Ojo por ojo, linchamientos al alza

Por: KEVIN RUIZ
Posted on noviembre 30, 2017, 6:27 am

Cuando hay un linchamiento es porque ya hubo impunidad, dice Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, pues el Estado es incapaz de resolver las necesidades de seguridad de los ciudadanos.

Un problema que se propaga en diferentes entidades del país, en cada calle, en cada barrio. El hartazgo por la inacción de las instituciones encargadas de la seguridad ha llevado a que ciudadanos enfurecidos descarguen su malestar contra delincuentes. Algunos de ellos llegan a salvarse de la muerte; otros, quedan tumbados sobre el asfalto mugriento.

En lo que va del año se han registrado 63 linchamientos en todo el país, los de mayor incidencia son el Estado de México, Puebla y la Ciudad de México. Tan sólo sumando los casos durante los últimos cinco años atrás en Puebla y el Edomex, suman 92.

En la mayoría de los casos, la autoridad debe negociar la liberación del detenido. Pocas veces logran su resultado. Foto: Twitter.

En la mayoría de los casos, la autoridad debe negociar la liberación del detenido. Pocas veces logran su resultado. Foto: Twitter.

Vecinos unidos contra la delincuencia…Si te agarramos te linchamos, se puede leer en lonas colgadas en diferentes calles de la ciudad. En la Unidad Habitacional CTM sección IX, en la Delegación Coyoacán. Hace medio año que los vecinos comenzaron a pagar por seguridad privada, implementaron el uso de tarjetones para el acceso vehicular y mantienen constantes rondines por los diferentes accesos. La causa: una ola de robos a coches, casas y transeúntes, incluso el asesinato de un taxista quien se resistió a un asalto.

A escasos metros de donde cayó el cuerpo del taxista, se encuentra una cámara de la Secretaría de Seguridad Pública, silenciosa, pero ningún policía.

La señora Norma, vecina de la Unidad Habitacional, dice sentirse un poco más segura con la vigilancia que ellos mismo pagan, que no les quedó de otra ya que en las ocasiones que reportaron algún delito “ni siquiera se apareció una patrulla”.

Las advertencias ciudadanas, cada vez son más comunes en barrios y colonias de la ZMVM. Foto: Facebook

Las advertencias ciudadanas, cada vez son más comunes en barrios y colonias de la ZMVM. Foto: Facebook

“La violencia común, lo mismo que la violencia que ejercen grupos más o menos organizados, son expresión de la crisis de autoridad o del estado que se vive en México y cuya tendencia principal la encontramos en el crecimiento sin límite de la delincuencia”, dice el sociólogo Raúl Rodríguez Guillen, profesor e investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Azcapotzalco, en el documento Crisis de autoridad y violencia social: los linchamientos en México.

En las últimas tres décadas México ha vivido un proceso de desgaste institucional que se expresa en la violencia política y social creciente que vemos cada día, asegura el profesor.

Estadística tomada del estudio Crisis de autoridad y violencia social: los linchamientos en México.

Estadística tomada del estudio Crisis de autoridad y violencia social: los linchamientos en México.

El documento consultado, pone énfasis en el tipo de violencia en el que participan hombres y mujeres de diferentes edades quienes intervienen de manera directa o instigando la violencia.

“Se trata de agresiones y castigos contra individuos a quienes se les asocia con la tentativa de robo, violaciones, abuso policíaco, atropellamiento, secuestro… Casualidades que sin embargo es importante no mitificar, dado que los hechos de violencia que les siguen ocultan motivos más profundos.

“Lo que hoy se manifiesta como violencia colectiva parecer ser un amenazador referente del punto de erosión que se vive en la autoridad administrativa, política y religiosa, así como al interior de la familia, las comunidades, barrios y colonias de las diferentes entidades del país”, asegura el especialista.

Oaxaca ocupa el cuarto lugar en linchamientos a nivel nacional. Foto: Facebook/Voz del Istmo.

Oaxaca ocupa el cuarto lugar en linchamientos a nivel nacional. Foto: Facebook/Voz del Istmo.

En los últimos 26 años (1988-2014) se han registrado 366 casos de linchamiento, lo que da un promedio de 13.6 casos por año, más de uno por mes en ese periodo.

Los años que más casos ha registrado en el análisis del sociólogo son 1997 con 27 eventos, 2010 con 47 y 2013 con 40.

Existen tres periodos en los linchamientos ocurridos durante esos años, el primero, de 1988 y 1995 los casos van a la baja, tienen poca presencia; el segundo (1996 y 2009) aumentan significativamente con mínimo de tres y máximo de 27 y el tercero, de 2010 a 2014, en donde es notable el aumento, con mínimos de 20 casos y máximos de 47.

Durante la realización del estudio, Rodríguez Guillen encontró que sólo siete entidades federativas de las 32, concentraron el mayor número de casos de linchamiento en todo el periodo. Si se suman los casos, arrojan un total de 296 de 36 contabilizados, lo que corresponde al 80% del total, principalmente concentrados en el Estado de México y el Distrito Federal como principales plazas y los estados de Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Guerrero como segundos.

El fenómeno de los linchamientos no es nuevo en México, asegura el especialista, aunque las características que ha tomado en este tiempo, lo hace novedoso. Hoy hablamos de actos colectivos y violencia social de grupos heterogéneos que buscan restaurar el orden a nivel micro.

En el Estado de México, en la mayoría de los casos, los linchamientos acaban con la muerte del delincuente. Foto: Facebook/Vecinos Unidos contra la Delincuencia.

En el Estado de México, en la mayoría de los casos, los linchamientos acaban con la muerte del delincuente. Foto: Facebook/Vecinos Unidos contra la Delincuencia.

Leave a Reply

  • (not be published)