FBI, Interpol y Europol combaten a monstruos en Internet

Posted on mayo 12, 2017, 1:45 pm

Un combate se libra en Internet entre FBI, Interpol y Europol contra criminales que explotan sexualmente a niños.

La batalla contra abuso infantil se lleva a cabo mediante investigaciones de inteligencia en Internet en toda Europa y todo el continente Americano.

El golpe más reciente lo ha propinado la justicia de los Estados Unidos.

Steven W. Chase, de 58 años, de Naples, Florida, fue condenado a 30 años de prisión el 1 de mayo pasado.

Chase fue el fundador y administrador del sitio denominado “Playpen”, una plataforma alojada en la “deep web” que exponía y comercializaba pornografía infantil.

Steven W. Chase, administrador de “Playpen”. Foto: Oficina del Sheriff del Condado de Mecklenburg.

Steven W. Chase, administrador de “Playpen”. Foto: Oficina del Sheriff del Condado de Mecklenburg.

“Playpen” –que fue activada en el verano de 2014- contaba con más de 150,000 miembros esparcidos en todo el mundo y decenas de miles de publicaciones relacionadas con el abuso sexual de niños.

Unos meses después de que el sitio web fue creado, el FBI detuvo a los tres administradores del sitio, incluido Chase, quien fue condenado a 30 años de prisión; los otros dos fueron condenados cada uno a 20 años de prisión.

La información internacional ha sido coordinada a través del Centro Europeo de Ciberdelincuencia (EC3) de la Europol, que ha recibido y difundido información a su red de Estados miembros, y la red legal del FBI.

“La investigación internacional en curso ha producido al menos 520 detenciones y la identificación con éxito y rescate de al menos 186 niños que fueron objeto de abuso sexual”, difundió el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El total de las detenciones a nivel mundial suman casi 900, y al menos 350 han ocurrido en los Estados Unidos, donde 55 niños estadounidenses fueron localizados o rescatados.

Los números de los depredadores. Imagen: FBI.

Los números de los depredadores. Imagen: FBI.

El caso (señalado como el esfuerzo más exitoso contra los usuarios de sitios ilegales de la red mundial Tor) y las miles de investigaciones de seguimiento, no tiene precedentes, dijeron funcionarios del FBI.

“Sólo hemos podido llevarlo a cabo con un gran apoyo de nuestros socios internacionales y las oficinas exteriores”, dijo el agente especial Dan Alfin, quien investigó el caso.

El FBI informó que la Europol reportó detenciones, junto con Israel, Turquía, Perú, Malasia, Chile y Ucrania, así como la participación de la Polizia Postale e Comunicazioni de la Policía Italiana, la Agencia Nacional de Crimen del Reino Unido, y el Departamento del Interior de Nueva Zelanda.

“La sentencia envía un mensaje claro: la ‘deep web’ no es un lugar seguro para aquellos que deseen poseer, recibir y compartir pornografía infantil: este tipo de actividad criminal lo llevarán a la cárcel”, dijo el fiscal federal Jill Westmoreland Rose, del Distrito Oeste de Carolina del Norte.

Europol reconoce que en enero de 2015 el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI lanzaron la “Operación Pacifier” con el objetivo de rastrear a los miles de usuarios de “Playpen” en todo el mundo.

El sitio comercializaba pornografía infantil en la “deep web”. Imagen: Europol.

El sitio comercializaba pornografía infantil en la “deep web”. Imagen: Europol.

El papel de Europol fue cotejar, analizar y completar los datos recibidos con el fin de identificar a los delincuentes ubicados en Europa.

“Se prepararon paquetes de inteligencia y se difundieron a las autoridades policiacas en países como Colombia, Croacia, República Checa, Francia, Irlanda, Italia, Eslovaquia, España, Suiza y el Reino Unido”, difundió Europol, que reportó al menos 259 niños víctimas de abuso sexual identificados o rescatados de sus abusadores fuera de EU.

“El Internet no tiene fronteras y no reconoce fronteras. Necesitamos equilibrar los derechos de las víctimas frente al derecho a la privacidad”, dijo Steven Wilson, Jefe del Centro Europeo de Ciberdelincuencia de la Europol.

Pornografía infantil vía WhatsApp

En otra operación, denominada “Tantalio”, la Policía Nacional de España también emprendió una acción internacional conjunta contra la pornografía infantil.

El saldo fue 39 personas arrestadas (17 en España, seis en Colombia, cuatro en Italia, dos en Alemania, tres en Bolivia, dos en Costa Rica, dos en Paraguay, una en Chile, una en El Salvador y una en Portugal) y el desmantelamiento de la principal red internacional de distribución de pornografía infantil a través de WhatsApp .

