¡Celebremos a la bandera!…. ¿al revés?

Por: CRISTIAN NÚÑEZ
Posted on febrero 24, 2018, 5:30 pm

“SI ya saben cómo somos, para que nos invitan”, ésta podría ser la frase que le quedaría muy bien a quienes protagonizaron un espectáculo más durante un acto oficial del Presidente Enrique Peña Nieto con motivo del día de la Bandera. .

¿Casualidad?, ¿coincidencia?, llámenlo como quieran pero los últimos dos años de esta ceremonia oficial, quedarán marcados en la mente del primer mandatario por ser en los que de manera indirecta, o directa, los miembros del Ejército Mexicano buscan enviarle un mensaje a la sociedad mexicana y sus gobernantes.

El 24 de febrero del año pasado en el Campo Marte y durante la Ceremonia oficial, la bandera monumental fue izada correctamente, pero mientras se elevaba, una de las orillas quedó atorada de una torre de electricidad, motivo por el cual el lábaro patrio se rasgó y lució así, durante todo el acto oficial.

Al  término del evento, la bandera fue retirada y posteriormente la cambiaron por una nueva.

¿Conspiración o error? Foto: Presidencia de la República

 

Un año después, en el mismo Campo Marte, otra vez los soldados del Ejército Mexicano sostenían el monumental lienzo, mientras el Presidente Enrique Peña encendía el izamiento automático frente a los representantes del Poder Judicial y Legislativo, frente al cuerpo diplomático acreditado en nuestro país, frente a invitados especiales, los secretarios del gabinete y ante elementos del Ejército y la Marina.

Conforme se escuchaba el himno a la bandera como música de fondo, la bandera fue desplegándose, y en cuestión de segundos se observó que la bandera había sido colocada al revés.

El rostro del Presidente Peña Nieto no ocultaba su enfado, y en cuanto concluyó el izamiento del lábaro patrio, se dio paso a los discurso y cuando el primer mandatario hizo uso de la palabra, improvisó e intentó mostrar despreocupación por el error; pero el enfado fue más que evidente.

El Presidente de la República, antes de la desafortunada sorpresa. Foto: Presidencia de la República

Dijo el Presidente: «Me han informado que ya la bandera monumental ha sido retirada porque fue mal colocada, mal izada, justamente al revés», dijo Peña Nieto al  iniciar su discurso.

Más adelante, insistió: «No importa si está del revés o del derecho, hacia atrás o hacia adelante, la bandera es el símbolo que nos da sentido de identidad y de pertenencia, de orgullo de ser mexicanos».

Acompañado de centenares de efectivos militares, aseguró que la bandera es el emblema de México y desde niños, los mexicanos aprenden a «amar y respetar» esta insignia nacional.

La Sedena investiga ya a quien correspondió la colocación de lienzo nacional, antes de ser izado, según comentarios recogidos entre personal del Estado Mayor Presidencial presentes en el evento.

Pero más allá de estos osos, ¿qué significado guarda la bandera?

Las banderas sintetizan los valores y símbolos más venerados y apreciados de cada nación, y en el caso de nuestra bandera, pocos conocen la historia que sintetiza este pedazo de tela tricolor; es representación de la gesta que nos hizo una nación independiente, los colores y la historia sobre el escudo  nacional, nos transporta con la ayuda de la imaginación, hasta los tiempos de lucha y reconstrucción de una nueva ciudad pluricultural por parte de los aztecas.

La bandera mexicana simboliza tres momentos primordiales de nuestro desarrollo histórico como país, tres tradiciones que confluyen en un fragmento de tela: indígena, hispano-colonial y criollo-mestizo, el cual se prolonga hasta la definición actual como una nación pluricultural que orgullosamente incorpora a los pueblos originarios y a los distintos componentes nacionales que hacen heterogénea a nuestra patria.

La Secretaría de la Defensa Nacional es la única autorizada para fabricar las banderas nacionales oficiales. Foto: Sedena

 

Conforme avanzó la lucha por la Independencia, existieron 13 banderas, cuatro de ellas registradas oficialmente, cambiantes en diseños, colores, conceptos y significados. En un comienzo, presentaron el contexto de que el color blanco estaba destinado a la fe católica, el rojo representaba la unión entre Europa y América mientras que el verde simbolizaba la Independencia de la corona española.

A medida de que México se consolidó como nación y dejó de lado la influencia religiosa en los asuntos de Estado, los colores adoptaron nuevos significados que se reconocen ahora como representativos de este símbolo patrio: el verde como la esperanza, el blanco como la unidad y el rojo en representación de la sangre derramada por los héroes.

