Alerta epidemiológica, ahora por una avispa

Staff/GC
Posted on mayo 15, 2020, 7:32 pm

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), informó esta semana que se ha detectado la presencia de la llamada Avispa asesina en zonas de Washington y hasta en Canadá, por lo que se ha decidido activar la «vigilancia epidemiológica» en México, esto para prevenir su posible presencia y afectaciones en nuestro país.

Este insecto depredador, proveniente de Asia, ataca cuando se siente amenazado y puede destruir panales enteros en cuestión de minutos. También afecta a los seres humanos y sus picaduras pueden ser letales. «Su veneno es más tóxico que el de cualquier especie residente en el continente americano ya que, debido a su tamaño, la ropa de protección común es insuficiente para evitar picaduras».

En su comunicado, CONABIO explicó que, aunque el insecto se encuentra en la frontera norte de Estados Unidos y a más de 2,500 kilómetros del territorio nacional, es importante comenzar su búsqueda para que en caso de que se registre su entrada a México, podamos estar en la posibilidad de reaccionar oportunamente.»

Según las autoridades de México, la entrada del ‘avispón asiático gigante’, cuyo veneno es más tóxico que el de las especies americanas, afectaría a más de 43 mil 300 productores apícolas en el país, que cuentan con un inventario de más de dos millones de colmenas destinadas a la producción de miel y la polinización de cultivos en cinco regiones productoras del país: Altiplano, golfo, costa Pacífico, norte y península de Yucatán.

“Este avispón puede ser confundido con otras especies de avispas o abejas nativas. Por ejemplo, en México hay varias avispas caza tarántulas de gran tamaño.

Un insecto, muy, muy peligroso

Este 2020 parece que no nos quiere dejar descansar ni un rato. Todo son sobresaltos, muchos ligados a la globalización. En las últimas semanas el avispón gigante asiático ha saltado a la primera línea informativa debido a su expansión ahora, también, por América.

La Vespa mandarinia o ‘Avispa asesina’, ha captado titulares en Oriente. Tan solo en Japón se le atribuyen 50 muertes por año.

El avispón gigante japonés: la gran amenaza

Desde que comenzó el comercio internacional hace varios siglos, la llegada de especies exóticas invasoras de un ecosistema a otro se ha convertido en algo bastante habitual. Según advierte el Ministerio de Transición Ecológica, esto se debe principalmente a la introducción intencionada o accidental por parte del hombre. Se trata de un hecho que inquieta a todo el mundo.

La noticia de la llegada de la Vespa mandarinia o ‘avispa asesina’ a Estados Unidos ahora comparte muchas portadas con el coronavirus en América. Se trata de un avispón gigante que creció en población gracias al aumento de las temperaturas, una de las peores facetas del cambio climático.

En Ankang (China), una de sus regiones de origen, la avispa ya puede sobrevivir al invierno, algo que antes no ocurría -la temperatura promedio del invierno aumentó 1,10 °C en pocos años-. A medida que aumentan las temperaturas, el ambiente se convierte en un hábitat óptimo para esta especie y, sin duda, en una afrenta para las abejas melíferas -las atacan y las decapitan-.

En busca de nuevos ecosistemas

La ‘avispa asesina’ fue detectada por primera vez el pasado mes de noviembre por el Departamento de Agricultura del estado de Washington, en la misma ciudad. Su ciclo vital comienza en abril, cuando las avispas reinas salen de su hibernación. Así que es normal que la mayoría de los avistamientos estén ocurriendo estos días.

Los entomólogos estadounidenses advierten que esta situación se podría complicar si se provocaran daños en las poblaciones de abejas, que son fundamentales para el funcionamiento general del ecosistema. Se trata de un insecto que se reproduce muy rápido y su tamaño puede ser de hasta 7 centímetros.

Como especie exótica invasora, su procedencia es de Asia y su conquista parece no tener fronteras. Aunque no se haya encontrado ningún ejemplar dentro de España, ya han saltado las alarmas para que no ocurra lo mismo que con la avispa velutina, que llegó a Europa de manera accidental en el año 2004 y actualmente se encuentra establecida y naturalizada.

En España cobró su primera víctima

Un avispón gigante ya cobró la vida de un hombre de 54 años, en España.

Daniel García Doval, falleció el pasado 10 de mayo a las 12:30 horas tras ser picado en una ceja, por una “abeja asesina”.

De acuerdo con medios locales, el insecto “atacó” al hombre, después de que este trató de remover un panal de “avispas gigantes” que se formó junto a una colmena de abejas que cuidaba.

Tras recibir el piquete, Daniel, aficionado a la apicultura, perdió la razón y se desvaneció. Aunque uno de sus vecinos llamaron al servicio de emergencias, el hombre de 54 años no logró sobrevivir.

Como dato adicional, la Avispa asesina suele atacar colmenas de abejas y decapitarlas con sus pinzas para llevarse el abdomen con el que alimentan a sus crías. Un pequeño enjambre de estas avispas, puede acabar con una colmena entera en cuestión de horas.