«Venados» por la remontada

Staff/GC
Posted on enero 24, 2020, 1:36 pm

Tras una semifinal de siete juegos por bando, los Tomateros de Culiacán y los Venados de Mazatlán consiguieron llegar a la final de la Liga Mexicana del pacífico, dejando en el camino a los Cañeros de los Mochis y a los superlíderes de la temporada, los Yaquis de Ciudad Obregón, respectivamente.

Ésta es la tercera vez que ambos equipos se enfrentan por el banderín del título de la liga invernal 2019-2020. Antes se enfrentaron en la temporada 95-96 y 2001-2002, ganadas ambas por Tomateros.

Mazatlán busca su campeonato 10 mientras que Culiacán el 12. El triunfador, será la escuadra que represente a México en la Serie del Caribe 2020 que se celebrará en San Juan de Puerto Rico a partir del 1 y hasta el siete de febrero próximos.

El que toca primero, lo hace dos veces

Tomateros lograron imponerse a la novena mazatleca en los dos primeros juegos, de siete. El equipo comandado por Benjamín Hill, sacó la artillería de alto calibre el pasado miércoles en el inicio de la serie, para doblegar a base de cañonazos a los Venados con pizarra de 6-2.

Gran ambiente se vivió en el arranque de la serie por el título de la LMP en la casa de la “Nación Guinda”, que mostró un lleno total en su graderío.

Los Venados fueron los que abrieron el marcador en el mismo primer rollo, cuando Edson García abrió el encuentro con doblete, luego avanzó a la antesala con toque de sacrificio de Jorge Flores, para después anotar con elevado de Carlos Muñoz, y así colocar las cifras en 1-0.

En la segunda tanda, los guindas respondieron para empatar la pizarra a 1-1, primero, Efrén Navarro dio doblete, éste se movió a la tercera almohadilla con toque de Antonio Lamas, anotando enseguida impulsado con otro doble, ahora conectado por Román Alí Solís.

Culiacán tomó ventaja en la tercera entrada, gracias a un cuadrangular solitario de Joey Meneses, para que los locales se fueran adelante por 2-1.

Los Tomateros cargaron la balanza a su favor en el quinto capítulo, con un rally de cuatro anotaciones, todas producidas a base de bambinazos.

El primer vuela cercas para abrir el episodio fue a cargo de Ramiro Peña, luego Joey Meneses recibió pasaporte, continuando Dariel Álvarez con jonrón, y espalda con espalda, Efrén Navarro repitió la dosis del cuadrangular, colocando los cartones en 6-1.

Mazatlán descontó una “rayita” en el octavo inning, la cual surgió con doblete de Jorge Flores, éste se movió a la antesala con rodado de Carlos Muñoz, anotando después con sencillo de Issmael Salas, para dejar las cifras definitivas por 6-2.

Juan José Pacho, manager de Venados, reconoció que las cosas no salieron como esperaba, luego del primer descalabro.

«Es el primer juego y estamos tranquilos porque todavía falta camino por recorrer. Sabemos que esto es muy difícil pero queremos irnos de Culiacán con una victoria, debemos de irnos con un triunfo. Cada día es diferente y esperamos podamos tomar ventaja».

El manejador describió en una sola frase lo que sucedió en el Juego 1: «fue un duelo de un solo lado. Culiacán despertó con su bateo largo y no tuvimos a un Irwin Delgado con esa efectividad que buscábamos y también dejamos pasar oportunidades, como en la segunda entrada». Para el inicio de la Serie Final, los Venados tuvieron que enfrentar tres detalles, su cañero Anthony Giansanti no pudo jugar por un problema estomacal, su abridor no lució fino y su bullpen no estaba al cien.

El pasado jueves, el segundo juego de la serie fue un duelo de estira y afloja, los Tomateros de Culiacán se impusieron en un peleado encuentro a los Venados de Mazatlán con pizarra de 4-3.

Los guindas abrieron el marcador en el segundo rollo, gracias a un bambinazo solitario de Joey Meneses, su segundo en la serie final, para poner al frente a los locales por 1-0.

Mazatlán respondió y emparejó las cifras a 1-1 en la tercera tanda, primero, Walter Ibarra dio sencillo, éste se movió a la intermedia con rodado de Jorge Flores, anotando con un error del tercera base Antonio Lamas a batazo de Edson García.

En el cuarto capítulo, los Venados tomaron la ventaja, cuando Issmael Salas dio doblete para anotar enseguida con otro doble, éste conectado por Chris Roberson, con el cual las cifras se colocaron a favor de los porteños por 2-1.

Los Tomateros colocaron el juego de nuevo en la balanza en el cierre del mismo cuarto episodio. Joey Meneses inicio el turno con sencillo, luego se movió a la antesala con doblete de Efrén Navarro, para después pisar la goma con hit conectado por Antonio Lamas, empatando los cartones en 2-2.

Culiacán recuperó la ventaja en la quinta entrada, gracias a la velocidad de Rico Noel, quien inició la tanda con sencillo, éste provocó el error del lanzador Mitch Lively en un mal revire a la inicial, con el cual Noel se movió a la intermedia, avanzando a la tercera base con toque de Ramiro Peña, y después timbró la registradora con elevado de sacrificio de Sebastián Elizalde, moviendo las cifras a 3-2.

La escuadra comandada por JJ Pacho, respondieron, ahora en el séptimo capítulo, con un jonrón solitario de Sebastián Valle, con el cual el marcador se emparejó en 3-3.

En el cierre de la séptima entrada, los Tomateros tomaron la ventaja por tercera ocasión en el encuentro, ahora de forma definitiva.

Todo empezó con doblete de Ramiro Peña, quien, desde la intermedia, se descolgó al pentágono impulsado con imparable de Sebastián Elizalde, y así Culiacán dejó las cifras por 4-3.

Zack Dodson, abridor de Tomateros, dejó el juego sin decisión después de lanzar por tres episodios y un tercio, en los que recibió cuatro imparables para dos anotaciones, de las cuales una fue sucia, no regaló pasaporte y a cambio recetó dos ponches.

Luego vinieron al relevo por Culiacán Aldo Montes, Carlos Vázquez, Juan Noriega, Sasagi Sánchez, Derrick Loop, el ganador Ryan Kelly (1-0), Daniel Duarte y cerró Alberto Baldonado, quien se apuntó el salvamento.

Por Venados inició Mitch Lively (0-1), quien cargó con el revés al trabajar seis entradas y dos tercios, admitiendo nueve hits y cuatro carreras a su cuenta, sin otorgar base por bolas, entre tanto, retiró a cuatro oponentes por la vía del “chocolate”.

Después relevaron para Mazatán Román Peña Zonta y Daniel Guerrero.

La Serie Final de la LMP tendrá una pausa este viernes, para trasladar la serie al estadio Teodoro Mariscal, casa de los Venados de Mazatlán, donde el próximo sábado se reanuda la actividad con el tercer duelo por el campeonato.

Mazatlán enviará al montículo a Juan Pablo Oramas, mientras que Anthony Vázquez abrirá por Culiacán el encuentro, mismo que inicia a las 18:00 horas, tiempo local

Así estará la Serie del Caribe 2020,