Maduro, ¿contra las cuerdas?

Staff/GC
Posted on febrero 09, 2019, 7:05 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 12 mins

El tiempo parece agotársele a Nicolás Maduro al frente del Palacio de Miraflores.

En Moscú advierten que Washington envía señales sobre la posibilidad de utilizar el escenario de la fuerza para derrocar “a las autoridades legítimas, incluso a través de la intervención militar directa”.

“A juzgar por la actividad de las delegaciones militares de los Estados Unidos, que literalmente han inundado la región, se está llevando a cabo un estudio detallado de los temas de apoyo integral, incluido el apoyo logístico, de la fuerza del cambio de poder en Venezuela.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

“¿Por qué los medios occidentales no ven lo obvio? No hay cuestiones de democracia. Nadie está tratando de recuperarla, tratan de cambiar el poder en Venezuela. Dicen que con este poder los venezolanos viven mal, así que no impongan sanciones. Deje que este estado viva y se desarrolle, resuelva sus propios problemas y no los agraven” señaló la aguerrida portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova durante una rueda de prensa el jueves pasado.

Zajárova tachó de cínica la asistencia humanitaria internacional al país sudamericano.

“Este es el apogeo del cinismo: por un lado, imponer sanciones que bloquean la economía venezolana, y por el otro, ofrecer ayuda”.

Destacó que en la ciudad de Cúcuta, en la región fronteriza con Venezuela, visitada recientemente por militares estadounidenses de alto rango, se despliega un solo puesto de mando de la llamada “base militar” y que no lejos de ese asentamiento, en territorio venezolano, se encuentra el Aeropuerto Internacional de Santo Domingo, con una de las pistas más largas en el país, capaz de recibir cualquier avión.

“Comparando todos estos hechos, uno llega involuntariamente a la conclusión de que la decisión de usar la fuerza se ha tomado en Washington. Todo lo demás no es más que una ‘operación de cobertura’. Bueno, aparentemente la historia no enseña nada a los ‘halcones’, que son impulsados ​​únicamente por el instinto de la caza, ni a las posibles víctimas, quienes, desafortunadamente, son engañados y creen en discursos y promesas de voz dulce”, señaló la portavoz de la Cancillería rusa.

A las declaraciones de Zajárova se le agrega que Elliott Abrams, el responsable de todo lo relacionado con los esfuerzos estadpounidenses “para restaurar la democracia en Venezuela”, afirmó que el tiempo para dialogar con Maduro ya pasó.

Al anunciar sanciones contra la empresa estatal de Petróleos de Venezuela PDVSA, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, dejó ver un apunte de su libreta: “5,000 tropas a Colombia”.

Al anunciar sanciones contra la empresa estatal de Petróleos de Venezuela PDVSA, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, dejó ver un apunte de su libreta: “5,000 tropas a Colombia”.

México en Montevideo, ¿fracaso?

El llamado de México, Uruguay y países de la Comunidad del Caribe -que planteaban que se emprendiera una alternativa pacífica y democrática que privilegiara el diálogo y la paz para salir de la crisis venezolana- fracasó.

El Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, encabezó la delegación nacional en la conferencia internacional de Montevideo sobre situación en Venezuela que se realizó el 7 de febrero y pretendía impulsar el diálogo hacia una resolución pacífica y democrática en Venezuela.

La propuesta mexicana fue denominada Mecanismo de Montevideo y planteaba:

– Diálogo Inmediato: Generación de condiciones para el contacto directo entre los actores involucrados, al amparo de un ambiente de seguridad.

– Negociación: Presentación estratégica de los resultados de la fase de diálogo a las contrapartes, buscando puntos en común y áreas de oportunidad para la flexibilización de posiciones e identificación de acuerdos potenciales.

– Compromisos: Construcción y suscripción de acuerdos a partir de los resultados de la fase de negociación, con características y temporalidad previamente establecidas.

– Implementación: Materialización de los compromisos asumidos en la fase previa, con el acompañamiento internacional.

A la conferencia en Montevideo (convocada por México y Uruguay) también acudió –además de Uruguay, México y los países de la Caricom. el Grupo de Contacto Internacional, conformado por la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido, así como Bolivia, Costa Rica y Ecuador.

Al término de la reunión, el Grupo de Contacto Internacional (GCI) demandó que se lleven a cabo elecciones presidenciales “libres, transparentes y creíbles” de acuerdo con la Constitución venezolana y lanzó un guiño a la Asamblea Nacional.

