta en marcha de 10 plantas de termovalorización en otros países, como se solicitó en las bases de licitación, sobre todo en el control de la limpieza de los gases que estipula la norma internacional, incluso por encima de la Norma Oficial Mexicana NOM-098-SEMARNAT-2002, así como experiencia en el manejo de residuos en México.

La empresa es Proactiva Medio Ambiente S.A. de C.V. -Veolia, la cual cuenta con referencias internacionales en cuanto a valorización de residuos, opera 60 plantas en el mundo y ha valorizado 45 millones de toneladas de residuos.

El costo de esta obra será de poco más de 12 mil millones de pesos. Foto: GCDMX.

Durante la presentación de este proyecto que tuvo lugar en el Museo Interactivo de Economía del Centro Histórico, el mandatario capitalino dijo que el tiempo de construcción será a partir del año próximo y se llevará 18 meses.

Dijo también que platicará con sus homólogos en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), sobre este proyecto que representa una gran oportunidad, sin inversión gubernamental y con apoyo de la iniciativa privada, para marcar un antes y después con la gestión de residuos sólidos.

Agradeció a los titulares de SEMARNAT, de Energía y de Comunicaciones y Transportes, por el apoyo para la realización de este proyecto, “que estará en posibilidades también de dar energía al nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y de contribuir con tareas ambientales para toda esa zona, por eso es una colocación estratégica”, indicó.

Al respecto, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Rafael Pacchiano Alamán, invitó a presidentes municipales y gobernadores de la República a “que vengan y que aprendan de esta gran lección que hoy el Gobierno de la Ciudad de México les está dando; una infraestructura que aporta al medio ambiente y al cuidado de la salud de la población”.

El funcionario felicitó al mandatario capitalino y reiteró que cuentan con el respaldo del Gobierno Federal para realizar este proyecto, «el Gobierno de la CDMX rompió el mito de que los proyectos que eran caros, poco accesibles, hoy están demostrando que sí se puede; que no se necesita hacer una inversión por parte del gobierno, porque el sector privado está interesado en hacerlo y hoy las condiciones están”, concluyó.

En el evento estuvo también el Juan Ayala, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México, y el líder de la sección Uno Hugo Alfredo Alonso Ortiz.

Los dirigentes sindicales, acompañaron después al Jefe de Gobierno a un evento masivo en el que anunció la integración de 10 mil trabajadores voluntarios a la plantilla laboral del Gobierno de la Ciudad de México, además de inaugurar una cancha de fútbol en el Deportivo Lázaro Cárdenas.

El Jefe de Gobierno entregó una cancha de futbol a los trabajadores de limpia en un deportivo de la Delegación Venustiano Carranza. Foto: SUTGDF.

Leave a Reply

  • (not be published)