Carlos IV cabalga de nuevo en el Centro Histórico

Por ERNESTO OSORIO
Posted on junio 28, 2017, 6:33 pm

Casi cuatro años después de haber sido dañada con ácido, la estatua ecuestre de Carlos IV, mejor conocida como “El Caballito”, fue develada este miércoles en la Plaza Manuel Tolsá, totalmente rehabilitada para seguir mostrando todo su esplendor.

En la penumbra del Museo Nacional de Arte, la mañana de este miércoles el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y la secretaria de Cultura del gobierno federal, María Cristina García Cepeda, mostraron el resultado de un trabajo de restauración al que fue sometido el monumento y que representó un costo de poco más de 7 millones de pesos.

La obra data del siglo XVIII y es obra de Manuel Tolsá. Foto: Twitter-MAM.

La obra data del siglo XVIII y es obra de Manuel Tolsá. Foto: Twitter-MAM.

Durante la gestión de Inti Muñoz como director del Fideicomiso del Centro Histórico se emprendió la restauración de la escultura; sin embargo el monumento resultó dañado, y las autoridades federales desplazaron a las capitalinas en esa tarea.

“El Caballito vuelve a cabalgar; éste símbolo que ha sido testigo de la historia de México y de la vida cotidiana, recobró su esplendor original”, dijo la Secretaria de Cultura, antes de retirar el velo blanco de la estatua.

En conferencia de prensa posterior a la develación y en el interior del Museo Nacional de Arte, las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia dieron detalles de los trabajos de restauración de esta obra del siglo XVIII.

Los técnicos del INAH responsables del proceso explicaron que tras realizar una serie de análisis y estudios a la estatua, pudieron desarrollar un trabajo que llevó a la restitución integral que hace ver la escultura en su color original.

Explicaron que para lograr lo anterior tuvieron que retirarse velos de cera y un recubrimiento negro que al ser tratados dejaron entrever una capa pictórica de color verde, la misma que utilizó Manuel Tolsá hace más de 300 años.

La restauradora Jannen Contreras Vargas, coordinadora del proceso de intervención de la estatua, explicó que se trató de un trabajo de limpieza que llevó casi dos años, pues se avanzaba en promedio 20 centímetros diarios en toda la escultura, lo que equivalió a pintar en un lienzo de poco más de 46 metros cuadrados.

Este proceso fue el principal que se aplicó para poder revertir los daños que sufrió el monumento en el 2013 cuando se le aplicó ácido nítrico para limpiarla.

Tras finalizar la limpieza, se estabilizaron las áreas afectadas, se aplicaron polímeros para lograr un nuevo recubrimiento que protegerá el color natural rescatado.

También se intervino en los cimientos donde se encuentra depositada la estatua, la cual quedó estabilizada y el basamento también fue restaurado, pues sufrió los escurrimientos del ácido que dañó la obra.

Estos trabajos tuvieron una duración de poco más de 56 meses, y participaron en ellos especialistas de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos y de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH, además de contar con la opinión de autoridades del Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México.

Autoridades locales y federales se reunieron en el Museo Nacional de Arte para informar de los trabajos de restauración. Foto: Twitter-MAM.

Autoridades locales y federales se reunieron en el Museo Nacional de Arte para informar de los trabajos de restauración. Foto: Twitter-MAM.

Cuestionado sobre el avance en la denuncia que se presentó en 2013 ante la Procuraduría General de la República (PGR), por los daños ocasionados a la estatua, el Director del INAH, Diego Prieto, se disculpó por no tener información actualizada sobre la indagatoria.

Cabe recordar que la Contraloría General de la Ciudad de México, sancionó con una inhabilitación para poder prestar servicios públicos por diez años, a la empresa Marina Restauración S.A., la cual fue la encargada de realizar los trabajos de restauración a invitación del Fideicomiso del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Del mismo modo, fueron separados de sus cargos, dos funcionarios del Fideicomiso (uno de ellos Inti Muñoz), uno de la Secretaría de Gobierno y uno más de la Autoridad del Centro Histórico.

Conoce aquí a detalle, la infografía del INAH sobre el proceso de rehabilitación de la estatua.

 

http://www.elcaballito.inah.gob.mx/?conservacion

***

Leave a Reply

  • (not be published)