Embarcadero Fantasma en Tláhuac

Por CRISTIAN NÚÑEZ
Posted on febrero 10, 2018, 5:01 am

Con más de 25 años de existencia, lo que prometía ser un embarcadero tradicional en la Delegación Tláhuac se ha convertido en un Lago fantasma, debido al abandono y falta de apoyo por parte del gobierno delegacional, central y federal.

Son cerca de cien familias que dependen de este pulmón natural ubicado al sur-oriente de la Ciudad de México, y Gaceta Ciudadana pudo constatar en una visita al lugar la pobreza de estas personas que esperan que las autoridades cumplan con el objetivo de que se aprovechen las chinampas en beneficio de la ecología, pero también en favor del desarrollo económico y social de la comunidad. Sin embargo, más de la mitad de estas tierras de cultivo han sido abandonadas.

Hasta hace tres años, el Lago de Los Reyes Aztecas lucía así. Foto: Facebook

Este embarcadero se encuentra enclavado en la zona declarada como patrimonio ecológico mundial por la UNESCO en 1987, pero eso no ha sido suficiente para que las autoridades cumplan con su obligación de atender la zona.

Sorprendidos por las declaraciones del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, quien aseguró recientemente que la Delegación Tláhuac se ha convertido en un enclave del narcotráfico, los canoeros, agricultores y chinamperos piden a la ciudadanía no hacer caso de estas declaraciones y ayudarlos con visitar su embarcadero.

“Imagínese, si de por sí nos estamos secando, estamos desapareciendo; ahora el Jefe de Gobierno nos dice que Tláhuac es zona de narcos; ya nadie va a querer venir”, señala en entrevista Don Porfirio Téllez, presidente de la Asociación de Canoeros del Lago de los Reyes Aztecas.

Son cerca de 50 trajineras que por lo general, siempre están en espera de paseantes. Foto: Cristian Núñez/GC

El embarcadero luce vacío, sólo una trajinera ocupada por jóvenes que consumen cerveza navega por los canales que se han llenado de basura donde garzas y patos intentan buscar alimento.

“Las chinampas son de cultivo intensivo. Pueden cultivarse hasta 25 especies diferentes de hortalizas como cilantro, brócoli, lechuga, y flores; así mientras una parte de la chinampa se recupera con otros cultivos; en otra parte se siembran otras cosas, y así, permanentemente la chinampa está produciendo. Una familia puede vivir muy bien con solamente mil metros cuadrados de chinampa, o sea, el 10 por ciento de una hectárea –explica Juan Morales, un agricultor que nos acompaña durante un recorrido.

La construcción de la Línea 12 del Metro también golpeó severamente a la conservación natural de este lugar, pues se pudo observar que las aguas han disminuido su nivel en alrededor de un metro, como lo demuestran las raíces al descubierto de los ahuejotes (árboles originarios de la región).

Durante los fines de semana, pocos son los visitantes que llegan. Foto: Facebook/CDMX

A la explicación de que debido al invierno las lluvias son escasas, y por consecuencia existe una disminución en el nivel del lago, el canoero Rafael García explica que cuando se construyó la Línea Dorada dejó de funcionar una bomba del sistema de la planta de tratamiento de aguas del Cerro de la Estrella, y cercana a Tláhuac.

“Después de que esa bomba se descompuso dejó de funcionar otra cuando estaba en construcción la Línea 12. Desde entonces no se han reparado, y lo peor es que las aguas pueden bajar más si se desazolvan los canales”

Las raíces de árboles comprueban que el nivel de los canales ha descendido. Foto: Cristian Núñez/GC

Lejos de atender esta situación, la última administración del perredista de Angelina Méndez, y en mayor proporción la del morenista Rigoberto Salgado, han propiciado el abandono para liberar terreno  y hacerlo propicio al desarrollo inmobiliario.

Por ejemplo, el 9 de julio de 2015 se desalojaron cien familias del predio chinampero de 70 hectáreas Tempiluli, donde incluso había letreros que ofrecían terrenos ganados a los canales en venta; otras acciones recientemente fueron dirigidas contra más de 40 familias en 400 hectáreas del ejido San Francisco Tlaltenco, de donde fueron desalojados el cinco de febrero del 2017.

“La ecología de las chinampas puede equilibrarse con el desarrollo social, siempre que se abran canales de comercialización de las hortalizas y de la región como destino turístico, incluso con la participación de la Iniciativa Privada y, desde luego, con el gobierno”, sugiere Don Porfirio

“Aquí vino Mancera hace dos años, paseó en las trajineras y le pedimos que nos ayudara con publicidad, con apoyo para mejorar nuestro mercado, los locales de comida, los canales, pero no volvió a regresar. Al Delegado de Morena lo buscamos y nos recibió, pero nada, no nos ha dado nada. Sólo un diputado nos donó material para hacer 20 canoas, pero también se olvidó y sus canoas se están ya picando porque nadie las ocupa”, refiere Don Porfirio

“Parece que nadie se da cuenta que tenemos un tesoro bajo nuestros pies, solamente tenemos que cultivarlo y que la gente nos visite. Si no van a apoyarnos desde el gobierno, pues le pedimos a la gente que no haga caso de eso que dice el Jefe de Gobierno que esto es una zona de narcos. Que vengan, conozcan nuestro lago y consuman aquí sus alimentos para que podamos seguir viviendo”

Tras conocer esta situación, la diputada local del Partido Encuentro Social Abril Trujillo, acudió este viernes a la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) en compañía de representantes de la Asociación de Canoeros del lago de Los Reyes, para gestionar la intervención de esta dependencia en el lugar y deslindar responsabilidades.

La legisladora también se ofreció a difundir y promover el turismo ecológico por la zona, a través de redes sociales y con invitaciones a vecinos de Iztapalapa para que visiten este lugar.

Leave a Reply

  • (not be published)