La mancha voraz del narco mexicano en EU

Staff/GC
Posted on febrero 07, 2020, 10:22 am

Para los Estados Unidos, las drogas ilícitas y las organizaciones criminales transnacionales y locales que las trafican representan amenazas significativas para la salud de su población, la aplicación de sus leyes y su seguridad nacional, y las organizaciones criminales mexicanas se erigen como “la mayor amenaza criminal” para ese país.

Actualmente el país vecino se encuentra la bajo amenaza que representan el tráfico ilegal de opioides (medicamentos recetados controlados, opioides sintéticos y heroína), estimulantes (metanfetamina y cocaína) y sustancias psicoactivas.

La Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas de 2019 (NDTA, por sus siglas en inglés) revela que las muertes por intoxicación por drogas son la principal causa de muerte por lesiones en EU. “En 2017, las muertes por intoxicación por drogas alcanzaron su nivel más alto registrado y, cada año desde 2011, han superado en número a las muertes por armas de fuego, accidentes automovilísticos, suicidio y homicidio. En 2017, aproximadamente 192 personas murieron todos los días por intoxicación por drogas”.

De acuerdo con el informe elaborado por la Administración para el Control de Drogas (DEA), la amenaza de los opioides continúa a niveles epidémicos cada vez mayores, y afecta a grandes porciones de los Estados Unidos; los estimulantes representan un desafío mayor debido a que los traficantes continúan vendiendo cantidades crecientes fuera de los mercados tradicionales de cada droga.

En este contexto, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) señala que en 2015 México fue el tercer mayor productor mundial de opio, en una extension calculada de 28,000 hectáreas (más de dos veces que la superficie de la demarcación Iztapalapa de la Ciudad de México), con una producción potencial de 475 toneladas de opio crudo.

México, agrega la CIA, continúa como el principal país de transbordo de cocaína con destino a EU desde Sudamérica, con un estimado del 95% de los movimientos anuales de cocaína hacia el vecino del norte que se detienen en México, que además es productor y distribuidor de éxtasis; un importante centro de lavado de dinero; principal proveedor de heroína y el mayor proveedor extranjero de marihuana y metanfetamina para el mercado estadounidense.

“Los principales sindicatos de drogas controlan la mayoría del tráfico de drogas en todo el país”, destaca la Agencia.

En enero pasado fue descubierto el túnel transfronterizo para introducir droga a EU más largo descubierto en San Diego. El túnel se origina en Tijuana, en un área industrial aproximadamente a media milla al oeste del puerto de entrada de Otay Mesa. Tras el descubrimiento a fines de agosto de 2019, la policía mexicana identificó la entrada del túnel y los miembros de la SDTTF (una unidad interinstitucional compuesta por agentes de la DEA, la Patrulla Fronteriza, Investigaciones de Seguridad Nacional y la Oficina del Fiscal de los EU) comenzaron a mapear el túnel desde México. Oculto por un pequeño edificio industrial, el túnel viaja hacia el norte hacia los Estados Unidos, se dobla ligeramente hacia el oeste y se extiende a la asombrosa cifra de 1,313 metros pies desde la frontera. El siguiente túnel más largo en los Estados Unidos, descubierto en San Diego en 2014, tenía 904 metros de largo. Foto: DEA.

En enero pasado fue descubierto el túnel transfronterizo para introducir droga a EU más largo descubierto en San Diego. El túnel se origina en Tijuana, en un área industrial aproximadamente a media milla al oeste del puerto de entrada de Otay Mesa. Tras el descubrimiento a fines de agosto de 2019, la policía mexicana identificó la entrada del túnel y los miembros de la SDTTF (una unidad interinstitucional compuesta por agentes de la DEA, la Patrulla Fronteriza, Investigaciones de Seguridad Nacional y la Oficina del Fiscal de los EU) comenzaron a mapear el túnel desde México. Oculto por un pequeño edificio industrial, el túnel viaja hacia el norte hacia los Estados Unidos, se dobla ligeramente hacia el oeste y se extiende a la asombrosa cifra de 1,313 metros pies desde la frontera. El siguiente túnel más largo en los Estados Unidos, descubierto en San Diego en 2014, tenía 904 metros de largo. Foto: DEA.

Los cárteles mexicanos se extendien a lo largo y ancho del territorio estadounidense. Su actividad es detectada en el tráfico de fentanilo y drogas sintéticas; en el suministro de heroína; en la introducción a EU de metanfetamina y cocaína.

El documento de la DEA detalla que las ligas de las TCO (Organizaciones Criminales Transnacionales) mexicanas se extienden a otras organizaciones criminales.

“A menudo envían representantes mexicanos a Colombia, Ecuador y Venezuela para coordinar los envíos de cocaína”, señala la NDTA, que revela la existencia de vínculos con organizaciones delincuenciales de República Dominicana, que les transportan heroína y realizan operaciones de molienda de fentanilo en la isla.

