MAF ‘libera’ retratos y personajes de Álvarez Bravo

Staff/GC
Posted on febrero 24, 2018, 7:00 am

Los secretos y tesoros que guarda el Archivo Manuel Álvarez Bravo se revelan poco a poco conforme se divulga el acervo de quien es considerado uno de los más grandes referentes de la fotografía mexicana del siglo XX, justamente a unos cuantos edificios de la vecindad donde Álvarez Bravo vivió durante su juventud y tomó su icónica imagen de El ensueño (1931).

En el Museo Archivo de la Fotografía (MAF), 168 retratos inéditos de su autoría esperan para salir del anonimato con ayuda de los espectadores a través de la exposición Se buscan. Retratos inéditos de Manuel Álvarez Bravo que contribuye a que las nuevas generaciones descubran la obra del artista a través de 168 imágenes en blanco y negro (105 impresas en plata sobre gelatina y 63 por medios digitales) de personajes que con el paso del tiempo “seguían injustamente prisioneros en el encierro de sus cajas”.

“Queremos dar a las obras clásicas que asentaron la fama nacional y mundial de don Manuel, la posibilidad de ser leídas con nuevas luces gracias a la investigación y a la difusión de los materiales inéditos, llamados materiales de archivo, como es el caso de estos retratos”, expresa Aurelia Álvarez Urbajtel, directora de la Asociación y una de las curadoras de la exhibición.

El misterio rodea a los personajes retratados entre los 30 y los 50 del siglo pasado. Foto: Secretaría de Cultura CDMX/Milton Martínez.

El misterio rodea a los personajes retratados entre los 30 y los 50 del siglo pasado. Foto: Secretaría de Cultura CDMX/Milton Martínez.

Las 168 imágenes que conforman Se buscan. Retratos inéditos de Manuel Álvarez Bravo estuvieron resguardadas durante años en el archivo del fotógrafo, que fue inscrito hace cuatro meses en el Registro Internacional Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El conjunto de la exhibición muestra personas de todas las edades y de orígenes muy distintos. Cada rostro revela un carácter único; pocos de ellos parecen posar intencionalmente a la cámara, la mayoría quedaron fijados sorpresivamente en una actitud expresiva que dice un poco de su manera de ser, ligada a un instante.

Niños, mujeres y hombres fueron retratados por Manuel Álvarez Bravo; se desconoce su identidad y ahora se busca reconocerlos con la ayuda de los espectadores. Foto: Secretaría de Cultura CDMX/Tania Victoria.

Niños, mujeres y hombres fueron retratados por Manuel Álvarez Bravo; se desconoce su identidad y ahora se busca reconocerlos con la ayuda de los espectadores. Foto: Secretaría de Cultura CDMX/Tania Victoria.

De manera paralela a la exposición, el Museo Archivo de la Fotografía —ubicado en la calle de Guatemala, antes Escalerillas, donde estaba la vecindad en que nació el artista en 1902— organiza una serie de actividades, entre ellas, un encuentro en el que fotógrafos e investigadores buscarán establecer la identidad de los desconocidos retratados por Manuel Álvarez Bravo.

Con esta exposición, el Museo Archivo de la Fotografía, de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, inicia su programa anual con propuestas que tomen como eje de trabajo los acervos, pensados como medio de investigación, de reflexión, de organización y de representación.

La muestra del fotógrafo nació del deseo de identificar a los numerosos personajes sin registro, capturados entre los años 30 y 50, descubiertos durante el proceso de catalogación que emprendió la Asociación Manuel Álvarez Bravo. El título de la exposición da cuenta de la voluntad para reconocerlos con la participación del público.

“Nos divertíamos tratando de adivinar a qué se dedicaban o quiénes pudieron haber sido estos personajes. Les dábamos vueltas y vueltas y les inventábamos historias. Acabaron formando una entrañable comunidad de seres humanos silenciosos pero expresivos, ausentes y a la vez casi palpables”, comenta Aurelia Álvarez.

Con el paso del tiempo, agrega que “ellos (los retratados) seguían injustamente prisioneros en el encierro de sus cajas; sin embargo, se habían fugado en el tiempo y en el espacio porque sus identidades eran incógnitas que nos interrogaban una y otra vez. Decidimos entonces volvernos sus cómplices e intentar ayudarlos a escapar de su anonimato”.

Las nuevas generaciones tienen la oportunidad de acercarse, con material inédito, a Manuel Álvarez Bravo. Foto: Secretaría de Cultura CDMX/Tania Victoria.

Las nuevas generaciones tienen la oportunidad de acercarse, con material inédito, a Manuel Álvarez Bravo. Foto: Secretaría de Cultura CDMX/Tania Victoria.

Con el propósito de darle vida y dinamismo al archivo, la Asociación Manuel Álvarez Bravo rehabilitó el cuarto oscuro del artista y de la mano del fotógrafo José Ángel Rodríguez, su discípulo a finales de la década de los 70, se imprimieron 105 retratos utilizando la técnica de plata sobre gelatina. Las demás imágenes fueron procesadas digitalmente por María del Carmen Mondragón y Agustín Estrada.

La muestra fue inaugurada la noche del jueves 22 de febrero por el Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín; la Autoridad del Centro Histórico, Jesús González Schmal; la directora del MAF, Carmen Tostado; la Coordinadora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural, Gabriela López; la Directora de la Asociación Manuel Álvarez Bravo, Aurelia Álvarez Urbajtel, y el fotógrafo José Ángel Rodríguez.

Se buscan. Retratos inéditos de Manuel Álvarez Bravo permanecerá expuesta del 22 de febrero al 27 de mayo en el Museo Archivo de la Fotografía, ubicado en República de Guatemala 34-38, colonia Centro Histórico. El recinto abre de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. La entrada es libre.

Los retratados eran “gente importante para Álvarez Bravo, no importa que no sean celebridades”, señaló Aurelia Álvarez Urbajtel.

Los retratados eran “gente importante para Álvarez Bravo, no importa que no sean celebridades”, señaló Aurelia Álvarez Urbajtel.

***

Leave a Reply

  • (not be published)