Muertos por Covid, otros tienen otros datos

Staff/GC
Posted on julio 24, 2020, 8:39 pm

El Covid-19 ha puesto a trabajar horas extras a la muerte en el Valle de México, en el sur y en el norte, en el oriente y el poniente; sin distingo se ha multiplicado. Las funerarias se convirtieron del multiplicado paso de la huesuda por lo largo y ancho del país.

“Por lo general nuestros servicios son entre 7 y 8 servicios diarios, pero de ellos solo dos o 3 son cremaciones, lo demás es inhumación. Hace un mes llegamos a tener hasta 33 servicios en un solo día, y pues la mayoría fueron cremaciones, por lo que el trabajo fue más, muy pesado”, relata Arturo Valencia Pérez de una agencia funeraria de la Colonia Del Valle. “Nunca habíamos visto una demanda tan grande; esta funeraria es pequeña pero nunca habíamos visto algo así”.

La demanda incrementó la compra de ataúdes, el servicio de los hornos, que incluso han sido saturados en el oriente y la Encuesta Nacional de Agencias Funerarias ante Covid-19 (ENAF) del INEGI señala que una empresa grande prestó 351 servicios funerarios durante febrero, en tanto que en mayo prestó 516 servicios y una microempresa realizó 12 servicios funerarios en febrero y 16 en mayo.

Los servicios funerarios han atestiguado una realidad dolorosa que en Palacio Nacional se han empeñado en minimizar.

Luis Felipe López-Calva director del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe afirma que vivimos una “una tragedia peor de lo que creemos”.

De acuerdo con López-Calva, al 6 de julio el Covid-19 había matado más de 128,000 personas en América Latina y el Caribe (en México sumaban 31,119 decesos), pero era probable que el número “corresponda a una subestimación del verdadero efecto de la pandemia”.

La Ciudad de México, afirma, es una de las que presenta una alta tasa de subregistro.

Desde principios de julio, Raúl Rojas, profesor mexicano de inteligencia artificial en la Universidad de Berlín, calculó que México podría tener hasta 6 millones de casos y casi 78,000 muertes, mientras que los investigadores Mario Romero y Laurianne Despeghel publicaron en mayo que en la Ciudad de México el número de muertes podría era 3.5 veces mayor a las reportadas desde Palacio Nacional.

“Entender, por ejemplo, que la pandemia puede haber matado hasta 5 veces el número de personas registradas oficialmente en un lugar específico puede significar que son necesarias medidas de contención de Covid-19 más extensas de lo que se pensaba anteriormente, así más pérdidas de vidas pueden ser prevenidas”, dijo a la BBC López-Calva , quien afirmó que ese es el caso de Perú y Ciudad de México, donde al 6 de julio se pudo constatar una tasa de subregistro de muertes del 79% y 78% respectivamente.

Grafica The Economist.

Grafica The Economist.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad publicó el 18 de mayo que entre el 18 de marzo y el 12 de mayo del 2020 hubo al menos 4 mil 577 actas de defunción en la CDMX donde la causa de muerte asentada es Covid, confirmado o por confirmar. Incluso en 3 mil 209 de esas actas la causa de muertes anotada es “probable”, “posible” o “sospechoso”, lo que significaba una cifra tres veces mayor de muertes relacionadas con la pandemia.

El descrédito de las autoridades sobre las cifras relacionadas con los decesos y contagios causados por el coronavirus es tal que Citibanamex desde finales de junio pone en duda la veracidad de las cifras.

“Como lo hemos subrayado anteriormente, estas cifras deben tomarse con precaución dada la evidencia de un subregistro significativo de casos oficiales”, señala la nota especial en relación con los más de 200,000 contagios registrados para entonces por las autoridades.

Para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) tampoco ha pasado inadvertido el manejo de las cifras por parte de las autoridades.

“En el caso de México, existe la hipótesis de un subreporte de casos positivos más importante que en otros países, lo que puede dar información equivocada para la evaluación de riesgos entre la población, generando una falsa impresión de seguridad y en consecuencia disminuyendo la aversión de los habitantes a relajar las medidas de protección y/o de distanciamiento social”, señala el informe “Desarrollo humano y Covid-19 en México:

Desafíos para una recuperación sostenible”.

El PNUD advierte que, de acuerdo con las proyecciones del IHME (Institute for Health Metrics and Evaluation), México sobrepasará las 90,000 defunciones por Covid-19 a principios de octubre de 2020 y retoma la investigación de Romero y Despeghel sobre muertes por Covid en la Ciudad de México.

“Este exceso supera en términos absolutos los reportados en Londres o Madrid, y en términos relativos (porcentaje de variación contra años anteriores) los reportados en Londres, Santiago de Chile y la región de París. Si bien el aumento de sobremortalidad puede estar ocultando un subreporte de los casos de Covid-19, también puede resultar indicativo de una crisis del sector salud en la atención a otros padecimientos o condiciones preexistentes entre la población que, a su vez, magnifican la vulnerabilidad ante la Covid-19.

Mientras se incrementa el número de muertes, se incrementa el precio de los servicios en las funerarias, el negocio más rentable en los últimos meses.

“Antes un servicio te costaba entre 1,400 o 1,500 pesos, pero ahorita los más baratos no bajan de cinco mil pesos”, dice Arturo Valencia en la Colonia Del Valle. “De este negocio vivimos 12 familias.. Se oye feo, pero sí… No quisiéramos que fuera así, pero la verdad sí hubo más ganancia, pero como te digo, las rentas de los hornos cada vez son mas caras y ahí es donde a veces la ganancia no es tan buena”.

Del blog del director regional del PNUD.

Del blog del director regional del PNUD.

***