#MujeresBajoAsedio: CDMX encabeza trata

Staff/GC
Posted on febrero 16, 2019, 7:05 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 10 mins

La Ciudad de México tiene el deshonroso primer lugar en casos de trata. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la capital del país cerró 2018 encabezando la lista de entidades con mayores casos de trata, con 92 casos.

En agosto pasado, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), Álvaro Augusto Pérez Juárez, destacó que entre 2009 y 2017 el total de sentencia emitidas en el país fue de 831, de las cuales 323, es decir 39 por ciento, corresponden a la capital del país.

En abril pasado, un operativo de la Policía Federal logró rescatar a 17 mujeres víctimas de trata en la colonia Nápoles, en la demarcación Benito Juárez.

En abril pasado, un operativo de la Policía Federal logró rescatar a 17 mujeres víctimas de trata en la colonia Nápoles, en la demarcación Benito Juárez.

No obstante, la presidenta de la Comisión Unidos vs. la Trata, Rosi Orozco, advirtió que de 114 sentencias sólo 73 fueron fundamentadas en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas, y que en el resto se aplicó el Código Penal del Distrito Federal o el Código Penal Federal, por lo que consideró necesario armonizar las diversas legislaciones.

Un análisis del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República señala que las víctimas de trata mexicanas identificadas en el extranjero proceden mayoritariamente de Puebla, Michoacán, Guerrero, Jalisco, Veracruz, Oaxaca, Guanajuato, Estado de México y… la Ciudad de México.

De hecho, de acuerdo con el análisis “Al día: las cifras hablan”, la capital del país de encuentra entre las ciudades mexicanas consideradas como de “alta incidencia de trata de personas”, entre las que también se encuentran Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Matamoros, Cancún, Tapachula, Acapulco, Tlaxcala, Puerto Vallarta, Los Cabos, Veracruz y Oaxaca.

El Diagnóstico Nacional sobre la Situación de Trata de Personas en México elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) advierte que la Ciudad de México es inicio, tránsito y destino en todas sus expresiones del fenómeno de la trata de personas.

“En el Distrito Federal, los principales mercados de trata de niños, niñas, adolescentes y mujeres son quizá los más visibles pero no los únicos, éstos se encuentran en las zonas de La Merced, Avenida Eduardo Molina, Azcapotzalco, Iztapalapa, Xochimilco, Delegación Cuauhtémoc y Tlalpan.

“Desde la Ciudad de México, otras rutas salen a otras partes de la República”, señala el informe elaborado en 2014.

Es en este escenario donde ocurren los intentos de secuestro en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Activistas de Derechos Humanos del Colectivo Aequus ligan ese modus operandi con la desaparición y trata de personas, por lo que hicieron el llamado para que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) considere como línea de investigación en los expedientes abiertos.

“Es una denominación común el decir ‘intento de secuestro’ y otra muy diferente si estamos en flagrancia con otro delito, porque hemos escuchado testimonios de chicas que señalan que, los perpetradores del intento de secuestro han comentado que las van a vender, no que pidan un rescate. Prácticamente cuando es privación de la libertad con fines de secuestro o extorsión, ahí si encuadra el concepto contemplado en el catálogo del Código Penal”, dijo el abogado Víctor Caballero, titular del colectivo.

Señaló que, hasta el momento, autoridades no han realizado un análisis del contexto en desapariciones de mujeres en la Ciudad de México en donde la mayor parte de estas se concentran en el oriente de la Ciudad, Iztapalapa, Iztacalco y Venustiano Carranza, las cuales colindad con zonas de mayor riesgo para las mujeres como Ecatepec y Nezahualcóyotl, Estado de México.

De acuerdo con análisis hechos por el colectivo que encabeza, han logrado observar que las desapariciones de mujeres en el oriente de la ciudad, pueden estar ligados con el delito de trata de personas, mismo que inicia desde la capital del país, continúan en el Estado de México, Puebla y Tlaxcala.

De Kislev al Departamento de Estado

“Tú te vas a ir conmigo”, le dijo un sujeto a Kislev mientras la sujetaba del brazo. “Pedí auxilio, me tiré al piso y le soltaba patadas. Nadie me ayudaba. En el piso me gritaba que me callara. Se desesperó y comenzó a patearme, pensé que ahí había quedado”.

Ocurrió hace cinco años, en la estación del Metro 18 de marzo. Al salir de la estación, un tipo con portaba sudadera roja, gorra y pantalón de mezclilla pasó a su lado y la jaloneó.

“Es lo peor que te puede pasar, es miedo, piensas muchas cosas en ese momento, si te vas a morir, si te vas a quedar. Pienso que es un problema, donde nos culpan a nosotras, por vestir, por salir, por comer, por divertirnos”, comentó.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos reveló el pasado 30 de enero que el número de mujeres víctimas de trata de personas en México representa el 85% del total de las víctimas.

El Ombudsperson nacional, Luis Raúl González Pérez, destacó que las mujeres adultas representan el 64% de las víctimas en México, mientras que, a nivel internacional, de acuerdo con Reporte Global de la UNODC 2018 es del 49%. “En nuestro país el 84% de las víctimas son nacionales, y a nivel internacional el Reporte apunta que el 58% son nacionales del país en que fueron identificadas”.

González Pérez afirmó que México aún enfrenta muchos retos de coordinación e institucionalización de políticas públicas en el combate a la trata de personas, y la escasez de información en torno de ese delito y sus modalidades de explotación son una de las mayores limitantes para enfrentarlo y erradicarlo.

De hecho, el Reporte sobre Trata de Personas 2018 del Departamento de Estado de Estados Unidos advierte que El Gobierno de México no cumple plenamente las normas mínimas para la eliminación de la trata de personas, aunque está realizando esfuerzos importantes para lograrlo.

“El gobierno no cumplió las normas mínimas en varios ámbitos clave. Logró menos condenas e identificó a menos víctimas que en el año anterior; prestó servicios especializados limitados a las víctimas de la trata, inexistentes en casi todas partes del país; y mantuvo un número insuficiente de albergues para la gravedad del problema”, señala el informe presentado en junio de 2018.

“Como se viene informando los últimos cinco años”, agrega, “México es un país de origen, tránsito y destino de hombres, mujeres y niños víctimas de la trata sexual y del trabajo forzoso. Se considera que los grupos más vulnerables a la trata de personas en México son las mujeres, los menores, los indígenas, las personas con discapacidades físicas e intelectuales, los migrantes y las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). Se explota con fines sexuales a mujeres y niños mexicanos y, en menor medida, a hombres y personas transgénero tanto en México como en los Estados Unidos.

“El gobierno, las Naciones Unidas, las organizaciones internacionales, las ONG y los medios de comunicación informaron sobre una mayor participación de los grupos de delincuencia organizada en actividades de trata de personas y la creación de complejas alianzas con funcionarios gubernamentales de los niveles federal, estatal y local en al menos 17 de 32 estados para cometer delitos de trata de personas y otros afines”.

***

Leave a Reply

  • (not be published)