La operación, iniciada por la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policía Nacional de España -y coordinada por Europol e Interpol- identificó a 135 usuarios ubicados en 18 países de Europa, Centroamérica y Sudamérica; además de que fueron investigados 96 grupos de exclusiva temática pedófila en dicho servicio de mensajería instantánea.

La Policía Nacional de España también emprendió una acción internacional conjunta contra la pornografía infantil. Imagen: Tomada del video distribuido por la Policía Nacional de España.

La Policía Nacional de España también emprendió una acción internacional conjunta contra la pornografía infantil. Imagen: Tomada del video distribuido por la Policía Nacional de España.

El organismo español informó el 18 de abril que fueron analizados 360,000 archivos que implican a los arrestados y en la ciudad de Lugo, al noroeste de España, encontraron “numeroso material manuscrito que contenía nombres, edades y lugares de encuentros con menores, algunos de ellos fechados hace veinte años.

“Los archivos fotográficos y de video pedófilos que se distribuían en estos canales se caracterizan por un evidente trato vejatorio y una desmesurada brutalidad sobre las víctimas, de edades comprendidas entre cero y ocho años”.

De acuerdo con la Policía Nacional, la investigación inició en 2016 por la Unidad de Investigación Tecnológica a raíz de la detección de un enlace en la red Tor donde se invitaba a participar en un grupo de chat para intercambiar pornografía infantil.

Las primeras investigaciones detectaron que la existencia de un número elevado de enlaces de invitación a grupos ubicados en WhatsApp, abiertos a todos los usuarios.

Posteriormente, los investigadores verificaron que en esos chat se intercambiaban todo tipo de archivos multimedia con contenidos relacionados con la explotación sexual infantil, e incluían, en muchos de ellos, enlaces de descarga al espacio virtual que los albergaba.

Cuando avanzaron las investigaciones detectaron alrededor de 96 grupos de WhatsApp, así como 103 distribuidores ubicados en diferentes países, de los cuales 17 de ellos residían en España. También se comprobó la existencia de implicados en 18 países de Sudamércia, Centroamérica y Europa.

Después de diversas reuniones internacionales celebradas en La Haya, se acordó una actuación conjunta para la identificación de los sospechosos y la salvaguarda de pruebas; se estableció un canal de comunicación con los responsables de las unidades de delitos tecnológicos en Alemania, Italia y Portugal.

A través de Interpol se coordinó la actuación con doce países de Centroamérica y Sudamérica (Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay y Perú).

Cateos durante la operación “Tantalio”. Imagen: Tomada del video distribuido por la Policía Nacional de España.

Cateos durante la operación “Tantalio”. Imagen: Tomada del video distribuido por la Policía Nacional de España.

“Los criminales seguirán nuevas tecnologías para compartir videos e imágenes de abuso infantil en todo el mundo con sólo pulsar un botón. Pero las acciones como la operación ‘Tantalio’ envían un mensaje fuerte: la policía en todo el mundo permanece unida en sus esfuerzos para identificar, localizar y llevar ante la justicia por participar en o beneficiarse de estos crímenes atroces “, dijo Bjorn Sellstrom , coordinador de operaciones de Crímenes contra Niños de la Interpol.

 

Acciones en Bucarest

El 2 de mayo, Europol también informó de la detención de tres sospechosos detenidos en Bucarest, Rumania, acusados de explotar sexualmente a un pequeño de tres años, así como la producción y distribución en línea de las imágenes del abuso. Dos de los detenidos son los padres del pequeño.

Durante dos cateos realizados el 27 de abril de 2017, la Policía rumana detuvo a los sospechosos.

El papel de Europol fue proporcionar a las autoridades rumanas información de inteligencia sobre las actividades delictivas de los detenidos.

Esta investigación se desarrolló siguiendo un caso rumano-polaco que derivó en la detención de un hombre sospechoso de explotación sexual infantil en línea.

La investigación descubrió que, entre julio de 2012 y noviembre de 2015 el sujeto estaba distribuyendo material de abuso sexual infantil. La víctima era un niño de nacionalidad polaca.

El 16 de febrero, la Policía rumana realizó en Bucarest un cateo en la casa del hombre de 30 años de edad. Como resultado se incautaron cuatro computadoras portátiles, tres discos duros, cinco tarjetas de memoria, 118 dispositivos de almacenamiento óptico de datos y tres tarjetas de memoria.

***

Leave a Reply

  • (not be published)