Aparatoso operativo de PGR mete susto a transeúntes del Centro

Por ERNESTO OSORIO
Posted on mayo 30, 2017, 11:23 am

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República realizó un aparatoso operativo en el callejón Condesa del Centro Histórico para detener a un vendedor de libros.

En el operativo participaron al menos 50 elementos uniformados con el rostro cubierto con pasamontañas negros -muchos de ellos portaban armas largas- y agentes del Ministerio Público cuyas siglas rotuladas en sus gorras era su única identificación.

El despliegue policiaco se llevó a cabo alrededor de las 17:00 horas del pasado jueves y en él se utilizaron vehículos sin placas y otros con placas de auto particular del Estado de México.

A esa hora, el pasaje -donde se expenden libros y artesanías- estaba repleto de transeúntes y compradores; sin embargo, los agentes de la AIC con uniforme camuflajeado algunos y otros con chalecos antibalas se abrieron paso para llegar a un solo puesto y detener, sin mediar explicación de sus derechos, a un comerciante que fue esposado y trasladado en una camioneta.

Tanto comerciantes como clientes y transeúntes se vieron alterados y sorprendidos ante lo aparatoso del operativo y buscaron dónde protegerse.

El callejón Condesa se ubica a una cuadra del Palacio de Bellas Artes, entre las calles Tacuba y 5 de mayo, atrás del Palacio Postal y a seis calles del Zócalo, donde se desarrolla la Feria Internacional de las Culturas Amigas, lo que ha incrementado el flujo de visitantes al Primer Cuadro.

El detenido fue trasladado a una camioneta sin rótulos, donde esposado. Foto: GC.

El detenido fue trasladado a una camioneta sin rótulos, donde esposado. Foto: GC.

El resultado del operativo, además del comerciante detenido, fue el decomiso del puesto de libros, los cuales fueron trasladados en costales.

Mientras una agente del Ministerio Público llenaba el formato de remisión y ordenaba a otros elementos retirar a la gente e impedir que se les tomaran fotografías, los uniformados realizaban una especie de guardia alrededor del puesto.

Cuestionado uno de los uniformados sobre el motivo del operativo, sólo explicó que era una acción en contra de la piratería

Tras concluir el decomiso de los libros, y algunos muebles del puesto, los policías de la AIC subieron a varios autos y camionetas, amedrentando a quienes les seguían tomando fotografías.

“No puedes grabar, ni tomar fotos”, gritó a un reportero uno de los uniformados con el rostro cubierto por el pasamontañas.

Cuando los uniformados se fueron, los comerciantes intentaron continuar con sus actividades, pero el miedo que vivieron los clientes los alejó definitivamente y el callejón se quedó solo.

Por lo aparatoso y apantallante operativo, Gaceta Ciudadana entrevistó a un ex elemento de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) y que ahora se desempeña en la iniciativa privada.

El entrevistado explicó que la ley resulta laxa para la aplicación de operativos policiacos, pues los protocolos “se aplican tal y como lo determina el superior” que, en este caso, no fue identificado.

“En este tipo de operativos, hay cuestiones que nos obligan a cuidar; primero el uso de las armas debe ser el último recurso y eso en caso de resistencia o agresión, pero incluso así, no se pueden mostrar armas cuando no hay una agresión por parte de los presuntos”, dijo Gerardo “N”.

Decomiso de la mercancía por parte de los elementos federales. Foto: GC.

Decomiso de la mercancía por parte de los elementos federales. Foto: GC.

El ex AFI explicó que la Secretaría de Gobernación publicó en el año 2015 un Protocolo Nacional de Actuación Policial para la Agencia de Investigación Criminal en el que se establece que será la misma AIC la que establecerá los procedimientos para realizar operativos policiacos en el marco de una investigación abierta, con base en lo que marca el Artículo 16 constitucional, referente a los derechos de los indiciados en el nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

De acuerdo con este Protocolo, “por la importancia que reviste el lugar de los hechos/hallazgo o conexo que es el lugar de intervención, en el cual se ha cometido un hecho delictivo y en el que podemos hallar la evidencia fundamental para demostrar la conducta considerada como delito por la ley, al o los probables responsable de esa conducta y demás circunstancias del delito, es menester abundar en su preservación y protección, por lo que hay que acordonarlo con elementos aislantes como cinta barrera, personas, conos, postes, patrulla o cualquier medio que delimite el lugar para evitar que extraños como: parientes, amigos, sospechosos, curiosos, funcionarios de alto rango de su misma u otra institución diferente a la agencia, entre otros, ingresen al lugar, para ello se requiere crear un cordón y zona de seguridad con los elementos señalados”.

Sin embargo, en el operativo realizado en el callejón Condesa ninguna de estas indicaciones se cumplió, además de que en el mismo Protocolo no se menciona el uso de armas para realizar la detención de un solo individuo.

Además, el mismo protocolo establece como necesaria la coordinación entre la policía y el Ministerio Público federal con las policías locales. En el operativo del pasado jueves tampoco se observaron a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX.

Cabe señalar que en el Protocolo de Actuación de la Policía capitalina, publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 14 de enero de 2015 se obliga a la Policía a preservar por encima de cualquier actuación la seguridad de quienes se encuentren en un lugar donde se asegure a un presunto delincuente.

“Para el impulso de las acciones destinadas a la detención de probables responsables, en el contexto del sistema penal acusatorio, resulta indispensable establecer criterios uniformes para la actuación diaria de la Policía. Por ello, se deberán implementar las medidas preventivas necesarias para salvaguardar la integridad física de las personas que se encuentren involucradas en el hecho, tanto en el registro inmediato, como en el control, aseguramiento, conducción y solicitud de atención médica y psicológica que corresponda”.

Ninguna de estas acciones se observaron en el citado operativo federal.

Aparatoso y apantallante

Fotos: Gaceta Ciudadana.

***

Leave a Reply

  • (not be published)