Mujeres sufren más violencia en CDMX

Staff/GC
Posted on agosto 21, 2017, 7:05 am

La mujeres en la Ciudad de México están inseguras; la violencia contra ellas es una constante en una metrópoli que se presume como vanguardista.

En la capital de la República las mujeres no se salvan de ser violentadas en ningún espacio: ocurre en la escuela, en el trabajo, en la calle, en el transporte público, en casa y con su pareja.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de las mujeres de 15 años y más, 66.1% han enfrentado, alguna vez en su vida, al menos un incidente de violencia por parte de cualquier agresor.

“De los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que residen en el país, se estima que 30.7 millones de ellas (66.1%) han padecido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolar, laboral, comunitario, familiar o en su relación de pareja.

La situación para las mujeres no ha mejorado en los últimos seis años en la Ciudad. Foto: GC/Sacniteil Sandoval.

La situación para las mujeres no ha mejorado en los últimos seis años en la Ciudad. Foto: GC/Sacniteil Sandoval.

“El 49% de las mujeres sufrió violencia emocional, 29% violencia económica–patrimonial o discriminación, 34% física y 41.3% sexual a lo largo de su vida en al menos un ámbito y ejercida por cualquier agresor”, revela la encuesta.

La Ciudad de México se encuentra por encima de la media nacional en cuanto a la violencia total a lo largo de la vida, como para la violencia reciente ocurrida en los últimos 12 meses (octubre de 2015 a octubre de 2016).

La extensión de la violencia en el país va desde 52.4% en Chiapas hasta 79.8% en la Ciudad de México. Las entidades que presentan los niveles más altos son la Ciudad de México, estado de México, Jalisco, Aguascalientes y Querétaro. Por el contrario las que tienen la prevalencia más baja son San Luis Potosí, Tabasco, Baja California Sur, Campeche y Chiapas.

La violencia escolar es de 25.3% y las entidades con más altas proporciones son Querétaro, Jalisco, Ciudad de México, Aguascalientes y Oaxaca; ocurre principalmente en las instalaciones (74.3%) y los principales agresores fueron: 47.1% compañeros, 16.6% compañera y 11% maestro.

“20.1% de las mujeres que estudiaba el bachillerato o preparatoria en los últimos 12 meses, fue víctima de violencia, particularmente de tipo sexual (12 de cada 100 mujeres preparatorianas sufrió abuso, acoso, hostigamiento o intimidación sexual)”, informó el INEGI.

El segundo ámbito de mayor violencia contra las mujeres es en espacios como la calle, el parque y el transporte, entre otros, donde 38.7% de las mujeres fueron víctima de actos de violencia por parte de desconocidos.

La Ciudad de México también se encuentra entre las entidades (junto con el Estado de México, Jalisco, Aguascalientes y Querétaro) donde más se registran abusos contra las mujeres.

La mujer en la capital no se escapa de agresiones en distintos espacios, el público no es uno de ellos. Imagen tomada del “Diagnóstico sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México”.

La mujer en la capital no se escapa de agresiones en distintos espacios, el público no es uno de ellos. Imagen tomada del “Diagnóstico sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México”.

“De los actos de violencia más frecuentes destaca la violencia sexual, que han sufrido 66.8% de las mujeres de 15 años y más, ya sea por intimidación, acoso, abuso o violación sexual”, informa el Instituto.

Los principales agresores son personas desconocidas (71.4%), amigos o vecinos (20.1%) y en el 5.3% se trató de conductores de transporte público.

Precisa que la violencia contra las mujeres en el ámbito comunitario en los últimos 12 meses, ocurrió principalmente en la calle y parques (65.3%) seguido del autobús y microbús (13.2%), metro (6.5%).

En este contexto, el “Diagnóstico sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México”, elaborado ONU Mujeres, El Colegio de México y el Gobierno de la CDMX y presentado en febrero pasado, advierte que los actos y/o amenazas de violencia contra las mujeres expresados en los espacios públicos y privados impactan la libertad de movimiento de las mujeres y las niñas y son un componente clave en la percepción de inseguridad y el miedo de éstas.

“En general, sigue siendo un gran desafío implementar los marcos de derechos humanos en la vida cotidiana de las personas, desarrollar programas de transporte con perspectiva de género y servicios multisectoriales esenciales, garantizar el acceso a la justicia y el combate a la impunidad involucrando a la ciudadanía —especialmente a los hombres—, así como llevar a cabo acciones para prevenir y responder a la violencia contras las mujeres y las niñas que ocurre en el espacio público”, señala el Diagnóstico.

Mujeres han llegado al hospital por las agresiones de su pareja. Foto: gob.mx.

Mujeres han llegado al hospital por las agresiones de su pareja. Foto: gob.mx.

EL ENEMIGO AL QUE ABRAZAS

La Endireh agrega que la relación donde ocurre con mayor frecuencia la violencia contra las mujeres es en la pareja y, por ende, el principal agresor es o ha sido el esposo, pareja o novio.

“El 43.9% de las mujeres que tienen o tuvieron una pareja, sea por matrimonio, convivencia o noviazgo, han sido agredidas por su pareja en algún momento de su vida marital, de convivencia o noviazgo”, dice la encuesta.

La Ciudad de México también se encuentra entre las entidades donde más se registró este abuso contra las mujeres, las otras entidades con registros altos fueron Estado de México, Aguascalientes, Jalisco y Oaxaca.

De las mujeres que fueron víctimas de agresiones físicas y/o sexuales por parte de su actual o última pareja, esposo o novio, el 20% solicitó apoyo, denunció o emprendió ambas acciones.

Entre las que han experimentado violencia física y/o sexual, 35.8% presentó daños físicos derivados de la violencia que han vivido, principalmente moretones, hemorragias e incluso ha estado hospitalizada o la han operado debido a la agresión.

En cuanto al ámbito laboral, el INEGI reporta que el 26.6% de las mujeres que trabajan o trabajaron alguna vez, ha experimentado algún acto violento, principalmente de tipo sexual y de discriminación por razones de género o por embarazo.

“La discriminación, las agresiones sexuales y las de tipo emocional como las humillaciones, degradación e intimidación son los tipos de violencia más frecuentes en el trabajo”, informó INEGI.

[Foto: Discriminacion Laboral]

***

Leave a Reply

  • (not be published)