¡Salud! No habrá ayuno de LMB (ese es el plan)

Staff/GC
Posted on mayo 29, 2020, 6:50 pm

¡Habemus temporada 2020 de beisbol! Dueños y presidentes de los clubes de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) acordaron un calendario de 48 juegos de temporada regular que iniciará el viernes 7 de agosto.

Información difundida por la LMB explica que el fin de la temporada regular está programado para el jueves 1 de octubre; el inicio de Playoffs arranca el sábado 3 de octubre (los Playoffs se ampliarían a 12 equipos participantes), y las hostilidades en la Serie del Rey inician el lunes 2 de noviembre.

El calendario fue aprobado por unanimidad de los socios, quienes descartaron jugar sin público y sin series interzonas.

La LMB informó que se desarrolló un proyecto denominado “Plan Diamante” que está enfocado en la seguridad y salud de los aficionados, jugadores y todos los actores involucrados en el desarrollo cotidiano del juego de pelota, así como el personal de oficinas de la LMB y sus clubes asociados.

De acuerdo con la LMB, el Plan Diamante -está siendo supervisado por las autoridades de Salud Federal- se basó en lineamientos de otras ligas deportivas de talla mundial, y contiene lineamientos de prevención de la salud realizados por distintas instituciones.

“El Plan Diamante estará en constante actualización, de acuerdo con las mejores prácticas para eventos públicos dictaminadas por organismos internacionales, nacionales y las autoridades sanitarias en todos sus niveles”.

El anuncio de la LMB va a provocar la alegría de miles de aficionados que extrañan el juego en los diamantes de la liga, y en jugadores, quienes también extrañan el ambiente en los estadios.

Uno de éstos últimos es Carlos Figueroa, jardinero central de los Diablos Rojos del México, quien ha expresado que el confinamiento lo ha desesperado y frustrado un poco.

En información difundida por los Diablos expuso que ha extrañado todo lo relacionado con el ambiente alrededor del diamante.

“Extraño todo, la temporada, a la afición, estar en el terreno, sentir esa adrenalina, las porras de los aficionados, las frustraciones también de cuando no se batea o no salen bien las cosas, se extraña todo del beisbol”, dijo el pelotero.

Y aunque se encuentra en confinamiento y disfrutando a su familia, “El Figui” no ha dejado de trabajar en las rutinas enviadas por el club para mantenerse en forma.

¿Cómo es la rutina normal de Carlos Figueroa si estuviéramos en temporada y cómo es ahora en plena cuarentena?, se le preguntó.

“Yo llego más o menos las 12:30 del día o una a mas tardar al estadio, hago gimnasio, bateo extra, después entrenamos, después nos preparamos para el juego, y aquí en casa la mayoría es dormir, descansar y ya en la tarde noche como a las cuatro o cinco de la tarde, voy y hago mi rutina, hago mi liga, mis tres horas y corro un rato”.

Otro atleta de los Diablos que no ha dejado de trabajar es el serpentinero Edwin Fierro, quien dice encontrarse al 100%

“No he dejado de trabajar; como se sabe, vengo de una cirugía en enero y he estado trabajando todos estos meses para la rehabilitación para venir mejor, y anímicamente estoy concentrado en el trabajo, un poco desesperado por todo esto que está pasando, con muchas ganas de estar en el terreno de juego otra vez”, dijo en entrevista difundida por los Diablos. “Estamos llevando a cabo el plan de trabajo que nos está mandando el trainer del equipo, estamos haciendo eso y le estamos agregando otras cosas para estar al 100 por ciento como todos esperamos cuando empiece la temporada”.

Edwin Fierro destaca que hay un muy buen nivel en la LMB con jugadores de experiencia y novatos con facultades.

“El año pasado se pudo apreciar el talento de la Liga con los bateadores extranjeros que reforzaron a los equipos, jugadores ex Grandes Ligas, esperemos que este año sea mejor y que vengan jugadores de Grandes Ligas a aportar un mejor nivel a la Liga”, dijo el lanzador derecho, quien pidió a la afición escarlata tener paciencia, pues pronto se encontrarán en el estadio Alfredo Harp.

Drake, un jugar estelar

Durante la contingencia sanitaria, el jardinero de los Leones de Yucatán Yadir Drake ha estado brindando apoyo a decenas de familias yucatecas.

El artillero melenudo ha donado más de una tonelada de carne a los habitantes de El Cuyo, población que lo apoyó en sus inicios en nuestro país, en épocas de vacas flacas para el toletero cubano.

Antes de convertirse en la superestrella que es hoy en la LMB, Yadir Drake vivió un tiempo en Yucatán, y uno de los equipos que confiaron en él y lo ayudaron a salir adelante fueron Los Rebeldes del Cuyo.

“Le tengo muchísimo cariño a la gente y al equipo porque con ellos me establecí cuando vivía antes aquí, recuerdo que no había mucho dinero para el equipo pero ellos me daban comida, como pescado, camarones, y varias cosas que me servían en mi día a día”, comentó.

El nuevo guardabosques de las fieras ahora está retribuyendo ese gesto al donar más de una tonelada de carne de cerdo a las familias de sus ex compañeros y decenas de personas del puerto El Cuyo, Yucatán. Adicionalmente les ha entregado dinero en efectivo, del cual la mitad logró recaudar al subastar entre fanáticos sus jerseys y artículos personales.

“Es un placer apoyar a aquellos que me ayudaron en mi comienzo en México y en momentos difíciles; qué mejor manera ahora en este momento de crisis que retribuir esta ayuda, muchos de ellos estuvieron en mi boda y los considero parte de mi familia”, dijo Drake, de 30 años de edad, quien continúa preparándose a la par del resto de sus compañeros melenudos, ejercitándose desde casa y teniendo sesiones permanentes de videoconferencias con el cuerpo técnico para mantenerse en buenas condiciones físicas para cuando arranque el play ball de la Liga Mexicana de Beisbol.

***