Balacera en autobús… ¡entre rateros!

Por KEVIN RUIZ
Posted on agosto 31, 2017, 4:31 pm

Los pistoleros activaron sus armas. No era un enfrentamiento en el viejo oeste, sino en el pasillo de un camión de transporte público.

Tres rateros sacaron sus armas, como en “El bueno, el malo y el feo”, para disputarse quien haría el robo a los pasajeros.

Ocurrió en la Delegación Gustavo A. Madero, que regentea Víctor Hugo Lobo.

Eran las 21:15 horas cuando dos sujetos -uno de 18 y otro de 19 años- que viajaban en la parte trasera de la unidad, emprendieron el atraco a los pasajeros, amagándolos con una pistola y una navaja y, sin estar en complicidad, la pareja de ladrones se percataron de que, en la parte de delantera del vehículo, otro “colega” –de 34 años- hacía lo propio a punta de pistola.

El sobreviviente de la refriega fue detenido. Puede alcanzar 9 años de cárcel. Foto: PGJ.

El sobreviviente de la refriega fue detenido. Puede alcanzar 9 años de cárcel. Foto: PGJ.

En ese momento se enfrentaron a punta de pistola, el ladrón solitario, el de 34 años, cayó muerto por impacto de bala dentro del transporte público. El ladrón de 18 años resultó herido, pero su cómplice lo ingresó en un hospital cercano a la zona, también murió.

Policías preventivos fueron alertados a través del Centro de Comando y Control (C-2) Norte, de “personas forcejeando al interior de un camión de pasajeros” por lo que se dirigieron a la calle Miguel Bernard y avenida De las Palma, muy muy cerca de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional, campus Ticomán.

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública, lograron detener al de 19 años, el cual fue trasladado a la agencia del Ministerio Público GAM-2, donde le abrieron una carpeta de investigación por los delitos de robo agravado calificado y homicidio doloso por disparo de arma de fuego.

De encontrarse penalmente responsable del delito, podría alcanzar una sentencia de hasta nueve años y tres meses de prisión.

Durante el levantamiento de las pruebas, los agentes de la PGJ encontraron un revólver calibre .38 milímetros, aún con tres cartuchos y tres percutidos al lado del hombre de 34 años.

Ninguno de los ladrones se quedó con el botín.

***

Leave a Reply

  • (not be published)