Nuestra historia se resumen en distintos lienzos que se han modificado por años. Foto: Sedena.

No obstante lo anterior, existen otros significados que fueron propuestos en la Enciclopedia Mundial de las Banderas: verde (esperanza), blanco (pureza) y rojo (religión).

Se reconoce como el Día de la Bandera de México el 24 de febrero, por ser ésta la fecha en la que se adoptó oficialmente la actual Enseña Nacional. La fuerza del águila prehispánica continuó a pesar del intento español por desaparecerla del imaginario de los mexicanos, varias banderas tuvieron vigencia durante el siglo XIX, la actual tiene sus orígenes en 1821 en el pendón tricolor del Ejército Trigarante, al mando de Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, y representa las tres garantías del movimiento independentista de la nación emergente: Independencia, Religión y Unión, un referente para la coloración de la bandera.

El Ejército Trigarante, formado por las tropas de Iturbide y Guerrero, dio significado al contenido del Plan de Iguala en la ciudad del mismo nombre, con el que se dio término a la lucha de Independencia. Iturbide y Vicente Guerrero, respectivamente, fueron los personajes quienes hicieron los primeros juramentos frente al símbolo patrio, un comportamientos que los mexicanos están obligados a seguir en toda ceremonia cívica y que conocemos como el saludo a la bandera, con la mano derecha extendida frente al corazón y el Juramento a la Bandera, como se sigue realizando en escuelas primarias hasta la fecha.

En este mismo pronunciamiento, se hace referencia al Escudo Nacional Mexicano, a la unidad, esperanza y lucha por preservar los ideales que han dejado los héroes que dieron patria y a los que debe seguir el pueblo mexicano como independentistas. En este sentido, la descripción, historia y origen de este símbolo patrio se traslada a los tiempos de la conquista.

El águila devorando una serpiente representa el poder que somete al mal. Foto: Sedena.

La hierofanía (acto de manifestación de lo sagrado) del águila devorando una serpiente posada sobre un islote que emergía del lago primigenio, fue para los mexicas la anunciación de la tierra prometida; la señal de que ellos (pueblo de guerreros), fueron los elegidos para poblar esta región, dominar su topografía y erigir ahí la capital de un imperio próspero.

La leyenda azteca señala que el Dios Huitzilopochtli dijo a los sacerdotes que los aztecas debían abandonar Aztlán para buscar la nueva tierra donde edificarían su ciudad y que cuando encontraran un águila devorando una serpiente posada sobre un nopal, esa sería la señal del lugar en la que hallarían riquezas y poder.

Después de 300 años, los aztecas reconocieron la señal y fundaron en la “tierra prometida” México-Tenochtitlán. Esta imagen que se reconoce como el emblema de la creación de México se convirtió en el Escudo Nacional.

Se dice que el primer lábaro patrio como distingo para la representación del pueblo, sus valores, ideologías y derechos fue la demostrada por Miguel Hidalgo, el Padre de la Patria, con la imagen de la Virgen de Guadalupe que utilizo en el Grito de Dolores. Años más tarde cuando se consolidaron como una nación independiente,  la primera bandera nacional oficial fue  concebida por el autor de la Independencia mexicana Agustín de Iturbide y confeccionada en Iguala por el sastre José Magdaleno Ocampo en 1821, el primer año de soberanía reconocida.

La confección de las banderas suma igual a hombres, que a mujeres. Foto. Sedena.

La segunda bandera oficial se registró en 1823, esta bandera a diferencia de su antecesora suprimía la corona de la cabeza del águila, pero agregaba la serpiente, un ramo de olivo y laurel, tradición que aún se conserva en la bandera actual. La tercera bandera sufrió varios cambios desde el Gobierno de Maximiliano siendo el  cambio mayor la inserción de cuatro águilas, cada una coronada que fueron colocadas en las esquinas de la bandera.

El diseño del escudo fue ordenado por el Emperador Maximiliano I de México, debía semejarse al Escudo Imperial francés.  La bandera dejó de usarse en 1867, cuando Maximiliano I fue destronado y ejecutado por el ejército federalista.

El actual diseño del escudo fue creado por Francisco Eppens Helguera y aprobado por el Presidente Gustavo Díaz Ordaz y en el año 2008 ganó el concurso  de “La bandera más bonita del mundo” con 901.627 puntos, el segundo lugar  lo obtuvo  Perú con 340.901 puntos.

Leave a Reply

  • (not be published)