Transformarán el Polyforum Cultural Siqueiros

Staff/GC
Posted on septiembre 11, 2017, 7:48 pm

Tres años después de que se dieran a conocer versiones sobre la construcción de una torre de departamentos donde se levanta el inmueble dedicado al muralista mexicano David Alfaro Siqueiros, el gobierno de la Ciudad de México anunció la transformación del Polyforum Cultural Siqueiros en un complejo en la colonia Nápoles.

El Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera dio a conocer este lunes la creación de un Fideicomiso que permitirá la recuperación integral del edificio y de los murales de Siqueiros.

Miguel Ángel Mancera firma la constitución del Fideicomiso del Polyforum. Foto: GCDMX

Miguel Ángel Mancera firma la constitución del Fideicomiso del Polyforum. Foto: GCDMX

Este Fideicomiso manejará dos fondos, el primero de 30 millones de pesos para iniciar las tareas de restauración; el segundo de 12 millones de pesos anuales que permita la operación, mantenimiento, promoción y conservación, para que este recinto siga siendo un espacio cultural emblemático.

«Estamos hablando de una conservación total, de restaurar este foro artístico que tiene una distribución circular muy particular al estilo griego, que nos invita a observar varias obras de teatro y las manifestaciones artísticas más importantes de la actualidad.

El anuncio convocó a las autoridades culturales de los gobiernos de la CDMX y el federal. Foto: Cristian Núñez/GC.

El anuncio convocó a las autoridades culturales de los gobiernos de la CDMX y el federal. Foto: Cristian Núñez/GC.

«Presentamos lo que será esta una nueva imagen, y por supuesto, un rescate garantizado por el GCDMX, la UNAM, INBA, y por la parte más importante, que es la sociedad civil”, detalló.

El mandatario capitalino firmó como testigo de honor el acuerdo para la creación del Fideicomiso Irrevocable de Administración del Polyforum Cultural Siqueiros, el cual surge como resultado del trabajo entre el Gobierno de la Ciudad de México y la Familia Suárez; contará con un Comité Técnico que administrará los fondos y supervisará el cumplimiento de los fines de dicho instrumento.

«Hay que recordar que es propiedad privada, al crear este Fideicomiso hacemos que la figura jurídica lo convierta en un bien de interés público, eso nos permite tener acciones mucho más contundentes y más consistentes para su rescate y garantía siempre”, agregó.

Para proveer recursos al Fideicomiso se desarrollará un proyecto inmobiliario de uso mixto en el predio del Polyforum Cultural Siqueiros. Se trata de una torre de 48 niveles que ocupará 15 por ciento de la poligonal y cuya arquitectura potencia y mejora su visibilidad al incluir gradas, terrazas públicas y jardines, desde donde se podrá apreciar también los murales del techo.

“Ustedes van a observar cómo ese mismo edificio tiene un juego de claroscuros que va a permitir observar la firma de Siqueiros, seguramente desde lejos, desde alguna parte de Avenida Insurgentes”, aseguró el Jefe de Gobierno al presentar en un video la maqueta de lo que será este complejo cultural.

Los grandes muralistas Rivera, Orozco y Siqueiros. Foto: Cristian Núñez/GC.

Los grandes muralistas Rivera, Orozco y Siqueiros. Foto: Cristian Núñez/ GC.

Este proyecto asegura los recursos económicos que se requieren para mantener el edificio y sus ocho mil metros cuadrados de murales en perfecto estado, por al menos los próximos 100 años.

Acompañado del presidente del Polyforum Cultural Siqueiros, Alfredo Suárez Escalante, y de la directora general del INBA, Lidia Camacho, el Jefe de Gobierno puntualizó que «los ciudadanos vamos a estar muy pendientes de que este sitio se conserve para siempre como patrimonio de la Ciudad de México”.

Para la restauración se trabajará en estrecha colaboración con la UNAM, a través del Laboratorio Nacional de Ciencias para la Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (LANCIC), y el INBA, institución cuya competencia es la preservación del patrimonio artístico nacional, a través del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM), y la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble (DACPAI).

Hace tres años, vecinos de la colonia Nápoles dieron a conocer un proyecto inmobiliario que pretendía realizar la familia Suárez con la anuencia de Seduvi y la Delegación Benito Juárez.

El mural "La marcha de la humanidad", es el más grande del mundo. Foto: GC.

