#Quino ¿Por qué Mafalda odiaba la sopa?

STAFF/Gaceta Ciudadana
Posted on octubre 02, 2020, 9:55 pm

El artista gráfico Quino falleció a los 88 años el pasado 30 de septiembre. Un día antes, su popular personaje Mafalda había cumplido 56 años.

En el sitio web oficial de Quino, se reúnen algunas de las preguntas más importantes que le hicieron en diferentes entrevistas a lo largo de su vida. De esta manera, el argentino –quien aseguraba que era imposible atender a toda la prensa– resolvía las dudas sobre el significado de la horrible sopa de Mafalda.

Ante la pregunta si al dibujante argentino le gustaba la sopa, su respuesta fue afirmativa y su significado dentro de la tira cómica no tiene mucho que ver con su sabor. “Sí, sí, la sopa es una metáfora sobre el militarismo y la imposición política”, explicó sobre este importante detalle en su obra más famosa.

Hace un tiempo en una entrevista para la BBC, el creador de Mafalfa, Quino, contó por qué la curiosa niña odia de forma tan efusiva la sopa.

En palabras de Quino, la sopa es “una alegoría a los regímenes militares que tuvimos que soportar en esta parte del Cono Sur. Porque todo lo que impone normas estrictas y hay que hacerlo por obligación, quita la libertad y eso es muy desagradable”.

Umberto Eco, quien escribió la introducción a la primera edición italiana de Mafalda, dijo amarla «muchísimo» y consideraba muy importante leer la tira para entender Argentina. “Mafalda, la contestataria”, un libro que recopilaba sus tiras, publicado en 1969. Aunque este prólogo no tenía firma, se sabía que lo había escrito Umberto Eco. Si eres “mafaldiana” te invito a leer el artículo (1994) Mafalda recibe el doctorado de Umberto Eco

“Mafalda criticó duramente la injusticia, la guerra, las armas nucleares, el racismo, las absurdas convenciones de los adultos y, claro, la sopa”. ¿Pero la sopa? ¿qué quiere decir eso? ¿por qué la odia?

Yo siempre he pensado que la sopa de Mafalda representa la obligación de hacer algo que uno no quiere hacer, por eso la odia, porque se la imponen en nombre de ‘es por tu bien’.

Y pues bueno, yo amo a Mafalda y también odio esa ‘sopa’.

Mafalda detesta la sopa y denuncia siempre que puede los inconvenientes que tiene sobre la salud y sobre el humor de las personas sensatas. Comer sopa va en contra de sus principios pero generalmente tiene las de perder y tiene que aprender a tragarse su frustración a cucharadas.

El humor crítico y el discurso social en Mafalda continúa siendo revisado hasta la actualidad, pese a que Quino dejó de dibujarla en 1973. ¿Qué opinaba el fallecido autor de la vigencia de la tira cómica que reflejaba la sociedad argentina de ese entonces? Sin duda, nunca esperó que captara un público mucho más joven.

“No sé. Además, yo la hacía para la página editorial, no para la página de historietas. Salía en la página de comentario político y de actualidad. Siempre la hice pensando en gente adulta, no para chicos. Pero ahora los chicos tienen tal nivel de información que más o menos pescan todo lo que dice en las historietas de Mafalda”, comentó Quino en una de sus entrevistas que recoge su propio portal.