Consultas que…¿democratizaron?

STAFF/Gaceta Ciudadana
Posted on octubre 02, 2020, 9:54 pm

A la luz de una nueva consulta ciudadana que realizará el gobierno de México para saber si los últimos 5 ex presidentes son llevados a juicio con una pregunta casi “cantinflesca” se hace necesario conocer otros ejemplos de consultas ciudadanas que se han realizado en América Latina para medir el impacto que estos ejercicios han tenido en otros países.

Con ayuda del internet, la cadena de BBC Mundo identificó algunos de los ejemplos más significativos de la era reciente y en esta edición de Gaceta Ciudadana te mostramos estos ejemplos

Uruguay 1980: el «no» que allanó el regreso de la democracia

El llamado plebiscito constitucional de Uruguay de 1980 tuvo lugar el 30 de noviembre de ese año durante la dictadura militar. De acuerdo con la cadena televisiva, esta consulta o referéndum representa un ejemplo típico de los referendos convocados por gobiernos autoritarios para tratar de legitimarse en el poder.

La mayoría de los uruguayos -un 57,20% de los votantes- le dijo sin embargo «no» al proyecto de reforma constitucional sometido a refrendación por el gobierno de facto. No obstante el resultado, ese referéndum desencadenó el proceso de apertura democrática que llevó a la celebración de elecciones libres en 1984 y culminó con la llegada a la presidencia, en marzo de 1985, de Julio María Sanguinetti, terminando así con la dictadura militar.

Desde entonces, los uruguayos no han dudado en volver a someter a consulta numerosos asuntos e iniciativas de ley, convirtiendo a la nación sudamericana en el país de la región que más aplica estos instrumentos. De hecho, de las 13 consultas originadas por iniciativa popular que se han celebrado en América Latina hasta el día de hoy, 10 han tenido lugar en Uruguay, que también lidera a la región en ese aspecto.

En ese sentido, Welp también destaca como particularmente significativo el referéndum sobre la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, celebrado en 1989 a iniciativa de un grupo de familiares de víctimas del régimen cívico-militar. Aunque el intento de revocar la ley, que impide llevar a la justicia a las autoridades militares para que respondieran por los delitos cometidos por el gobierno de facto, el referéndum fracasó tanto en esa oportunidad como en un nuevo intento realizado en 2009.

Chile 1988: el día que los chilenos le dijeron «no» a Pinochet

Chile tiene el honor de haber sido el primer país de la región en celebrar una consulta popular: el plebiscito del 15 de noviembre de 1817 convocado por el general Bernardo O’Higgins para legitimar el proceso de independencia de España que se formalizaría a inicios del año siguiente.

Pero mucho más conocido es el llamado Plebiscito Nacional del 5 de octubre de 1988 que marcó el inicio del fin del gobierno de facto del general Augusto Pinochet, quien había llegado al gobierno mediante un golpe de estado 15 años antes.

La necesidad de una consulta había sido establecida por la Constitución Política de 1980, aprobada ese año mediante una consulta popular convocada por el mismo Pinochet con el propósito de legitimarse.

Pero después de una tensa campaña, el 54,71% de los chilenos le dijo «no» a su continuidad como jefe de gobierno por un nuevo período de ocho años que lo habría mantenido en el palacio de La Moneda hasta el 11 de marzo de 1997.

Años después, el entonces jefe de la Fuerza Aérea, general Fernando Matthei, contaría que Pinochet había pensado en pedir facultades especiales para desconocer los resultados, pero no consiguió el apoyo del resto de la Junta de Gobierno. El 11 de marzo de 1990 Patricio Aylwin asumió la presidencia de Chile para certificar así el regreso de la democracia.

Venezuela 1999: el acta de nacimiento de la Venezuela bolivariana

Dos referendos constitucionales se celebraron en Venezuela en 1999 por iniciativa del presidente Hugo Chávez a inicios de su primer mandato: uno para validar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente y otro para aprobar la Constitución «bolivariana» que surgió de ese proceso.

Luego de conseguir que más del 87% de los votantes que acudieron a las urnas el 25 de abril aprobara la convocatoria de la Constituyente, el 15 de diciembre un 71,78% aprobó también el texto constitucional propuesto por Chávez para mantenerse en el cargo.

Consultas muy parecidas y con el mismo objetivo de reformar la Constitución, siguieron el ejemplo de Chávez. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, hizo exactamente lo mismo en 2007, cuando un 81,72% de los electores se pronunció a favor de su convocatoria a una Asamblea Constituyente y el gobierno colombiano en 1990, cuando por iniciativa de un grupo de estudiantes decidió incluir en las elecciones generales del 11 marzo una «séptima papeleta» para validar la convocatoria de su propia Constituyente.

Bolivia 2004: la «Guerra del gas» que derrocó a Sánchez de Lozada

El 18 de julio de 2004 los bolivianos fueron convocados a las urnas para responder cinco preguntas.

La primera: ¿Está usted de acuerdo con la abrogación de la Ley de Hidrocarburos No? 1689 promulgada por el Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada?

Los bolivianos respondieron que sí a esa y las otras preguntas, formuladas por el gobierno del vicepresidente Carlos Mesa en un intento por tranquilizar las aguas. La consulta no solo puso fin a la llamada “Guerra del Gas” sino que sentó un precedente en el uso de la consulta popular para resolver conflictos políticos y sociales en la región latinoamericana.

Algo similar harían también los referendos de mandato celebrados en Venezuela el 15 de agosto de 2004 y en Bolivia el 10 de agosto de 2008. En ambos casos la convocatoria al voto popular ofreció una salida institucional a dos situaciones de polarización extrema.

Los intentos de revocar a los presidentes Hugo Chávez y Evo Morales, sin embargo, fracasaron. Y las consultas les permitieron seguir impulsando sus agendas de gobierno.

Venezuela 2007: la primera derrota del chavismo en las urnas

Hay dos razones por las que el referendo constitucional celebrado el 2 de diciembre de 2007 en Venezuela es histórico y la más evidente es que representó la primera -y única- derrota de Hugo Chávez en las urnas. Se trató de un referendo convocado no por iniciativa del mandatario, sino porque la ley así lo disponía, lo que también ocurrió con el referendo constitucional de Bolivia del 21 de febrero de este año que bloqueó una nueva posible reelección de Evo Morales.

En ambos casos los presidentes tenían mayoría en el parlamento, pero su Constitución los obligaba consultar con el pueblo las reformas constitucionales que querían implementar y en ambos casos el pueblo dijo no, aunque Chávez lograría hacer aprobar los elementos más significativos de su propuesta -en particular el levantamiento de las barreras a la reelección indefinida- en una nueva consulta, celebrada el 15 de febrero de 2009.