Putin firme en el Kremlin, si quiere, hasta 2036

Staff/GC
Posted on julio 04, 2020, 1:04 am

Si lo desea, Vladimir Putin podrá estar al frente de la Federación de Rusia hasta el año 2036, luego de que lograra el voto mayoritario de los rusos en el referéndum nacional sobre enmiendas constitucionales, celebrados del 25 de junio al 1 de julio, que le abre la puerta para aspirar a dos periodos de gobierno adicionales luego de 2024.

La Comisión Electoral Central de Rusia (CCA) informó el 2 de julio que la participación en la votación en toda Rusia fue del 67.97%, y el resultado en favor del “sí” fue del 77.92%, con”tra el 21.27% de quienes votaron por el “no”.

Ella Pamfilova, presidenta de la CCA, resumió los resultados preliminares.

“Más de un millón de miembros de las comisiones electorales, observadores, representantes de los medios de comunicación, agentes de la ley estuvieron en las mesas electorales y completaron el proceso de votación en todo el país”, dijo Ella Pamfilova, quien destacó que la votación se realizó con la máxima transparencia del proceso, pues miles de observadores realizaron un monitoreo total en todas las regiones y todos los tipos de votación, y se realizó videovigilancia en 80 de las 85 regiones.

El gobierno ruso habilitó la votación anticipada la semana pasada en lo que se describió oficialmente como una medida para alentar el distanciamiento social en medio del coronavirus, pero los críticos han dicho que el gobierno ha alargado la votación y declaró el miércoles feriado nacional para alentar la participación de los votantes.

Pamfilova defendió el proceso a través de la siguiente declaración: “Durante todo el periodo de votación no se encontraron violaciones graves que hubieran requerido procedimientos de la Comisión Electoral Central”.

De acuerdo con CNN, la popularidad de Putin es genuina, a pesar de que se vio afectada durante el confinamiento por coronavirus. El día anterior a la votación, Putin apareció en un mensaje grabado en video frente a un nuevo y conmovedor monumento en honor a los soldados soviéticos asesinados en la Segunda Guerra Mundial.

“Ellos lucharon para que pudiéramos vivir en paz, trabajar, amar, crear valor y sentirnos orgullosos de Rusia, un país con una civilización única y una gran cultura que une los destinos, esperanzas y aspiraciones de muchas generaciones de nuestros antepasados”, dijo.

“Vamos a votar por el país en el que queremos vivir, con educación y atención médica de vanguardia, un sistema confiable de protección social y un gobierno efectivo responsable ante la población. Vamos a votar por un país en cuyo beneficio hemos estado trabajando y que nos gustaría pasar a nuestros hijos y nietos”, agregó.

La Gazeta Rusa informó que la votación fue el doble a las votaciones de las enmiendas realizadas en 1993, cuando se aprobó la propia Constitución.

“Los expertos atribuyen un nivel tan alto de apoyo a la consolidación de la sociedad en medio de la lucha contra la pandemia: Rusia ha tomado una decisión moral y la gente la apoya, y, por supuesto, en torno a la figura del presidente actual. Si consideramos no en la dimensión legal, sino en la humana, el voto de toda Rusia, de hecho, se convirtió en un referéndum sobre la confianza en Vladimir Putin”, difundió Rossiyskaya Gazeta.

El jueves, Putin agradeció a los ciudadanos que apoyaron las enmiendas.

“La Rusia moderna, por supuesto, todavía se encuentra en la etapa de formación. Esto se aplica a todos los aspectos de nuestras vidas: el sistema político, la economía, etc. Todavía somos muy vulnerables en muchos aspectos, hemos hecho mucho, como dice la gente, en un hilo conductor. Necesitamos estabilidad interna y tiempo para fortalecer el país y todas sus instituciones. Y así, nuevamente, gracias a quienes apoyaron las enmiendas”, dijo durante una reunión del comité organizador de Victoria, realizado vía remota.

“Al mismo tiempo, entiendo a aquellos de nuestros ciudadanos que votaron en contra”, continuó el Presidente, quien dijo estar de acuerdo en que aún hay muchos problemas en el país, “las personas a menudo se enfrentan a la injusticia y la indiferencia, muchos tienen una vida dura, pero los líderes del país están haciendo todo lo posible”.

Los resultados de la votación, en su opinión, muestran que la gran mayoría de los ciudadanos cree que las autoridades pueden trabajar mejor. La tarea de es “hacer todo lo posible para justificar esta alta confianza de las personas”.

El Presidente de la Duma, Vyacheslav Volodin, afirmó que la Constitución de la Federación de Rusia, antes de la adopción de enmiendas, permitió intervenir en los asuntos de Rusia. Ahora, aseguró, después de los cambios votados, esas intentonas “definitivamente serán menores”.

Organizaciones independientes han manifestado dudas sobre los números y el referéndum recibió críticas de grupos de monitoreo por la falta de regulación.

Un grupo de activistas se acostó en la Plaza Roja formando los números 2036, informó el canal de noticias independiente ruso TV Rain. El video publicado por la corresponsal de TV Rain Maria Borzunova mostró a los manifestantes acostados en los adoquines frente a la tumba de Lenin.

TV Rain informó que los activistas incluían a la diputada municipal de Moscú Lucy Shteyn. El sitio web OVD-Info, que monitorea las detenciones, citó a abogados que dijeron que los involucrados en la protesta fueron detenidos y posteriormente liberados sin cargos.

Según el grupo, 14 personas fueron detenidas en Moscú, cuatro en San Petersburgo, dos en Nizhny Novgorod y una en cada una de las siguientes ciudades: Novosibirsk, Blagoveshchensk, Khanty-Mansiysk y Penza.

La Unión Europea pidió a Rusia que investigue los informes de irregularidades.

“Somos conscientes de los informes y las denuncias de irregularidades durante la votación, incluida la coerción electoral, la doble votación, la violación del secreto del voto y las denuncias de violencia policial contra un periodista que estuvo presente para observar”, dijo el portavoz de la UE Peter Stano. “Esperamos que estos informes se investiguen debidamente porque son acusaciones graves”.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, dijo que a los Estados Unidos le preocupaban los reportes de coacción del voto y que Vladimir Putin pueda extender su mandato.

“Nos molestan los esfuerzos del gobierno ruso por manipular los votos sobre las recientes enmiendas constitucionales, presión sobre los opositores y restricciones a los observadores independientes del voto””, dijo.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zakharova, reviró: “Daría un consejo: solucione sus problemas. Enfréntese a ellos, el mundo entero ha estado esperando. Ahora es el momento de trabajar duro con todo el Departamento de Estado, la Casa Blanca, todas las otras organizaciones maravillosas que constantemente dan consejos, trabajan duro y aún no superan el cisma interno más profundo en los Estados Unidos”.

***