Adicionalmente, la agencia estadounidense ha detectado la colaboración de los cárteles mexicanos con organizaciones asiáticas de lavado de dinero.

“Las TCO mexicanas siguen siendo la mayor amenaza criminal de drogas para los Estados Unidos; ningún otro grupo está actualmente en posición de desafiarlos. El cártel de Sinaloa mantiene la huella más expansiva en los Estados Unidos, mientras que el cártel Jalisco Nueva Generación se ha convertido en la segunda presencia doméstica más dominante en los últimos años”, señala el informe de la DEA.

¡Uta!, Por Todos Lados y Creciendo

Las seis principales TCO mexicanas con mayor impacto en el tráfico de drogas en EU son, evalúa la DEA, el cártel de Sinaloa, el cártel Jalisco Nueva Generación, la organización de los Beltrán Leyva, el cártel de Juárez, el cártel del Golfo y el cártel de Los Zetas.

La agencia antidrogas expone que las organizaciones criminales mexicanas controlan lucrativos corredores de contrabando, principalmente en su frontera suroeste y mantienen la mayor influencia del narcotráfico en los EU con signos continuos de crecimiento.

El informe destaca que la presencia de los seis cárteles mexicanos se extiende por el corredor Tijuana-San Diego, Phoenix, Miami, Nueva Inglaterra, Denver, Colorado, Utah…

El cártel de Sinaloa, también conocido como el cártel del Pacífico, es el que tiene mayor presencia internacional en comparación con otras TCO mexicanas: exporta y distribuye metanfetamina, marihuana, cocaína, heroína y fentanilo y mantiene centros de distribución en Phoenix, Los Ángeles, Denver, Atlanta y Chicago.

El CJNG tiene centros de distribución de drogas en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta, “es uno de los cárteles más poderosos y de más rápido crecimiento en México y Estados Unidos”.

La organización de los Beltran Leyva trafica principalmente marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina, y mantiene centros de distribución en Phoenix, Los Ángeles y Chicago; el cártel de Juárez aún influye en los mercados de consumo de drogas de EU, principalmente en El Paso, Denver, Chicago y Oklahoma City; el cártel del Golfo mantiene su presencia y posee centros de distribución en Houston y Detroit.

Aunque la DEA afima que la influencia de los Zetas ha disminuido, trafican metanfetamina, marihuana, cocaína y heroína a través de centros de distribución clave en Laredo, Dallas y Nueva Orleans.

Foto: DEA.

Foto: DEA.

“(Los cárteles mexicanos) continúan expandiendo su influencia criminal al entablar alianzas comerciales con otras TCO, incluidas las TCO independientes, y trabajan en conjunto con pandillas transnacionales, pandillas callejeras con sede en EU, Pandillas de prisiones y organizaciones asiáticas de lavado de dinero. Las TCO mexicanas exportan cantidades significativas de heroína, cocaína, metanfetamina, marihuana y fentanilo a los Estados Unidos anualmente. Las drogas se entregan a los mercados de usuarios en los Estados Unidos a través de rutas de transporte y celdas de distribución administradas o influenciadas por las TCO mexicanas, y con la cooperación y participación de las pandillas callejeras locales”, detalla el informe, cuyos pronósticos no son nada halagüeños:

La DEA señala que las TCO mexicanas continuarán sirviendo como proveedores mayoristas de fentanilo en un mercado que se entrelaza con el de la  heroína, ya que ambas sustancias afectan desproporcionadamente a las regiones de los Grandes Lagos y el noreste del país, y descarta una reducción en los flujos de heroína para indicar que el fentanilo está desplazando a la heroína a gran escala. “Además, los altos niveles de cultivo sostenido de adormidera y producción de heroína en México permiten que las TCO mexicanas continúen suministrando heroína de alta pureza y bajo costo”.

Estados Unidos, añade, puede esperar que las TCO mexicanas continúen produciendo y traficando metanfetamina de alta pureza y alta potencia a través de la frontera suroeste y que en el corto plazo aumenten (con el potencial de alcanzar niveles epidémicos) las muertes por sobredosis de cocaína, dada la alta disponibilidad de coca y precios más bajos.

Advierte que las organizaciones criminales mexicanas continuarán, en el corto plazo, dominando la importación y distribución al por mayor de cocaína, heroína, marihuana, metanfetamina y fentanilo en los mercados estadounidenses.

“Ninguna otra organización criminal posee actualmente una infraestructura y logística para rivalizar con las TCO mexicanas. Las TCO mexicanas continuarán creciendo en los Estados Unidos a través de la expansión de las redes de distribución y la interacción continua con grupos criminales locales y pandillas. Esta relación aislará a las TCO mexicanas de los lazos directos con las incautaciones de drogas y dinero a nivel de calle y los arrestos relacionados con las drogas realizados por la policía de los EU.

***