Aplicaciones de taxi serán reguladas

Staff/GC
Posted on marzo 30, 2019, 6:11 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

Esta semana, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que comenzará la regulación gradual de todas las aplicaciones de servicio de taxi particular para equipararlas con el servicio de taxi concesionado que se ofrece en la capital.

Lo anterior, luego de que la semana pasada, concesionarios del servicio de taxi encabezaron una manifestación en el Zócalo capitalino para demandar mejores condiciones de trabajo y competencia justa con estas aplicaciones.

Los taxistas de la Ciudad de México exigieron al Gobierno capitalino regular a las empresas de taxi que ofrecen estos servicios.

Según ellos, éstas están fuera de la ley; no se someten a una concesión, no cuentan con permisos, tarjetones, ni se les exige aplicarse exámenes toxicológicos.

En conferencia de prensa en el Zócalo capitalino, el presidente del Movimiento Nacional Taxistas Ciudad de México y de la Organización ATR, Ignacio Rodríguez, advirtió que, de no encontrar una respuesta, el gremio reconsiderará su forma de manifestarse.

“Iniciaremos ya las movilizaciones la próxima semana, ya no serán actos cívicos como ruedas de prensa, sino serán movilizaciones y los taxistas aquí presentes representamos a 25 mil taxistas organizados en el sector de taxi de la Ciudad de México”, amagó.

Ante ello, la mandataria ofreció el pasado martes una conferencia de prensa en donde coincidió que diversas aplicaciones operan unidades en rutas de transporte concesionado.

Sin embargo, dichos transportistas tradicionales que cambiaron de giro, se vieron beneficiados en los últimos 15 días de la pasada administración, tras recibir permisos que están fuera de la ley.

“Están saliendo otras aplicaciones telefónicas que quieren trabajar en la ciudad, aunque en algunos casos quiero decir que son transportistas tradicionales disfrazados de aplicaciones telefónicas (…) hay algunos casos donde tenían permisos, son de los camiones blanco con morado, de algunos concesionarios de la ciudad, que ahora traen aplicaciones telefónicas.

Sheinbaum, atendió de esa manera el conflicto suscitado también entre transportistas de la aplicación Jetty que ofrecían el servicio ejecutivo de transporte, principalmente hacia la zona de Santa Fe.

La semana pasada, taxistas agredieron a operadores de camiones de la aplicación Jetty, que mostraban la cromática de transporte concesionado, pero con los logos de la aplicación. Los concesionarios bloquearon la ruta y amenazaron a los conductores de Jetty para impedir ofrecer el servicio, lo cual derivó en la cancelación del mismo.

Los usuarios de esta aplicación reaccionaron a través de las redes sociales y exigieron al Gobierno de la Ciudad garantizar este servicio alegando que la ruta del transporte público era insegura y ofrecía mal servicio.

“Se está revisando todo eso y vamos a regularizar y a normalizar con el programa que tenemos de regularización de transporte concesionado”, dijo Sheinbaum.

La jefa de Gobierno, reconoció que hay camiones y vagonetas de plataformas digitales como Jetty, que están cubren parte de las rutas de empresas concesionadas (SVBUS).

La ley sólo contempla el servicio vía apps para el transporte individual de personas, pero no de manera colectiva. Los transportistas tradicionales, dijo, cambiaron de giro y se vieron beneficiados en los últimos 15 días de la pasada administración con permisos fuera de la ley.

El servicio se tenía que ofertar como destino a través de cinco corredores sin paradas intermedias desde Acoxpa–Santa Fe (23 km.); Acoxpa–Toreo (31 km.); Acoxpa–Auditorio (26 km.); Toreo–Auditorio (6 km.) y Toreo–Santa Fe (15 km.).

Sin embargo, ahora hacen paradas cada kilómetro, pues tienen servicio vía aplicaciones.

Jetty y SVBus prestan servicio con vagonetas que trasladan a usuarios de Periférico (San Jerónimo) y del Auditorio a Santa Fe, utilizando vías de acceso controlado como la Super Vía Poniente.

En los últimos 15 días de la anterior administración, la de José Ramón Amieva, la Secretaría de Movilidad otorgó permisos para camiones concesionados disfrazados de aplicaciones móviles (operaban como un servicio de Uber o Cabify).

Sheinbaum, concluyó que las primeras aplicaciones que comenzarán a regularse serán las que tengan mayor demanda y lo harán como se hizo con Uber y Cabify en la pasada administración y que próximamente se conocerán los requisitos que deberán cubrir para seguir cubriendo el servicio.

Suspenden servicio de renovación de licencia y tarjeta de circulación.

Como parte de las mejoras planteadas en las áreas de Atención Ciudadana de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) para los próximos meses, el servicio de expedición de licencias y tarjetas de circulación se suspenderá del 28 de marzo al 3 de abril del presente año.

Esta acción de mantenimiento no repercutirá en los trámites relacionados con la tenencia, ni será motivo de sanciones por circular con documentos sin vigencia durante el periodo de mantenimiento señalado.

Para las personas que se encuentren realizando el trámite de tenencia y requieran renovar su tarjeta de circulación y/o verificar su automóvil: Presentar la línea de captura pagada (hasta el 1º de abril) será suficiente para cubrir el requisito.

Para las personas que cuenten con una licencia de conducir vencida: Durante el periodo señalado, el personal en campo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (oficiales de la Subsecretaría de Tránsito) no sancionará a las y los conductores con licencia de la Ciudad de México que se encuentren en esta situación durante el período señalado.

Los trámites en los que no estén involucrados estos documentos podrán realizarse de manera normal en los Centros de Atención Ciudadana.

La SEMOVI reconoce las afectaciones que estas acciones generan y ofrece una disculpa por los inconvenientes generados a la ciudadanía. Agradecemos la comprensión de las y los usuarios de nuestros servicios. Estas medidas son indispensables para la mejora integral de los protocolos y procedimientos de atención.

 

 

Leave a Reply

  • (not be published)