Trump y Vietnam ponen en jaque a la OMS

Staff/GC
Posted on abril 17, 2020, 7:22 pm

La autoridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha puesto en entredicho por los gobiernos de los Estados Unidos y Vietnam.

Ambos han lanzado sendos cuestionamientos al proceder de la organización que encabeza Tedros Adhanom Ghebreyesus y el presidente Donald Trump ya anunció que su administración frenará el financiamiento al organismo internacional mientras se revisa su desempeño en el manejo de la crisis causada por el coronavirus Covid-19.

El presidente estadounidense incluso acusó a la OMS de encubrir la propagación del virus y de tomar la decisión “desastrosa” de oponerse a las restricciones de viaje de China.

“Se opusieron mucho a lo que hicimos. Afortunadamente, no estaba convencido y suspendí los viajes desde China, salvando innumerables vidas. Miles y miles de personas habrían muerto. Si otras naciones también hubieran suspendido los viajes desde China, se habrían salvado innumerables vidas más. En cambio, miren al resto del mundo. Otras naciones y regiones, que siguieron las directrices de la OMS y mantuvieron sus fronteras abiertas a China, aceleraron la pandemia en todo el mundo. Muchos países dijeron: ‘Vamos a escuchar a la OMS’, y tienen problemas increíbles”, afirmó Trump.

De acuerdo con el mandatario, la OMS no compartió información de manera oportuna y transparente.

“La OMS falló en este deber básico y debe rendir cuentas. Es hora, después de todas estas décadas. La OMS no investigó informes creíbles de fuentes en Wuhan que entraban en conflicto directamente con las cuentas oficiales del gobierno chino. Hubo información creíble para sospechar la transmisión de persona a persona en diciembre de 2019, lo que debería haber estimulado a la OMS a investigar de inmediato.

En este contexto, el Gobierno de Vietnam se ha enfrascado en un debate directo con la OMS, a la que acusa de haber ignorado información vital sobre la transmisión del virus de persona a persona.

Funcionarios de Taiwán informaron que enviaron una alerta temprana el 31 de diciembre de un nuevo tipo de neumonía que se había comenzado a observar en Wuhan, pero que la OMS no transmitió su advertencia.

Chuang Jen-hsiang, vocero del Centro de Comando Epidemiológico Central de Taiwán (CECC), afirmó que Taiwán se enteró de la aparición de casos de neumonía atípica en Wuhan el 31 de diciembre de 2019, que después se conoció como Covid-19, e inmediatamente alertó a la OMS y al lado chino mediante correo electrónico, solicitándoles que lo verificaran.

Sin embargo, la OMS comunicó a medios internacionales que no recibió un correo electrónico sobre la transmisión de persona a persona.

Los Centros de Control de Enfermedades de Taiwán dijeron que la redacción sobre neumonía atípica dejaba claro que “había una posibilidad real de transmisión de persona a persona”.

El ministro de Salud de Taiwán, Chen Shih-chung, mostró el sábado una copia impresa del contenido del correo electrónico de Taiwán a la OMS en una sesión informativa.

“Tenemos constancia de que al menos siete casos de neumonía atípica han sido declarados en Wuhan, China. Sus autoridades sanitarias han asegurado a los medios de comunicación que no se trata de casos de SARS, pero las pruebas siguen todavía bajo estudio y los casos han sido aislados para su tratamiento. Le agradeceríamos que nos informase de cualquier información relevante sobre el asunto”, reza el correo.

Destacó que la carta indicaba claramente que las autoridades de salud en China confirmaron que siete pacientes con neumonía atípica habían sido aislados para recibir tratamiento.

“Si estar aislado para recibir tratamiento no es una advertencia, ¿qué situación constituirá una advertencia?”, cuestionó Chen. Si China no notificó a la OMS, “¿qué más se llamaría un encubrimiento?; si (China) lo denunció, ¿qué más se consideraría un incumplimiento del deber (por parte de la OMS)?”.

