Bolivianos logran renuncia de su Presidente

Staff/GC
Posted on noviembre 10, 2019, 6:13 pm

El presidente de Bolivia, Evo Morales renunció este domingo al cargo, luego de  una jornada violenta de protestas por los resultados electorales efectuados el pasado 20 de octubre.

«Decidí renunciar a mi cargo para que Carlos Mesa y Luis Camacho, dejen de maltratar y perjudicar a miles de hermanos (…) Tengo la obligación de buscar la paz y duele mucho que entre bolivianos nos enfrentemos, por esta razón envío mi carta de renuncia a la Asamblea Plurinacional de Bolivia».

Con estas palabras a través de un mensaje televisivo, el expresidente Evo anunció su dimisión, luego 12 días de protestas contra militantes y dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Horas antes del anuncio de Morales y a través de otro mensaje por redes sociales, las Fuerzas Armadas de Bolivia, habían sugerido a Morales renunciar para recuperar la estabilidad de la nación. “Es necesario un cambio en la presidencia, sugerimos al presidente que renuncie a su mandato permitiendo la pacificación y mantenimiento de la estabilidad de Bolivia”, dijo el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, William Kaiman.

Por su parte, el vicepresidente Álvaro García, explicó que el Gobierno renunciaba para cesar la violencia y recordó la recuperación de la soberanía Nacional y la dignificación de derechos, «somos el Gobierno que nacionalizó los hidrocarburos, el Gobierno que sacó de la pobreza a más de 3 millones de ciudadanos», agregó.

Luego de la renuncia de Evo Morales se anunciaron también las renuncias de sus ministros, de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque, así como la de varios alcaldes y legisladores del MAS

Aunque el expresidente boliviano llamó a organismos internacionales como Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) auditar los resultados electorales y convocó a todos los sectores sociales a una Mesa de Diálogo, la protesta social se intensificó en los últimos días.

Morales deja un país con altos índices de desarrollo humano, garantizando los derechos fundamentales de la población y con un crecimiento económico de 4,5 por ciento, según Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

«No es ninguna traición a los movimientos sociales, la lucha sigue, somos pueblo. Hemos liberado Bolivia, estamos dejando una patria liberada, en desarrollo con generaciones que tienen mucho futuro», concluyó Evo en su mensaje a la nación.

Tras la renuncia del Presidente, el vicepresidente y de la presidenta del Senado, la vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado Jeanine Añez, será quien ocupe interinamente la presidencia de Bolivia, en tanto se convocan a nuevas elecciones.

Unidades policiales se habían unido el sábado a las protestas en varias ciudades bolivianas contra el gobierno del presidente Evo Morales que volvió a denunciar un intento de golpe de Estado.

El primer amotinamiento policial se reportó el viernes pasado en la ciudad de Cochabamba y luego se fueron sumando unidades policiales de Sucre, Santa Cruz y también Oruro, donde los agentes incluso tomaron la gobernación.

Al menos tres personas murieron durante los enfrentamientos entre partidarios de Morales y sus detractores.

En Oruro, un grupo de policías coreados por una multitud de personas tomó «de manera pacífica» la sede de gobierno. Allí, un uniformado con el rostro oculto le dijo a los medios que la acción era «para recuperar la democracia».

En el caso de Sucre, la capital constitucional de Bolivia, la sargento Cecilia Calani dijo a la prensa que la acción tenía como objetivo defender la «ética como institución».

«A nosotros no pueden comprarnos, nuestra unidad no tiene precio», dijo Calani.

Manifestantes se unieron a la protesta de los agentes, de la cual no hubo un número confirmado de adherentes al amotinamiento.

Seguidores del sector de la derecha salieron a las calles a celebrar la renuncia del mandatario boliviano, en tanto que los seguidores del MAS denunciaron un golpe de estado perpetrado por la milicia.

En el ámbito internacional, el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro reprobó lo que dijo fue un golpe de estado, al tiempo que advirtió que los movimientos populares que se han desatado en América Latina en Chile y Brasil podrían intensificarse en la semana.

El gobierno de Colombia también declaró su condena al golpe militar en Bolivia, en tanto que en Estados Unidos, el secretario de estado Mike Pompeo celebró la dimisión de Morales.

Horas antes, el mismo Pompeo habría respaldado el informe de la OEA en el cual se documentaron diversas irregularidades durante el proceso electoral de octubre pasado

En México, el canciller Marcelo Ebrard dijo que México mantendrá su postura de respeto a la democracia y las instituciones sobre los sucesos en Bolivia. «Golpe no», agregó el canciller.

A través de su cuenta de Twitter, el canciller manifestó que en Bolivia hay una operación militar en curso, la cual señaló rechaza, al tiempo que equiparó la situación con «aquellos trágicos hechos que ensagrentaron nuestra América Latina el siglo pasado»

El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró a través de un video en sus redes sociales, que Evo Morales haya decidido renunciar para evitar un estallido social más fuerte en Bolivia, y se mostró a favor de convocar a nuevas elecciones.