Semáforo Delictivo: LSI no cambiará nada

Por KEVIN RUIZ
Posted on enero 23, 2018, 2:06 pm

La Ley de Seguridad Interior no va a cambiar nada más que avalar la situación que ya vivimos en el país, y puede incrementar las violaciones a los derechos humanos, advirtió el director del Semáforo Delictivo, Santiago Roel, en la presentación de las cifras de incidencia delictiva de 2017, en donde se confirmó la violencia desatada en el quinto año de la administración de Enrique Peña Nieto, por mucho superó a todo el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

“La inseguridad no va a bajar y tampoco creo que vaya a subir dramáticamente, lo que si pudiera subir, de acuerdo con lo que otras organizaciones han señalado, son las violaciones a los derechos humanos”, afirmó.

Semáforo Delictivo tiene un registro de 25 mil 339 homicidios derivados del crimen organizado, 23 por ciento más que 2016, de los cuáles, 18 mil 989 fueron ejecuciones perpetradas por bandas delictivas que se disputan el control de territorios.

De acuerdo con la cifra de homicidios dadas a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, señalan cerca de 30 mil a nivel nacional, diferencia que remarca los datos de Semáforo Delictivo, siendo los 25 mil 339 derivados del choque entre crimen organizado.

Las ejecuciones del crimen organizado también van al alza con 55 por ciento, un deterioro general que alcanza a 26 estados con incrementos mayores, casi 2 mil ejecuciones por mes.

Nayarit figura en primer lugar con 554 por ciento más, seguido de Baja California Sur con 192 por ciento, Aguascalientes con 119 por ciento; Quintana Roo, quien figura alarmantemente en el conteo de dicha organización, tiene un incremento de 118 por ciento y finalmente Baja California con 77 por ciento.

La tasa de homicidios anual cerró en 2017 con 21 homicidios cometidos por cada 100 mil habitantes, aunque estados como Colima, Baja California Sur, Guerrero, Sinaloa y Chihuahua, registraron tasas superiores a 40 homicidios.

Para el director del Semáforo Delictivo, tanto la administración peñanietista como calderonista fueron pésimas en materia de seguridad, pues la implementación de la estrategia no cambió, se sigue implementando el Plan Mérida impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos.

Catorce municipios de 5 entidades federativas tuvieron durante 2017 tasas superiores a 100 homicidios por cada 100 mil habitantes, entre ellos, Acapulco, Zihuatanejo y Los Cabos.

Al contemplar “ejecuciones por parte del crimen organizado” como uno de los rubros estadísticos en sus cifras, Santiago Roel señaló que, si bien en el Código Penal no está tipificado como tal, la metodología se tuvo que acoplar debido al contexto en el que se encuentra sumido el país.

Santiago Roel, aseveró que el problema de seguridad que se vive en el país desde hace 10 años ya no es una emergencia que necesite de protocolos rápidos sino de replantear con urgencia un cambio de paradigma, es decir, quitar el mercado ilegal con la regulación de las drogas como estrategia de paz.

“Es momento de resolver el asunto de fondo. Cada droga tiene sus riesgos, no se pueden regular de la misma manera. Es momento de voltear a ver a los países que han reducido radicalmente los daños como Suiza en el caso de la heroína o aquellos que incluso han generado negocios con las drogas de uso terapéutico y medicinal. Turquía es un gran ejemplo de negocio con la amapola para producir medicamentos, no heroína; Canadá va por el gran negocio de la marihuana industrial, médica y recreativa. California, la 7ª economía del mundo, también. Allá hacen negocios y apuestan a la vida, aquí parece que seguimos apostando por la muerte, la corrupción y la pobreza”, expuso Roel.

El director de Semáforo Delictivo aseguró que Estados Unidos tiene registro de más de 60 mil muertes por sobredosis al año, pero insiste en atacar el problema de adicciones con policías y con mentiras, en lugar de hacerlo con estrategias médicas y con inteligencia.

Santiago Roel en imagen de archivo.

Santiago Roel en imagen de archivo.

Santiago Roel reprochó que los aspirantes a la Presidencia de la República no estén haciendo propuestas sobre el tema.

“Es más de lo mismo, están vendiendo la idea de que ellos son diferentes y eso no va a cambiar las cosas. Mentira, éste es un problema estructural que requiere un cambio de estrategia.

“Para complicar más las cosas, ahora tenemos un mercado interno de drogas manejado por mafias y un narco-menudeo que resulta ser más violento que el narcotráfico de exportación. Es tan perversa e hipócrita la política estadounidense de drogas que se abstienen de aplicar un Plan Mérida en su territorio, pero nosotros seguimos descabezando cárteles y creando más caos para complacerlos”.

Otras cifras rojas de incidencia delictiva son: robo a negocio con aumento de 29%; robo de auto, 16%; lesiones dolosas (riñas), 11%; secuestro 2% y robo a casa habitación, 1%.

***

Leave a Reply

  • (not be published)