Con el enemigo en casa

Staff/GC
Posted on junio 01, 2019, 6:35 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 10 mins

La semana que concluye abrió la página de un nuevo capítulo de la Cuarta Transformación: la de la cacería anti corrupción que ha dejado atrás el discurso del “punto final” y la venganza.

El pasado martes fue detenido en Palma de Mallorca, España, el dueño de Altos Hornos de México Alonso Ancira, acusado de haber vendido a Petróleos Mexicanos en tiempos de Emilio Lozoya Austin una fertilizadora a sobre precio, ocasionando un daño financiero enorme a Pemex.

El Fiscal General de la República Alejandro Gertz, lamentó que una filtración de la investigación del caso, haya permitido a Emilio Lozoya ampararse.

La investigación sobre esta compra fraudulenta avanzó de manera paralela al caso Odebrecht, que el ex fiscal electoral Santiago Nieto había documentado para demostrar que Petróleos Mexicanos -o más bien, sus directivos- cobraron sobornos a cambio de contratos millonarios para la petrolera brasileña.

Esa investigación apuntaba hacia Lozoya y Ancira, principalmente, pero durante la administración de Enrique Péña Nieto el entonces director de Pemex fue el protegido del sistema que lo hizo librar todas las investigaciones en su contra. Lo fue, a tal nivel, que por investigar a Lozoya, Santiago Nieto se vio obligado a presentar su renuncia.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda encabezó la investigación.

Andrés Manuel López Obrador sabía que si en algún momento necesitaba recuperar confianza hacia su administración, debía demostrar que su gobierno acabaría con toda la corrupción de la administración pasada.

Por eso, Santiago Nieto fue colocado al frente de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda para concluir con la investigación que su ex jefe, Enrique Peña Nieto le ordenó parar.

En coordinación con la Fiscalía General de la República, encabezada por Alejandro Gertz Manero, Nieto blindó su indagatoria. Cerró el paso a cualquier filtración, pero algo sucedió, algo pasó, pues cuando tenían ubicados a Lozoya y Ancira, sólo éste último pudo ser capturado por la Interpol.

¿Qué pasó?

El día de la aprehensión de Ancira, minutos después de haberse ejecutado la petición judicial la agencia Notimex difundió en un twitter: “Confirman fuentes de la @FGRMéxico a Notimex, que un juez federal giró órdenes de aprehensión en contra del ex director de Pemex Emilio Lozoya y un directivo de AHMSA”.

Entrevistado por un noticiero de radio, el abogado de Lozoya, Javier Coello Trejo confirmó que el mismo martes -tras haber leído el twitter de la agencia informativa oficial del Estado mexicano- promovió un amparo para saber si existía o no una orden de aprehensión en contra de su cliente, lo cual le dio tiempo a Lozoya para evadirse.

Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya.

El abogado Javier Coello indicó que el objetivo de la nueva demanda de amparo es tratar de confirmar si, en efecto, existe una orden de aprehensión en contra del exdirector de Pemex, ya que hasta el momento no se les ha notificado oficialmente de ese hecho, como tampoco se les notificó del congelamiento de las cuentas que ayer anunció la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda.

Junto con Lozoya, su esposa y su hermana lograron también que jueces federales de amparo dictaran la suspensión provisional de posibles órdenes de aprehensión giradas en su contra, por presuntas triangulaciones y operaciones con recursos de origen ilícito.

Originario de Chihuahua, Emilio Lozoya Austin es licenciado en Economía por el ITAM y licenciado en Derecho por la UNAM. Tiene una maestría en Harvard y milita en el PRI. Es hijo de Emilio Lozoya Thalmann, el secretario de Energía en tiempos de Salinas de Gortari y es nieto de Jesús Lozoya, gobernador tricolor en el estado más grande del país.

¿Y Odebrecht qué tiene que ver?

Odebrecht es una empresa brasileña dedicada a la ingeniería, construcción y petroquímica que está acusada en América Latina de repartir dinero para conseguir contratos millonarios. El diario O’Globo reportó que la empresa brasileña repartió cerca de 10 millones de dólares en México.

Específicamente con el caso de Lozoya, la clásica estrategia de ‘seguir el dinero’ llevó a un importante descubrimiento: unas transferencias de 3 millones de dólares a una cuenta bancaria en Suiza a la que Lozoya tenía acceso. De acuerdo con las investigaciones, con ese dinero se compró una casa en Las Lomas de la CDMX .

La poca información que las autoridades mexicanas habían hecho pública indica que la orden de aprehensión contra Emilio Lozoya está enfocada a las extrañas compras que hizo Pemex a través de su filial de fertilizantes.

Alonso Ancira (esposado) fue puesto en prisión preventiva en España, por 40 días, en lo que se resuelve su extradición.

En 2014, Pemex compró Agro Nitrogenados, una planta en pésimas condiciones que llevaba 14 años inoperante a Alonso Ancira Elizondo, empresario y dueño de AHMSA.  La operación fue por 275 millones de dólares que fueron depositados a la cuenta de Altos Hornos de México. Una investigación de Quinto Elemento Lab descubrió que AHMSA depositó 3.7 millones de dólares a una cuenta de Odebrecht en Escocia.

 

El 22 de mayo de este año, la Secretaría de la Función Pública sancionó —con inhabilitación— a dos altos mandos de Pemex del sexenio de Enrique Peña Nieto. El 27 de mayo, la Unidad de Inteligencia Financiera envió un oficio a todas las instituciones del sistema financiero para que le congelaran todas las cuentas a Lozoya y a su hermana.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó cualquier motivación política. Foto: Gobierno de México.

Hasta el momento, la Fiscalía General de la República ha cateado los domicilios de Lozoya, el de sus padres y el de su hermana para tratar de detenerlo, pero no ha sido posible.

En varias entrevistas, su abogado Javier Coello ha dicho que su cliente se encuentra en México, sin precisar dónde; aunque la FGR consiguió ya la ficha roja de la Interpol para que Lozoya sea buscado en el extranjero.

En tanto, en España, Ancira compareció ante las autoridades judiciales de aquel país, para atender la demanda de extradición del gobierno mexicano. Tras llegar esposado a la cárcel de Mallorca, el dueño de AHMSA reiteró que impugnó a través de su defensa la solicitud de extradición, en tanto sus abogados revisan el pliego de consignación para decidir una estrategia para su defensa.

Sobre todo este proceso, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado que la detención de Ancira y la orden de aprehensión contra Lozoya, son parte de un proceso que se inició durante la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que descartó cualquier motivación política.

El primer mandatario, ordenó descongelar los activos financieros de AHMSA, ante la protesta de los trabajadores de la siderúrgica que, mediante marchas, el pasado viernes expresaron su preocupación por verse afectados por la indagatoria.

Leave a Reply

  • (not be published)