Fracasa cumbre Trump-Kim Jong Un

Staff/GC
Posted on marzo 02, 2019, 7:05 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

La cumbre entre el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un para lograr la desnuclearización de Corea del Norte, terminó de manera abrupta esta semana en Hanói, Vietnam sin un acuerdo porque según el presidente estadounidense, el régimen de Pyongyang quería el levantamiento de todas las sanciones económicas impuestas por Occidente.

La segunda jornada de la cumbre de Hanói prometía un diálogo abierto y constructivo, pero esa oportunidad se disipó luego de que ambos mandatarios mostraran posturas inamovibles. Trump, no accedió a levantar las sanciones impuestas al régimen de Pyongyang, en tanto que Kim Jong Un rechazó desmantelar su arsenal nuclear.

Foto de archivo: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se reúnen en una sesión bilateral al comienzo de su cumbre en el Hotel Capella en la isla turística de Sentosa, Singapur, 12 de junio del 2018. REUTERS/Jonathan Ernst

Según el presidente estadounidense, Kim le ofreció desmantelar el centro de investigación nuclear de Yongbyon, donde produce su combustible para bombas atómicas, pero a cambio pidió un levantamiento de sanciones que Washington consideró inaceptable.

“Fue por las sanciones. Básicamente ellos querían que levantáramos todas las sanciones de forma íntegra, y nosotros no podíamos hacer eso. Estaban dispuestos a desnuclearizar una gran parte de las áreas que queríamos, pero no podíamos levantar todas las sanciones por eso, así que (…) tuvimos que retirarnos”, explicó Trump en una atropellada conferencia de prensa en el hotel de Hanoi donde habían pactado ambos líderes reunirse para llegar a un acuerdo.

“Teníamos papeles preparados para firmar, pero simplemente no era lo adecuado. Prefiero mil veces hacerlo bien que hacerlo rápido”, recalcó Trump, que partió de vuelta a Washington tras la rueda de prensa.

Estados Unidos y Corea del Norte llevaban semanas negociando una declaración conjunta para dar seguimiento a la histórica cumbre de Singapur de junio del año pasado, en la que planeaban incluir algunos avances en materia de desnuclearización a cambio de un modesto relajamiento de las sanciones económicas de Washington.

Ambas partes también estudiaban establecer oficinas “de enlace” en sus respectivas capitales, un primer paso en el camino para iniciar relaciones diplomáticas entre los dos históricos enemigos, y se esperaban posibles avances en la devolución de los restos de soldados estadounidenses caídos en la guerra de Corea.

Pero nada de eso ocurrió ante el desacuerdo en el tema central, la desnuclearización. Pese a ello, el Presidente estadounidense insistió en que era “optimista de que los avances” logrados antes y durante la cumbre les dejaban “en posición de obtener un muy buen resultado” en el futuro.

Trump habría dicho además en la rueda de prensa que el Presidente norcoreano prometió no reanudar las pruebas de misiles balísticos o nucleares, aunque precisó que por ahora no está prevista una tercera cumbre con el líder norcoreano, a pesar de la “cordialidad” que, según él, existe ya entre ambos.

La falta de acuerdos pone en un importante riesgo a Corea del Sur y Japón, países que se habían sumado a promover el acercamiento entre Trump y Kim Jung para evitar una confrontación nuclear en la zona.

Corea del Norte es objeto de numerosas sanciones debido a su programa nuclear, motivo también de un pico de tensiones en 2017, antes de lograrse una distensión.

Por su parte, el gobierno de Kim Jong, emitió un comunicado en el que deja en claro que el acercamiento con los Estados Unidos no se cancela, pero si abre un impase para lograr la estabilidad en esa región de Asia.

“Los principales líderes de los dos países apreciaron mucho las conversaciones individuales y las conversaciones prolongadas, ya que se ha logrado un progreso notable en el curso histórico de la implementación de la declaración conjunta de Singapur. Tuvieron un intercambio constructivo y sincero de sus opiniones sobre los problemas prácticos que surgen al abrir una nueva era de mejora de las relaciones entre Corea y Estados Unidos”, señala el comunicado.

Destaca además que ambos líderes escucharon los puntos de vista de sus respectivos asesores sobre los problemas que deben resolverse para llevar a cabo los objetivos conjuntos especificados en la declaración conjunta de Singapur.

Los principales líderes de los dos países apreciaron que la segunda reunión en Hanoi, haya servido para profundizar en el respeto mutuo y la confianza, y poner las relaciones entre los dos países en una nueva etapa.

“Kim Jong Un expresó su agradecimiento a Trump por sus esfuerzos positivos para el éxito de la reunión y las conversaciones mientras realizaba un largo viaje y se despidió, prometiendo la próxima reunión”, concluye el comunicado oficial.

La mesa en la que se sentarían a cerrar los acuerdos,quedó vacía.

Leave a Reply

  • (not be published)