¡Vamos Carlos…!

Staff/GC
Posted on enero 11, 2020, 10:08 pm

El medallista olímpico mexicano Carlos Girón se encuentra hospitalizado a consecuencia de una neumonía que tiene al exclavadista en estado grave, pero estable.

La familia del atleta confirmó a este medio que Girón de 65 años de edad, se encuentra en el Centro Médico de la Raza desde finales de año, a donde llegó el pasado 20 de diciembre con un cuadro de neumonía, pero que se complicó por una bacteria que le ocasionó una infección grave. Aunque fuentes del nosocomio han difundido que se agravó por un aneurisma, ninguna autoridad médica del Instituto Mexicano del Seguro Social ha querido confirmar su diagnóstico.

Girón, quien fuera medalla de plata en el trampolín de 3 metros de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, se había entregado al activismo político, pues en 2018 se convirtió en candidato del PRI a la Alcaldía de Benito Juárez. Pese a no haber ganado, el deportista obtuvo una votación histórica para el partido que lo postuló en esa demarcación, y debido a ello, se dedicó a trabajar en favor de sus vecinos.

Para Carlos Girón, la corrupción que rodea al negocio inmobiliario en esta Alcaldía, y el cacicazgo que han impuesto los panistas en la demarcación, son de los principales problemas que aquejan a los ciudadanos, motivo por el cual decidió contender por esa posición política.

Carlos Girón Gutiérrez, nació en Mexicali, Baja California, el 3 de noviembre de 1954. Su vida como deportista comenzó en Acapulco en 1964, cuando junto con otros chiquillos les ofrecía a los turistas que llegaban a la zona “La quebrada” una moneda a cambio de verlo saltar.

Había que llegar primero; alcanzar la moneda que ganaba fondo…Carlos Girón era uno de ellos. Tenía apenas 10 años de edad. Allí, en el bello puerto del Pacífico, aprendió a nadar.

“Tragué cantidades industriales de agua salada, me hundí cientos de veces en el bravío oleaje del puerto, pero lo hice: aprendí a nadar. Porque sólo así podía estar con mis amigos, de vagos, cuando salíamos de la escuela. Pero nadar no me atraía; lo que más me gustaba era tirarme del trampolín, de las rocas, del malecón…Porque lanzarte de clavado es como volar, y el encuentro con la masa sólida, y la sumersión… Todo eso es indescriptible. Yo me lanzaba muy bien.

«Desde entonces sentí una fascinación especial por ir de cabeza, el cuerpo en libertad, al encuentro con el agua”, dijo el deportista en una entrevista para el Comité Olímpico Mexicano, del cual es miembro actual».

Después de su formación educativa que lo llevó a ser odontologo, se entregó a entrenamientos muy fuertes y exhaustivos en la Unidad Deportiva Morelos del IMSS, comenzó a destacar en la natación y clavados por lo que fue incluido en el equipo nacional olímpico.

Compitió en cuatro Juegos Olímpicos consecutivos a partir de Múnich 1972 en donde obtuvo el noveno lugar en trampolín de 3 metros y octavo en plataforma de 10 metros. En los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 obtuvo la misma posición en la plataforma y en el trampolín quedó en el séptimo lugar.

En los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 Carlos obtuvo la medalla de plata en el trampolín de 3 metros y el cuarto lugar en la plataforma de 10 metros y en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 obtuvo el duodécimo lugar, siendo estos sus últimos Juegos Olímpicos.

La polémica plata, por un oro

Tras una actuación mediana en los saltos reglamentarios de la competencia de plataforma de 3 metros,  Carlos Girón alcanzó la mayor puntuación de su vida en las ejecuciones libres el 23 de julio de 1980. Fue el único competidor con dos nueves de calificación, por lo que la lucha por el oro con el ruso Aleksandr Portnov fue encarnizada.

Aunque el soviético cayó de espalda en su octava ejecución, un juez sueco de apellido Hollander se sacó de la manga la regla D-30 y pidió se repitiera el clavado por una desconcentración ocasionada por el público. Portnov no desaprovechó y superó al mexicano en la puntuación final con 905.025 unidades contra 892.140. Una de las grandes injusticias en la historia de los Juegos Olímpicos.

Campeonatos y otras competencias por el mundo

Carlos Girón asistió a mundiales como el de Cali, Colombia donde fue el tercer lugar en la plataforma de 10 metros, y fue considerado uno de los clavadistas más consistentes de su tiempo, después de los Juegos Olímpicos de Moscú, donde Estados Unidos hizo el boicot al no asistir.

Girón se quedó con las ganas de demostrar que era el mejor deportista de su tiempo, y al año siguiente se efectuó en la Ciudad de México el Campeonato del Mundo Fina Cup 1981, donde, con la participación de todos los países que no fueron a Moscú, Girón quedó en el primer lugar, por arriba del estadounidense Greg Louganis y del chino Lee Hong Pin, consolidándose como el mejor clavadista del mundo de la época.

En los Juegos Panamericanos realizados en la Ciudad de México 1975, Carlos Girón obtuvo medallas de oro y bronce en la plataforma de 10 metros y trampolín de 3 metros respectivamente. En San Juan 1979, Puerto Rico, Carlos ganó las medallas de plata y bronce en plataforma de 10 metros y trampolín de 3 metros respectivamente.

De manera irresponsable, la CONADE, una institución oficial, se adelantó al anuncio de la muerte del deportista, pero minutos después fue desmentida.

Su última aparición pública fue durante una Asamblea del Comité Olímpico Mexicano el pasado18 de diciembre, a donde se le vió llegar enfermo. Dos días después se internó en el Hospital de La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social, en donde permanece hospitalizado y se le reporta grave.

Aunque su familia confirma que ha sido desconectado de un respirador artificial, el pronóstico es reservado, pues en caso de que reporte mejoría, tendría que ser sometido a una cirugía.

Un recuerdo muy sensible

Durante una entrevista con el Canal 11 de Televisión, para el programa «Leyendas del Deporte, Carlos Girón, pidió que cuando muera, sus restos se esparzan en las playas de Acapulco, igual que lo hizo él con su madre, pues era su última voluntad. “Que mejor forma de abrazarme de mi madre, que a través de las olas”

!Vamos campeón, hacemos oración por que te recuperes pronto!