La declaración, a la que finalmente terminó plegándose Uruguay, fue adoptada por la Unión Europea, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Suecia, Alemania, Francia, Países Bajos y Reino Unido.

La responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini, acudió a Montevideo.

La responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini, acudió a Montevideo.

“El GCI apunta a forjar un abordaje internacional común para apoyar una resolución pacífica, política, democrática y propiamente venezolana de la crisis excluyendo el uso de la fuerza”, señala la declaratoria.

“Para que Venezuela pueda superar la presente crisis, es crucial restaurar la plena democracia, el estado de derecho, la separación de poderes y el respeto por el mandato constitucional de las instituciones del país, más particularmente la democráticamente electa Asamblea Nacional”.

El conjunto de países enviará una misión técnica a Venezuela, según la declaración final del encuentro en la capital uruguaya, leída en conferencia de prensa por el Canciller anfitrión, Rodolfo Nin Novoa.

El diálogo en Montevideo provocó la reacción del enviado de EU.

“En lugar de tratar de hablar con Maduro a través de grupos de contacto o diálogo, hacemos un llamado a los países para que reconozcan a Juan Guaidó. El tiempo para dialogar con Maduro ya pasó”, declaró Elliott Abrams.

El diplomático, además de criticar la reunión del Grupo de Contacto internacional en Montevideo, urgió a tratar “únicamente” con el “gobierno legítimo” del autoproclamado presidente Juan Guaidó.

A la declaración del GCI le precede la postura del Grupo de Lima, que en reunión en Ottawa, reiteró su reconocimiento y apoyo a Juan Guaidó como presidente interino de la República Bolivariana de Venezuela.

“Saludamos al creciente número de países que han reconocido al Presidente interino Guaidó y hacemos un llamado a la comunidad internacional para que brinde su mayor apoyo al Presidente Interino Guaidó y a la Asamblea Nacional en sus esfuerzos por establecer un gobierno de transición democrática en Venezuela”.

La declaración, firmada por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, señala que los intentos de diálogo iniciados por varios actores internacionales han sido manipulados por el régimen de Maduro, “transformándolos en tácticas dilatorias para que permanezca en el poder”.

¿Y Maduro?

Nicolás Maduro, en una conferencia dada el viernes 8 de febrero anunció que Venezuela adoptaba el Mecanismo de Montevideo propuesto por México.

Desde el Palacio de Miraflores, el aún Presidente venezolano señaló que en Montevideo hubo dos resoluciones.

“Nosotros suscribimos plenamente los pasos del Mecanismo de Montevideo del 6 de febrero de 2019, -a través del cual- se ha definido un mecanismo diplomático para el diálogo respetuoso, con 4 fases; con bastante precisión y cuidado político, institucional y democrático para la promoción del diálogo en Venezuela”, puntualizó.

El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información destaca que en el encuentro del 6 de febrero participaron los gobiernos de Uruguay, Bolivia, México y los 14 países que integran la Comunidad del Caribe (Caricom).

En relación al Grupo de Contacto, Maduro rechazó el documento propuesto por el movimiento integrado por 8 países de la Unión Europea y cinco de América Latina.

“No estamos de acuerdo en el contenido del documento, rechazamos la parcialización, la ideologización del documento del Grupo de Contacto”, que exige elecciones y reconocer al autoproclamado Juan Guaidó como “presidente encargado”, solicitud que está fuera de lo contemplado en la Carta Magna venezolana, dijo Maduro, quien dijo estar dispuesto para recibir cualquier enviado del Grupo de Contacto.

Adicionalmente, en una carta abierta al pueblo estadounidense difundida el jueves 7, Nicolás Maduro acusa que el presidente Donald Trump pretende perturbar “nobles iniciativas de diálogo impulsadas por Uruguay, México, con el apoyo de Caricom, para una solución pacífica y dialogada a favor de Venezuela”.

“Queremos seguir siendo socios comerciales del pueblo de Estados Unidos, como lo hemos sido a lo largo de nuestra historia; sus políticos en Washington, en cambio, están dispuestos a enviar a sus hijos a morir en una guerra absurda, en lugar de respetar el derecho sagrado del pueblo venezolano a la autodeterminación y al resguardo de su soberanía.

“Como ustedes, pueblo estadounidense, los venezolanos y las venezolanas somos patriotas y defenderemos lo nuestro con todos los trozos de nuestra alma”, dice la carta.

***

Leave a Reply

  • (not be published)