Trump ha acusado que, todavía a mediados de enero, la OMS repitió y respaldó que no había transmisión de persona a persona a pesar de los informes y la evidencia que indicaban lo contrario.

Los retrasos de la OMS para declarar una emergencia de salud pública ocuparon un tiempo valioso, acusó Trump. “Se perdió más tiempo en el retraso que el utilizado para llevar a un equipo de expertos internacionales a examinar el brote. La incapacidad de la OMS para obtener muestras del virus, hasta la fecha, ha privado a la comunidad científica de datos esenciales. Los nuevos datos que surgen a diario en todo el mundo apuntan a la poca confiabilidad de los informes iniciales, y el mundo recibió todo tipo de información falsa sobre transmisión y mortalidad”.

De acuerdo con el presidente de Estados Unidos, si la OMS hubiera hecho su trabajo para que expertos médicos ingresaran a China para evaluar objetivamente la situación en el terreno y denunciar la falta de transparencia de China, el brote podría haberse contenido en su origen, con muy pocos decesos.

“En cambio, la OMS voluntariamente tomó las garantías de China y defendió las acciones del gobierno chino, incluso elogió a China por su llamada transparencia. La OMS empujó información errónea de China sobre el virus, diciendo que no era transmisible y que no había necesidad de prohibiciones de viaje”, agregó.

Enfoque Egoista

El cierre de recursos de los Estados Unidos a la OMS ocurre justo a un mes de que el el organismo internacional anunciara en Ginebra el lanzamiento del Fondo de Respuesta Solidaria al Covid-19 que tiene el objetivo de recaudar fondos para apoyar la labor emprendida por la Organización Mundial de la Salud.

Ante la decisión tomada por Trump, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, afirmó que ahora más que nunca se debe apoyar al organismo internacionlal de salud porque es absolutamente esencial para derrotar al coronavirus.

“La Organización Mundial de la Salud y su personal están en primera línea apoyando a los Estados Miembros y sus sociedades, especialmente a los más vulnerables. Apoyando con orientación, capacitación, equipos y servicios concretos para salvar vidas mientras luchan contra el virus», afirmó António Guterres en un comunicado emitido por su portavoz.

La declaración del Secretario General se produce después de que el presidente de los Estados Unidos anunciara que suspenderá los fondos de la Organización, en espera de una revisión de su respuesta al brote inicial de COVID-19.

“Como dije el 8 de abril, la pandemia de COVID-19 es uno de los desafíos más peligrosos que este mundo ha enfrentado. Es sobre todo una crisis humana con graves consecuencias para la salud y socioeconómicas”, declaró.

Agregó que el virus no tiene precedentes y requiere una respuesta sin precedentes: “obviamente, en tales condiciones, es posible que los mismos hechos hayan tenido lecturas diferentes por diferentes entidades”, dijo.

Guterres aseguró que una vez se haya superado la pandemia, debe haber un momento para mirar hacia atrás y comprender cómo surgió la enfermedad y propagó la devastación tan rápidamente en todo el mundo, y cómo todos los involucrados reaccionaron a la crisis.

El director dela OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lamentó la decisión tomada por Trump, pero que la organización revisará el impacto del retiro de fondos de los Estados Unidos y trabajará con sus socios para llenar cualquier brecha financiera y asegurar que su trabajo continúe sin interrupciones.

Por otra parte, Rusia calificó de egoísta la decisión de Trump.

“Este es un ejemplo de un enfoque muy egoísta por parte de las autoridades estadounidenses de lo que está sucediendo en el mundo”, afirmó el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov. Un golpe tan duro para esta organización en un momento en que los ojos de la comunidad mundial la están mirando de muchas maneras con precisión es un paso digno de condena y censura”.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, agregó:

“Esta decisión de Estados Unidos debilitará las capacidades de la OMS y socavará la cooperación internacional contra la epidemia””.

***