El mural «La marcha de la humanidad», es el más grande del mundo. Foto: GC.

Lo anterior generó un alud de críticas y hasta versiones sobre una eventual demolición del Polyforum, lo cual llevó al gobierno de la capital a establecer mesas de diálogo con los desarrolladores inmobiliarios y la familia Suárez, que justificaba la venta del predio con problemas económicos que tenían.

El proyecto anunciado este lunes, da seguimiento a la declaratoria emitida por el mandatario capitalino de patrimonio cultural de la CDMX en ese año.

Por su parte, la familia Suárez confirmó que el debate generado en 2014 surgió a raíz de la idea de proyectar un centro cultural, y no un edificio de condominios, como decían los vecinos.

Alfredo Suárez Ruiz, presidente del Polyforum, subrayó que se pretende que el centro cultural tenga, como muchos museos y recintos artísticos en el mundo, una fuente de recursos que lo haga económicamente sustentable a largo plazo.

“Con la firma de este fideicomiso hoy se empezarán a restaurar los murales y a construir el proyecto inmobiliario integral que dará sustento para los próximos 100 años, y para su operación hemos unido fuerzas con las más importantes instituciones culturales del país y estamos cumpliendo con nuestra misión”, dijo.

Un poco de historia

En 1965, don Manuel Suárez contrato al muralista David Alfaro Siqueiros para realizar dieciocho obras de gran formato que llevarían por título La Industria y El Campo. Esas piezas serian destinadas a decorar un salón de convenciones que se construía anexo al Hotel Casino de la Selva, en Cuernavaca.

Un año después, el empresario anuncio el cambio de sede y propuso a Siqueiros la realización del mural más grande del mundo en un centro cultural ubicado en la calle de Filadelfia en la colonia Nápoles.

En 1965 se inició la construcción del Polyforum. Foto: Tomada de la página web del Polyforum.

Ante las impactantes dimensiones del espacio, Siqueiros decidió cambiar el proyecto inicial y dedicarse al mural que sumaría un total de 237.60 metros cuadrados. En este espacio aplicaría trucos de perspectiva que romperían visualmente las aristas de la arquitectura. Por sus imponentes dimensiones y alto contenido social y humanista, el Polyforum cultural Siqueiros sintetiza una existencia de búsquedas y hallazgos alimentada por el afán de llamar al ser humano a establecer la libertad, el bienestar y la justicia sobre la tierra por medio del arte.

La Marcha de la Humanidad, obra cumbre del artista y estandarte del muralismo social mexicano, surgió del anhelo común de legar un patrimonio cultural que representara la evolución de la conciencia de libertad y de justicia en la historia de Latinoamérica.

La majestuosa obra de Siqueiros fue inaugurada en diciembre de 1971 con una ceremonia encabezada por el presidente Luis Echeverría y con discursos de don Manuel Suárez, del arquitecto Guillermo Rossell de la Lama y del artista plástico.

David Alfaro Siqueiros logró ver su magna obra antes de su muerte en 1974. Foto: Tomada de la página web del Polyforum.

David Alfaro Siqueiros logró ver su magna obra antes de su muerte en 1974. Foto: Tomada de la página web del Polyforum.

En 1980, el gobierno federal publicó un decreto mediante el cual, el Polyforum fue declarado Patrimonio Artístico Nacional.

La protección del decreto -basado en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos Artísticos e Históricos y su reglamento- se refiere a la obra de caballete, la gráfica, los murales y los documentos técnicos de Siqueiros, sean de propiedad nacional o de particulares.

El artículo cuarto de dicho decreto sostiene que los propietarios “sólo podrán llevar a cabo reparaciones o restauraciones en las mismas, mediante autorización que al efecto expida el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, de acuerdo con las disposiciones aplicables, por lo que deberán dar aviso al propio Instituto de cualquier alteración, cambio o deterioro que observen en ellas”.

Otra normatividad que protege al Polyforum y la obra de Siqueiros es la Carta de Venecia, firmada por México, la cual protege monumentos artísticos e históricos y que en su artículo séptimo establece que “el monumento es inseparable de la historia de que es testigo y del lugar en el que está ubicado.

En la delegación Benito Juárez hay 111 inmuebles catalogados y protegidos por el Programa delegacional de Desarrollo Urbano que impiden realizar cualquier obra o afectación.

 

Leave a Reply

  • (not be published)