Adolescentes doblan a la UNAM y gobierno de CDMX

Staff/GC
Posted on enero 06, 2020, 6:00 pm

Padres de familia que intentaron recuperar las instalaciones de la Preparatoria número 9 de la UNAM se confrontaron verbalmente con un grupo de sujetos que mantienen tomado ese plantel desde hace 51 días para exigir se liberen las instalaciones escolares, las cuales muestran ya daños severos al patrimonio universitario.

Desesperados por temor a que se pierda el año escolar para sus hijos, particularmente los que están por egresar este año para la Universidad, los padres de familia intentaron acceder por diversos medios a la escuela, pero fueron contenidos por los ocupantes que les negaron el paso, motivo por el cual decidieron bloquear carriles laterales de la avenida Insurgentes a la altura de Lindavista.

El bloqueo de los padres duró cerca de cinco horas sin acuerdo para terminar con el paro.

La toma de la Prepa 9 por parte de un grupo de sujetos que se dicen ser grupos feministas, se inició en noviembre pasado como rechazo a la violencia de género, corrupción e inseguridad que existe en el plantel por lo que exigen destituciones y cambios en la administración.

La UNAM informó que este lunes tampoco reiniciarán actividades la Prepa 7 y la Facultad de Filosofía y Letras ante los escenarios de violencia contra las mujeres.

Daños graves al plantel

En redes circularon fotografías de las instalaciones de la Prepa 9 que suma 51 días tomado, en las que se observan paredes con pintas feministas y una escultura en forma de tótem partida en dos, la cual se ha ocupado como basurero.

Sin embargo, por las mismas redes, los grupos de feministas que mantienen tomadas las instalaciones de esta preparatoria, se deslindaron de los destrozos.

La colectiva feminista de P9 se deslinda completamente de cualquier destrozo material dentro de la prepa, apuntó un comunicado del colectivo Voces Sonoras emitido esta tarde.

Los feministas argumentaron en redes sociales, que acabaron con el Totem, por considerarlo un elemento machista que imponía la sumisión del género femenino.

«Las compañeras organizadas utilizamos este tiempo para denunciar casos de violencia machista dentro de las instalaciones perpetuada por compañeros y maestros haciendo hincapié en la negligencia de parte de las autoridades, al momento de resolverlos, además de la toma de un salón (H-1) con el fin de crear una espacia separatista y segura.

Los de Prepa 9 andan en paro indefinido y en eso que rompen el _tótem_ por ser el símbolo de su opresión como estudiantes  lo que permitió que se aventaran esta jocosa imagen:

Los participantes refirieron que como colectivo seguirán exigiendo que sus demandas contra la violencia de género sean cumplidas y solicitaron que no se tomen represalias en contra de alumnas, además de que se respete el espacio creado por ellas en el edificio H-1.

En tanto, autoridades de la preparatoria 9 han asegurado que han tratado de abrir diálogo con las paristas, pero hasta la fecha no lo han conseguido.

A decir de los paristas, las autoridades universitarias se habían comprometido a remover al personal académico y administrativo acusado de los delitos de acoso y violencia de género, pero hasta la fecha no han cumplido con su palabra.

En tanto, en la avenida de los Insurgentes, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del sector tránsito realizaron cortes a la circulación al tiempo que personal de la Secretaría de Gobierno convenció a los padres de levantar su bloqueo, luego de 5 horas de negociación.

La UNAM informó finalmente a través de sus redes sociales, que seguirá intentando un diálogo con los encapuchados que han destruido el plantel y han ocasionado que el año escolar se complique para los estudiantes.